16 °C
Reino Unido

Theresa May tiene el camino libre para activar el Brexit este mes

|

Finalmente, el Parlamento le dio luz verde a la primera ministra para activar el artículo 50 del Tratado de Lisboa. Con la firma de la reina Isabel II, el documento será la ley que dará inicio a la salida de la Unión Europea 



Arelys Goncalves

El proceso de la salida del Reino Unido de la Unión Europea puede iniciarse a finales de este mes sin mayores complicaciones luego de que el Parlamento diera su respaldo al proyecto de ley del Brexit. Las Cámaras de los Comunes y los Lores le dieron el visto bueno al documento original y con la firma de la Reina Isabel II, este martes, el documento se convierte en ley, listo para el inicio de las negociaciones con el bloque europeo. Este paso podía haberse dado incluso esta misma semana aunque ya la primera ministra, Theresa May, indicó que el artículo 50 no se activará tan pronto.


Durante su visita al Parlamento, aseguró que el "big moment" está reservado para finales de marzo.


Pese a que en la anterior votación la Cámara alta había propuesto una enmienda en el proyecto para proteger los derechos de los ciudadanos europeos residentes en el Reino Unido, los Comunes no respaldaron la propuesta y, con una votación de 274 a favor y 135 en contra, aprobaron el texto tal como había sido presentado por el Gobierno inicialmente y lo pasaron a los Lores para su votación.


Al final de la jornada de este lunes, los parlamentarios decidieron ceder a sus peticiones y, con 274 votos a favor y 118 en contra, optaron por dejar el camino libre para que se dé inicio a la renuncia de la membrecía de la UE. Entre otros aspectos, el texto legal establece que el Poder Legislativo no tiene capacidad de veto sobre la negociación que el Gobierno establezca para llevar a cabo la salida.


El ministro para la gestión del Brexit, David Davis, se mostró satisfecho por la aprobación y aseguró que el país iniciará una de las negociaciones más importantes de los últimos tiempos y espera que, al final del proceso, se alcancen resultados favorables a los intereses del Reino Unido.


Entre otros aspectos, el texto legal establece que el Poder Legislativo no tiene capacidad de veto sobre la negociación que el Gobierno establezca para llevar a cabo la salida.



Horas antes a la aprobación, la primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, anunció que solicitará al Poder Legislativo la aprobación de un segundo referendo de independencia para separarse del Reino Unido antes de que se materialice la salida. Sturgeon ha manifestado su rechazo al Brexit en varias ocasiones y espera contar con el respaldo del Parlamento para llevar adelante la nueva consulta. En respuesta, la ministra May dijo que la poca visión del Partido Nacional escocés era deplorable y que lo que logrará Sturgeon con la propuesta es crear más incertidumbre y división. Indicó que la mayoría de los escoceses no quieren un segundo referendo y sugirió que la líder no debería jugar con el futuro del país y, por el contrario, debería centrarse en ofrecer buenos servicios públicos a los escoceses.


May anunciará la activación del Brexit en el Parlamento

La primera Ministra, Theresa May, anunció este martes que regresará a la sede del Parlamento británico antes de que finalice el mes de marzo para comenzar con la activación del proceso que llevará al Reino Unido a quedar fuera del bloque europeo.


May dijo que se trata de un momento decisivo para todo el Reino Unido, incluyendo Escocia. A su juicio, el Brexit será una oportunidad para fijar las nuevas relaciones con Europa, retomar el control en materia de migración e impulsar la economía. En cuanto a los residentes europeos, espera poder garantizar sus derechos, pero, al mismo tiempo, destacó que debe velar también por los derechos de los nacionales británicos radicados en los países del bloque.


¿Qué viene ahora?

Luego del respaldo parlamentario, Theresa May puede invocar el artículo 50 del Tratado de Lisboa y comunicar de manera oficial a Bruselas la voluntad del Reino Unido de salirse del bloque. El artículo 50 constituye una sección del tratado firmado por todos los miembros de la Unión como un plan para los países que quieran salirse de la UE. Tal como lo indica el artículo, una vez que se notifique oficialmente al Consejo Europeo, se deben iniciar las negociaciones que tienen como periodo límite dos años. El país que ha decido dejar la Unión Europea no participará en las discusiones internas de la Unión relacionadas con las condiciones de la salida.


Un grupo de manifestantes se concentraron a las afueras del Parlamento británico para rechazar la aprobación del proyecto de ley. Muchos señalaron que Theresa May está obligando a los parlamentarios para que le firmen un "cheque en blanco" para llevar a cabo el Brexit 


De accionarse el artículo a finales de marzo, en abril el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, deberá llamar a una reunión con los líderes de los países miembros, a excepción del Reino Unido, para fijar las directrices del proceso y dar comienzo a las negociaciones. Se estima que en octubre, el Gobierno británico presente la legislación para su retirada y, un año después, en otoño del 2018, se darán por terminadas las negociaciones.


Será a partir de ese momento y hasta marzo del 2019 que el Parlamento británico, el Consejo Europeo y el Parlamento de la UE realicen la votación del nuevo acuerdo. Se estima que para el final de ese proceso, se realizará la salida oficial y completa del Reino Unido, cumpliendo así con la voluntad popular expresada en el referendo de junio pasado.