16 °C
Cultura

La tortuga de Mayorga ovacionada en Londres

|


Arelys Goncalves

Se trata de una de las piezas teatrales en español más impactantes y conmovedoras presentadas en Londres en los últimos años. Bajo el título “La tortuga de Darwin”, el reptil que el naturalista británico trajo al Reino Unido desde las Islas Galápagos cobra vida bajo la pluma del dramaturgo español Juan Mayorga y de la mano de la Spanish Theatre Company.


De una manera magistral, los actores de esta obra presentan un recorrido por los capítulos más resaltantes de la historia del mundo en los últimos 200 años, sin perder de vista dos de sus mayores constantes, la opresión y la crueldad.


Desde la pequeña sala del Cervantes Theatre, en Union Street, la travesía de Harriet, una anciana tortuga, ha logrado ganar grandes ovaciones por la originalidad de su recreación, la fuerza de su mensaje y la acertada dirección. El profesionalismo del elenco que participa en “La Tortuga de Darwin” ha convertido esta obra en una de las más estremecedoras puestas en escena en español a las que ha tenido acceso el público londinense.


El éxito de esta pieza que llega a su última semana, está no solo en la riqueza histórica que representa, sino en la profundidad de sus diálogos que tocan las entrañas del espectador quién revive, entre el sufrimiento y las aventuras de una tortuga que ha mutado en mujer, las mayores tragedias del mundo en los últimos dos siglos. La actriz venezolana, Gledys Ibarra, ha tenido la responsabilidad de encarnar a Harriet, el personaje principal de la obra. En la pieza también destaca el trabajo actoral de Lara Grube, Álvaro Ramos y Jaime Menéndez, todos ellos bajo la acuciosa dirección de Paula Paz, quien ha conducido esta pieza junto a los elencos de la versión en inglés y en español.


Mayorga: una obra que emociona e interpela al espectador

Es la primera vez que “La tortuga de Darwin” llega a las salas británicas desde su creación en el 2008 y lo ha hecho por todo lo alto con la presencia de su creador, el dramaturgo español, Juan Mayorga, quien asistió a una de las presentaciones y conversó con el público sobre esta puesta en escena que culmina su temporada este 18 de marzo. Como un espectador más en la sala del Cervantes Theatre, Mayorga se conmovió, se sorprendió y rio como el resto del público, maravillado por presenciar su obra en un espacio al que nunca antes había llegado.


Licenciado en filosofía y matemáticas, su agudo estilo lo ha convertido en el autor español más traducido y representadoen todo el mundo. Durante su visita a Londres, el premiado escritor y dramaturgo mostró su emoción por ver su obra en la capital británica. Destacó el trabajo del equipo dirigido por Paula Paz y aplaudió el éxito que ha logrado todo el elenco: “ella ha custodiado el alma de la pieza y la ha llevado a lugares imprevistos por mí y estos estupendos actores han sido capaces de encontrar, en cada uno de esos personajes, luces y heridas que yo apenas había intuido”, dijo a los asistentes.



En cuanto al tema de la obra que involucra un recorrido por varios eventos de la historia de la humanidad, Mayorga comentó que la referencia a ellos en el texto no es una visión pesimista de la vida. “No se trata de entristecer al espectador, sino recordar momentos graves en los que lo que se ha impuesto es la dominación del otro, la pérdida del rostro humano y creo que ese acto de rememoración tal vez puede llevar al espectador a pensar en su propio tiempo, es lo que buscaba, elegir determinados momentos que pudiesen interpelar al espectador”, justificó Mayorga.


Por su parte, la directora Paula Paz habló de su trabajo frente al desafío de reflejar el concepto de tragicomedia de la obra y llevar a la audiencia por ese paso entre el presente y el pasado. “El texto es un viaje que lleva al espectador a esos momentos de comedia tan tiernos y, de repente, te lleva hasta los abismos más profundos -explicó la directora teatral y agregó- Para mí eso estaba muy claro, era un cambio constante entre la comedia y el drama”. Paz ha logrado conectar acertadamente a los actores tanto del elenco destinado al público inglés como al español en esa dualidad que caracteriza la obra.


Esos cambios fueron también parte de los retos que debió asumir la actriz principal de la versión en español, Gledys Ibarra, quien ha logrado impactar a la audiencia con su actuación. El propio Mayorga destacó el trabajo de Ibarra al afirmar que ella había logrado ganarse el corazón del espectador. “Este es un personaje imposible, estamos hablando de una tortuga de 200 años que ha evolucionado en mujer a golpes de historia. Sin embargo, Gledys ha conseguido establecer un pacto con el espectador y yo percibí emoción y esa emoción es milagrosa”, indicó.


Al respecto, la actriz expresó su admiración por la pieza y por su personaje. Dijo haberse sentido maravillada desde el principio y que, además de verlo como una gran oportunidad dentro de su carrera, fue al mismo tiempo un desafío que llegó incluso a asustarla. Adicionalmente, confesó que se sintió emocionalmente identificada con la esencia de la historia, especialmente por la crisis política y social que vive su país natal, Venezuela.




Finalmente, la actriz aprovechó la ocasión para invitar a la audiencia “a que vengan y conozcan la maravilla de dramaturgia que se hace en nuestro idioma” y se conviertan en promotores del teatro Cervantes (dirigido por Jorge de Juan), el único espacio de Londres en presentar obras escritas en español y llevarlas además a la audiencia de habla inglesa. Más información en http://www.cervantestheatre.com