6 °C
Especiales

Un muro de esperanza de Londres para México

|


Texto y fotos Arelys Goncalves

Un grupo de mexicanos, británicos y españoles, entre otras nacionalidades, se reunieron este domingo para enviar un mensaje de solidaridad al país latinoamericano que se ha visto perjudicado con las nuevas políticas migratorias del presidente Trump. Desde las 2 de la tarde, los organizadores del evento “Wall of Hope” se juntaron en el centro de Londres, frente a la embajada de Estados Unidos, en una demostración pacífica que involucró la decoración de un mural de 5 metros con mensajes de aliento a los inmigrantes mexicanos y del mundo entero que se han visto golpeados tras las recientes restricciones establecidas por el mandatario.


La protesta fue un encuentro de unión y convivencia entre mexicanos y ciudadanos de otros países que compartieron una tarde de poesía, música y danza, junto al colorido estampado por las familias en el “muro de la esperanza”. Una de las principales promotoras del evento, la mexicana Paola Feregrino, radicada en el Reino Unido desde hace 18 años, declaró a Express News que la actividad surgió como una reacción necesaria ante los últimos acontecimientos y las amenazas de construir un muro en la frontera entre Estados Unidos y México. “Al ver eso se me ocurrió la idea de armar el muro de la esperanza y que fuera algo positivo, artístico, pacífico y que se pudiera utilizar para educar a los demás, a nuestras familias porque la mayoría de nosotros tenemos hijos que se están dando cuenta de lo que está pasando”.


Un sentimiento que une

Feregrino, original de Querétaro, señaló que el evento contó con el apoyo de varias organizaciones, así como de artistas que participaron activamente en la jornada cultural. Destacó que se trató de un evento colectivo, iniciado por un grupo de amigas, y que luego cobró vida con la ayuda de todas las personas que se unieron al proyecto. “Muchos de nosotros tenemos familia en Estados Unidos y es muy duro ver lo que está pasando. Parece que estuviéramos viviendo en una pesadilla y no podemos creer las cosas que se están diciendo de nuestros hermanos, cómo la gente ha sido tratada”, expresó.



Esta manifestación ha sido un encuentro de carácter simbólico, inspirada en el muro propuesto por Trump que se transformó frente a la embajada de Estados Unidos en un mural artístico con una puerta abierta a todas las nacionalidades, religiones y razas. “Ha sido una actividad pacífica y, en el futuro, nuestro sueño es que el muro viaje a la frontera y que la gente pueda ver los mensajes que les enviamos desde aquí”. Además de las palabras de apoyo, entre los dibujos destaca un tributo a los inmigrantes que han perdido la vida cruzando la frontera y a las víctimas de Juárez.


Una lucha de México y el mundo

El profesor de idiomas, Jaime González, fue uno de los mexicanos que viajó por varias horas desde el norte de Inglaterra para participar en la manifestación y unirse al mensaje que la comunidad ha querido mandar a sus coterráneos. “No estoy de acuerdo con la ideología del presidente Trump porque lejos de unir a la gente, está haciendo todo lo contrario. Siento que los comentarios que hace son una falta de respeto y él no piensa en el daño que hace a una nación. Es una persona que lejos de hacer la paz está generando, no solo en México sino en todo el mundo, una situación de separación que es reprobable”, comentó González, quien destacó entre los asistentes con su traje folclórico. Con 11 años en el reino Unido, reconoció que su experiencia como inmigrante ha sido positiva y ha podido salir adelante. Sin embargo, no olvida sus raíces: “estoy de este lado pero como mexicano siento la necesidad de apoyar a mi pueblo y a toda la gente porque seamos latinos o de cualquier nacionalidad, vivamos en donde vivamos, creo que tenemos que defender la unión y la paz”, subrayó.


Una protesta llena de color

Las integrantes del taller literario Mujeres hispanoamericanas de la Memoria ofrecieron algunos de sus poemas y canciones a los asistentes. Temas como “Elegía”, “La muralla” y “Punto y raya” fueron interpretados por las españolas Marijo Alba eIsabel Ros López y las mexicanas Mabel Encinas y Paloma Zozaya, durante la jornada. Esta agrupación que funciona desde el 2010 con una perspectiva histórica y literaria, dio una tonalidad universal y poética a la protesta.


Zozaya, de ciudad de México, manifestó su angustia por lo que ocurre en su país natal. “Estamos muy preocupadas por lo que está pasando en el mundo. No podemos creer que una persona como Donald Trump esté a la cabeza de uno de los países más poderosos del mundo”, comentó. Agregó que la concentración busca darle energía a quienes se enfrentan a esta problemática: “Esta es una manifestación de paz para mostrar nuestra preocupación y además tratar disolver toda la mala vibra con amor, arte y color”, destacó.



Por su parte, la madrileña Marijo Alba señaló que la protesta es en apoyo no solo a los mexicanos sino a los inmigrantes del mundo “Yo creo que habría que apoyar a todos. Es una frontera que se le ha cerrado también a siete países de mayoría musulmana”.


La clave es una mejor educación

Para el joven músico de Guadalajara, Adrián García, quien interpretó temas como “Bésame Mucho” y “Cielito Lindo”, el muro no es el problema más fuerte que debe atacarse. “Para mí lo delicado no es la creación del muro, sino la 'mentalidad' de Trump y de sus seguidores que llevan a pensar en la creación de este. Lo que deberíamos erradicar es precisamente esa mentalidad, pero, lamentablemente, no creo que haya una solución a corto plazo”. A su juicio, “educarnos, educar a nuestros niños y a la gente a nuestro alrededor y enseñarles que la unión es la única manera de avanzar como humanidad”, es la mejor salida a la crisis que se vive actualmente.



A su modo de ver, poner freno a la migración es un hecho absurdo. “La migración es un evento natural, tanto en los humanos como en los animales. Es prácticamente ir en contra de la naturaleza el tratar de detener a la gente que quiere emigrar”, concluyó.