7 °C
Reino Unido

Theresa May supervisará la nueva ley de violencia doméstica

|


P6violenciadomestica


Por Ulysses Maldonado

Downing Street dijo que era "inaceptable" que algunas áreas de Inglaterra y Gales estuvieran dedicando más esfuerzo a abordar el problema que otras.


La Ley de Violencia Doméstica y Abuso tiene por objeto hacer frente a una incoherencia en el uso de los delitos y medidas existentes.


La Señora May dijo que abordar ese abuso era una "prioridad clave" para el gobierno.


Durante sus seis años como secretaria de la Home Office, la Señora May introdujo órdenes de protección contra la violencia doméstica y una nueva ofensa contra el control y la conducta coercitiva.


Los juicios y condenas por violencia doméstica han comenzado a aumentar en los últimos años, y la primera ministra dijo que "no se dejará de lado ningún aspecto en la entrega de un sistema que funcione mejor para las víctimas".


Ella dijo que la violencia doméstica era un crimen "que destroza la vida y es absolutamente abominable".


Agregó que miles de personas estaban sufriendo a manos de los abusadores - "a menudo son aislados, y desconocen las opciones y el apoyo disponible para poner fin a estos hechos".


Dada la importancia central de la evidencia de la víctima para apoyar los enjuiciamientos, dijo que se debe aumentar la conciencia pública - así como consolidar la ley - "será crucial".


No está claro aún de qué forma adoptará la nueva legislación, pero los expertos que trabajan con las víctimas serán invitados a aportar ideas y propuestas.


Las organizaciones benéficas y los grupos de apoyo a las víctimas han acogido con beneplácito los planes.


Diana Barran, Directora Ejecutiva de SafeLives, dijo que era una "oportunidad de hacer una pausa y escuchar a los sobrevivientes de abuso".


Theresa may alt


Ella dijo que muchas víctimas tenían que ir a un número de profesionales – como los GPs, oficiales de policía o profesionales de salud - antes de conseguir ayuda.


"Quieres que te crean", "Quieres saber si hablas con alguien, van a hacer algo al respecto", explicó a la BBC.

La respuesta incoherente de las fuerzas policiales se debió en parte a bloques culturales, lo que significa que los oficiales no siempre tomaban en serio los informes y el volumen de casos que ya estaban manejando, dijo.


La Señora Barran agregó que había escasez de fondos para servicios comunitarios para mujeres y refugios.


La Directora Ejecutiva de Women's Aid, Polly Neate, dijo que había un margen para que las leyes sobre el abuso doméstico fueran "más claras y más amplias", mientras que la charity de los niños, NSPCC pidió priorizar las necesidades de los niños afectados.


La Directora Ejecutiva de Refuge, Sandra Horley, dijo que esperaba que la nueva ley diera a las víctimas la protección que necesitaban "y acabar con la violencia doméstica de una vez por todas".


Mark Brooks, Presidente de la organización sin fines de lucro ManKind Initiative, pidió un "cambio radical" para apoyar y reconocer a los varones víctimas de violencia doméstica, diciendo que constituían un tercio de todas las víctimas.


La Comisaria de Víctimas, la Baronesa Newlove, destacó que "estos cambios tan esperados asegurarán que las víctimas vulnerables y los sobrevivientes sean escuchados y que se sientan capaces de presentarse y hablar en contra de sus agresores".


La directora del Ministerio Público, Alison Saunders, dijo que los abusos domésticos a menudo no se informan "por lo tanto, cualquier nueva iniciativa que aliente a las víctimas a presentarse es aplaudida".


Downing Street señaló que el trabajo sobre la legislación sería coordinado por el Ministerio del Interior y el Ministerio de Justicia, aunque otros departamentos estarían involucrados.



Abuso doméstico en cifras:

Año que termina en marzo de 2016

1.8 millones

Las personas de entre 16 y 59 años que informaron a Crime Survey de Inglaterra y Gales fueron víctimas



- 1.2mvíctimas femeninas

- 651,000víctimas masculinas

- 79%no contactaron a la policía

- 100,930casos resultaron en enjuiciamiento



*Fuente Office for National Statistics