- °C
Mundo

Trump elimina el castellano en la web de la Casa Blanca

|


Por Isaac Bigio


Una de las primeras cosas que hizo Donald Trump apenas se posesionó como el 45avo Presidente de los EE.UU. fue eliminar de la página web oficial de la Casa Blanca la opción de leer su contenido en español.


Hasta el 20 de enero en que él formalmente remplazó a Obama el portal electrónico del gobierno de EE.UU. presentaba siempre la posibilidad de acceder a su contenido en idioma castellano.


Los dos presidentes estadounidenses de este siglo, el republicano George W. Bush y el demócrata Barack Obama, se esforzaban en pronunciar frases en español y en llegar a los latinos de su país.


Contra la mayor minoría etnolingüística del planeta

En la actualidad hay alrededor de 65 millones de hispanos en EEUU, una población mayor que la del Reino Unido y que la de cualquier país de habla oficial española menos México.


EEUU en los hechos es un país bilingüe donde casi un quinto de sus más de 300 millones de habitantes son hispánicos. De hecho los españoles fueron los primeros europeos en llegar a los actuales EE.UU. y en colonizar sus tierras. La Florida, Texas y el oeste norteamericano, incluyendo partes de Alaska, llegaron a ser parte de lo que hoy en día es México y antes fue el virreinato de Nueva España. Los territorios de las antiguas dependencias españolas en los EEUU suman un mayor tamaño que las iniciales 13 colonias británicos que crearon los EE.UU.


Trump muestra los primeros indicios de sus planes contra la mayor minoría etnolingüística del mundo. Durante la campaña electoral calificó a los mexicanos y latinos como flojos y violadores, dijo que iba a construir la mayor muralla en el planeta para frenar el tránsito entre ciudadanos y prometió deportar a 12 millones de indocumentados, lo cual, de darse, implicaría la mayor transferencia forzada de humanos en el globo en lo que va del tercer milenio.


Trump amenaza con deteriorar los lazos con Latinoamérica pues los ataques a los inmigrantes latinos han de disminuir radicalmente las divisas que ellos envían a sus familias en sus patrias originarias y también va a generar una gran crisis social en las naciones que deban recibir a cientos de miles o millones de compatriotas suyos que sean deportados y que no tengan un empleo o vivienda.


Además de provocar a México demandándole que pague por el mega-muro contra sus ciudadanos y penalizar a empresas estadounidenses que muevan sus fábricas o negocios a dicha república, Trump amenaza con cancelar los acuerdos con Cuba e Irán, países miembros o ligados al bloque de 9 países de la Alianza Bolivariana de Nuestra América.


En cambio, promociona los negocios de la esposa

Otros cambios en las páginas oficiales de la nueva administración consisten en sacar menciones al cambio climático o a los derechos de los discapacitados o personas con diferente orientación sexual.


Y mientras todo ello acontece en la web oficial de la Casa Blanca ahora aparece un link promoviendo la venta de joyas de la compañía de la nueva primera dama Melania Trump. Esto es algo que ha conducido a que haya quienes quieran abrirle un proceso de ‘impeachment’ por tratar de aprovecharse de su cargo público para hacer lucro empresarial personal.


En su discurso inicial Trump no mencionó a los latinos para nada, y, más bien, dijo que ahora se deberían promover la compra de productos hechos en EE.UU. y contratar a trabajadores con ciudadanía estadounidense. Todo ello va a generar la pérdida de mercados para productos iberoamericanos y de empleos para millones de inmigrantes, mientras que incentivará el racismo y la xenofobia.

El sábado 21, al día siguiente de la posesión oficial, más de 2 millones de personas en todo el mundo marcharon contra Trump protestando contra la forma en la cual constantemente él maltrata a las mujeres.


En riesgo

Trump es el primer presidente en la historia mundial que llega a su puesto tras haber perdido por alrededor de 2,850,000 votos ante su rival. Él solo llega a la Casa Blanca gracias al sistema de cuotas estatales que tiene el colegio electoral norteamericano, institución que él llegó a calificar de obsoleta.


No es seguro que Trump culmine sus 4 años en la Casa Blanca ni que sea reelecto otro mandato más.


Nunca antes un gobernante de EE.UU. ha llegado al poder con tan desigual votación, mientras que los índices de popularidad de Obama superan el 60%.


Trump ha dicho que una de sus primeras medidas será gastar un presupuesto billonario en edificar el muro entre EE.UU. y Latinoamérica cortando una relación de tránsito que siempre hubo desde épocas ancestrales y mediante la cual se diseminó el maíz y se desarrollaron las grandes culturas aztecas y del Misisipi.


Para los latinos Trump va a consistir en la mayor amenaza de la historia de su comunidad en EE.UU. Algo que puede peligrar mucho es el desarrollo del Mes de la Herencia Hispana y el de la Historia Negra.


En Londres le debemos estar pidiendo al alcalde Sadiq Khan (quien es miembro de la religión musulmana a quien Trump promete que no dará visas para entrar a EE.UU.) que muestre que Londres es una ciudad abierta y que deba impulsar con fuerza los derechos de los latinos y un mes para recordar su herencia.