4 °C
Eventos

Proyecto "Envía un piano a Cuba" realiza tercer concierto benéfico

|


Arelys Goncalves

El reconocido músico cubano, Marcos Madrigal, y la cantante de ópera Ann Liebeck, ofrecieron un emotivo concierto en la sala del Bolívar Hall, en Londres, en apoyo al proyecto Send A Piano To Cuba, una iniciativa que dentro de muy poco hará posible el sueño de su promotora, Eralys Fernández, donar un piano a la Escuela de Música Conservatorio Amadeo Roldán de La Habana.


Se trata del tercer espectáculo musical organizado a beneficio de esta causa y que ha contado con el respaldo de la comunidad de cubanos en el Reino Unido y del público inglés y latinoamericano. A sala llena, los artistas ofrecieron a la audiencia un paseo por la música y las canciones de Ernesto Lecuona, Yalil Guerra, Rodrigo Prats, Gonzalo Roig y Xavier Montsalvatge.


La gracia y el talento de Liebeck fue uno de los encantos de la noche. Su afinidad por la música de la latinoamericana no dejó de notarse en cada canción. Muchos de sus recitales están inspirados en las melodías y los temas de la región, con especial interés en el tango. Su contribución también ha sido en el ámbito académico. En 2016, fue invitada a dirigir talleres de ópera en el Instituto Superior de Artes en La Habana y Holguín.



Por su parte, el joven pianista cubano, Marcos Madrigal, demostró sus destrezas con gran profesionalismo y pasión. Madrigal ha logrado renombre tanto en Europa como en Estados Unidos y, recientemente, ha logrado lanzar al mercado su álbum ‘Cuba Piano Works of Lecuona’. Ambos artistas han trabajado juntos en recitales presentados en Roma, Viena, Oxford, Dublín y Londres. En esta ocasión, se unieron nuevamente para apoyar el proyecto que beneficiará a los futuros 

pianistas cubanos.


Un sueño hecho realidad

El proyecto que comenzó en febrero del 2016 parece concretarse en los próximos dos meses con el envío del piano al Conservatorio Amadeo Roldán. Los promotores de la idea, la pianista Eralys Fernández, con el apoyo de "Cubanos en UK" y de las donaciones de quienes se unieron a la causa, hicieron posible la compra del piano de segunda mano que ahora recibe sus últimos retoques para comenzar su travesía a la Habana.


Hace dos años, Eralys Fernández estuvo de regreso a su país natal para realizar una clase magistral en el Conservatorio Amadeo Roldán en el que había estudiado y trabajado. Tras esa experiencia, surgió la idea de materializar un aporte a los estudiantes y los profesores de la institución: "Me di cuenta que los alumnos estaban usando el mismo piano de cuando yo era estudiante y trabajaba allí y pensé que sería una buena idea, de alguna forma, ayudar al Conservatorio", comentó Eralys a Express News.


Nacida en Guanabacoa, la Habana, la músico cubana llegó al Reino Unido hace 11 años y su paso por las aulas que una vez la ayudaron a perfilar su talento, se convirtió en el gran incentivo para llevar adelante el proyecto Send a piano to Cuba. "Cuando estuve allí me sensibilicé mucho con ellos porque los muchachos querían estudiar, tocar y, sobre todo los profesores, es una dedicación y un amor de muchos años y pensé que había que ayudarlos, me vino del corazón", dijo Fernández.



Destacó el apoyo de las personas que han contribuido a la realización de este proyecto que espera no sea el último:"Necesitamos unirnos más para tener un futuro más brillante y darle mayores oportunidades a los niños, a las nuevas generaciones".


Tal como insistió Fernández, una de las personas que ha trabajado con ella para realización de este proyecto es el director de Cubanos en UK Daniesky Acosta. "Le estaré eternamente agradecida porque él y su esposa me ayudan mucho", afirmó. Gracias a ese apoyo, "hemos hecho conciertos y cada vez se unen más personas y músicos del mundo entero, estudiantes del Conservatorio que están fuera, incluso personas que no nos conocen han ido donando".


Por su parte, el director de Cubanos en UK, Daniesky Acosta, también se mostró agradecido con el apoyo recibido: "es una satisfacción enorme contribuir con la educación cubana porque muchos de nosotros que vivimos fuera del país estamos orgullosos de nuestros títulos universitarios y lo mínimo que podemos hacer es ayudar un poco para que las nuevas generaciones puedan disfrutar también de la educación que nosotros recibimos", dijo Acosta, e insistió "estamos muy contentos de haber recibido tanto apoyo de amigos de Cuba y de cubanos que han colaborado, principalmente músicos y artistas y gente que se ha acercado a nosotros para aportar su granito de arena".



Un concierto de bienvenida


Aunque todavía no están listos todos los detalles, los promotores de la iniciativa anunciaron que una vez llegue el piano a Cuba, organizarán un concierto que se realizará en la Habana para hacer la presentación del piano. Adicionalmente, Fernández adelantó que otro conservatorio podría servirse de este proyecto con la propuesta de nuevas donaciones.


Para seguir esta iniciativa y realizar donaciones, consultar la página de Facebook: Send a piano to Cuba, y la web cubanos.org.uk.