1 °C
Mundo

Líder venezolana radicada en Suiza, primera mujer detenida en Venezuela por el Comando Antigolpe

|


Arelys Goncalves

Steyci Escalona, una maestra de 31 años de edad radicada en Suiza, militante del partido Voluntad Popular y activista de derechos humanos, fue detenida en Venezuela el pasado 11 de enero por miembros del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), mientras pasaba los últimos días de sus vacaciones junto a su familia y a su novio, el diputado suplente a la Asamblea Nacional y perteneciente a la misma tolda partidista, Gilber Caro.


Escalona tenía previsto regresar a Zúrich el 16 de enero de 2017, en donde reside desde el 2010, sin embargo, ahora permanece detenida y bajo la privativa de libertad dictada por un tribunal militar y acusada de conspirar contra el presidente Nicolás Maduro. Según reportaron las autoridades, en el procedimiento aparecieron en el vehículo en el que se trasladaba junto a su pareja, el parlamentario Gilber Caro, armas y material explosivo perteneciente a la Fuerza Nacional.


La oposición defendió a los detenidos y aseguró que tales armamentos fueron sembrados en el vehículo del parlamentario, una situación que también ha sido denunciada en las detenciones de otros dirigentes. Tal como alega la defensa, las autoridades violaron el derecho a la legítima defensa, así como la inmunidad parlamentaria del diputado. Escalona se encuentra ahora recluida en la cárcel militar del estado Carabobo, en el centro-norte del país y acusada de "rebelión y sustracción de armamento militar de las FANB.


En el caso de Caro, lo han mantenido aislado y se conoció de su condición a través de unas fotografías publicadas el pasado domingo por la ministra venezolana de Asuntos Penitenciarios, Iris Varela, quien acompañó las imágenes tomadas en la cárcel 26 de Julio, en el estado Guárico, con el mensaje: "Los fascistas imaginan q nosotros haríamos lo q ellos! independientemente de sus crímenes, el trato es digno!"



Organizaciones piden liberación de los presos políticos

Steyci Escalona Mendoza es una joven venezolana y activista de derechos humanos, residenciada en Suiza. Con su trabajo, ha incentivado la participación de la diáspora venezolana en ese país con manifestaciones, actividades en beneficio de la comunidad y como organizadora de la campaña #YoDenuncio que introdujo documentos que denuncian al Gobierno Venezolano por violación de derechos humanos ante el Parlamento Europeo y la Organización de las Naciones Unidas (ONU).


Como todos los años, Steyci Escalona, viajó a su país de origen para visitar a sus familiares pero no corrió con la misma suerte de otros años. Junto al diputado Caro, Escalona se ha convertido en uno de los primeros detenidos por el Comando Nacional Antigolpe por la Paz y la Soberanía creado por el Gobierno del presidente Nicolás Maduro.


La directiva de Voluntad Popular, partido del líder opositor Leopoldo López, también encarcelado en una prisión militar, expresó su preocupación por la medida que calificó de arbitraria e ilegal y especificó que "esta decisión no solo es absolutamente violatoria del marco legal venezolano, ya que jurisprudencia del TSJ del 6 de diciembre de 2016 deja claro que ningún ciudadano civil podrá ser juzgado en jurisdicción militar; sino que expone a esta joven a una injusta condena de 28 años de prisión".


Basado en las irregularidades de la detención y las incongruencias del caso, Voluntad Popular exigió la libertad inmediata de la pareja, así como de los "más de 110 presos políticos que permanecen injustamente detenidos por el régimen por el único delito de pensar distinto".


Por su parte, la organización Amnistía Internacional denunció el hecho como una "cacería de brujas" y calificó las acusaciones del gobierno como "absurdos elementos conspirativos". Entretanto, la Internacional Socialista condenó la detención al destacar el "flagrante desconocimiento de la inmunidad parlamentaria" del diputado.


El pasado 23 de enero, fecha histórica para los venezolanos, decenas de personas manifestaron en Ginebra, Basilea y Lucerna para denunciar el encarcelamiento de la activista venezolana y solicitar a las autoridades de la Confederación Suiza realizar un pronunciamiento sobre la detención. En Francia también se realizaron manifestaciones en solidaridad con la dirigente de Voluntad Popular.