14 °C
Mundo

MUJERES MARCHAN TRAS TOMA DE POSESIÓN DE DONALD TRUMP

|


Unas 300 protestas similares se realizarán en 55 localidades de EEUU, con el respaldo de otros puntos en México, Puerto Rico, Colombia, Japón, Australia, Francia, Kenia, Canadá, España y el Reino Unido.


Arelys Goncalves

Un día después de la juramentación oficial del nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, activistas y organizaciones en todo el mundo realizarán una marcha en una jornada internacional convocada para este sábado 21 de enero, en defensa de los derechos de las mujeres. Tal como ha sido anunciado, se espera que la mayor concentración se realice en Washington, cerca del Capitolio, en donde cerca de 250 mil participantes se unirán a la protesta que estará además encabezada por algunas personalidades del mundo artístico como Scarlett Johansson, Frances McDormand, Julianne Moore, Cher y Katy Perry.


Unas 300 protestas similares se realizarán en 55 localidades de EEUU, con el respaldo de otros puntos en México,Puerto Rico, Colombia, Japón, Australia, Francia, Kenia, Canadá, España y el Reino Unido. El mensaje de la organización que ha convocado a la marcha ha sido claro: "la Marcha de la Mujer en Washington tiene como objetivo enviar un mensaje a todos los niveles del gobierno, incluyendo a la administración presidencial entrante, de que estamos juntos en solidaridad y esperamos que los líderes electos actúen para proteger los derechos de las mujeres y de sus comunidades", se lee en un comunicado de prensa de Women's March on Washington.


Londres también marcha

La capital británica se sumará a la convocatoria internacional feminista realizada por el colectivo norteamericano The Pussyhat Project y se espera que la marcha de mujeres parta a las 12 y 30 del mediodía desde Grosvenor Square W1, muy cerca de la embajada de Estados Unidos, y transite por Park Lane, Piccadilly, Pall Mall hasta Trafalgar Square en donde continuará la manifestación a las 2 de la tarde con algunos discursos por parte de los promotores del evento.


"Marcharemos, dondequiera que marchemos, para la protección de nuestros derechos fundamentales y para la defensa de las libertades amenazadas por los recientes acontecimientos políticos. Nos unimos y marcharemos juntos por la dignidad y la igualdad de todos los pueblos, por la seguridad y la salud de nuestro planeta y por la fuerza de nuestras comunidades vibrantes y diversas", se puede ver en la convocatoria organizada en Londres a través de la página Womensmarchlondon.com. "La política de temor y división no tiene lugar en 2017", destaca.


Apoyo de organizaciones latinoamericanas

La mayoría de las participantes en todo el mundo llevarán gorros color rosa y con orejas de gato, a propósito de la campaña del "El proyecto Pussyhat". La manifestación contará con el apoyo de organizaciones defensoras de derechos humanos y sindicatos a nivel mundial como Amnistía Internacional., Greenpeace, ActionAid UK, Oxfam GB, Women's Equality Party, The Green Party, Pride London, Unite the Union, Women in Leadership, The Equality Trust, Verve UK, Daughters of Eve y Womankind Worldwide.


También estarán organizaciones de la comunidad como Latin American Women's Aid que desde 1987 trabaja para ayudar a las mujeres y ofrecerles asesoría y protección. La organización de caridad expresó a través de su página de Facebook que participarán en el evento en defensa de los derechos humanos: "Para nosotras, mujeres latinoamericanas, es muy importante esta marcha porque vivimos tiempos difíciles dado el ambiente político en los Estados Unidos y en el escenario del post-Brexit, en el Reino Unido. LAWA se opone a estos discursos y prácticas que niegan y amenazan a nuestra existencia", se lee en el mensaje.


Acusaciones en contra de Trump

En varias ocasiones, el empresario inmobiliario, ahora mandatario estadounidense, ha sido calificado de machista y cuestionado por episodios escandalosos como el trato hacia la ex Miss Universo venezolana, Alicia Machado, a quien llamó Miss Piggy, así como sus comentarios ofensivos recogidos en un video del 2005 que hizo público el periódico The Washington Post.


La campaña creada por Krista Suh y Jayna Zweiman, como fórmula de protesta contra las declaraciones machistas de Trump, surgió a raíz de esos escándalos pero también está orientada a temas económicos y sociales.