15 °C
Reino Unido

Gobierno invirtió £285 millones en aeropuerto donde aviones no pueden aterrizar

|


Por Ulysses Maldonado

La fuerte suma fue desviada para la pista en la colonia británica Santa Helena en el Atlántico Sur en un intento por impulsar el turismo.


Pero la pista ha sido sitiada por condiciones extremas de clima que han dejado los aviones comerciales incapaces de aterrizar. Y el clima adverso no es un fenómeno nuevo ya que fue documentado por Charles Darwin en 1836.


Ahora, un nuevo informe del Comité de Cuentas Públicas de la camara de los Comunes ha criticado fuertemente el gasto y dijo que era "asombroso" que el Departamento para el Desarrollo Internacional (DFI) aprobara la suma antes de que las condiciones sobre el viento fueran examinadas minuciosamente.


El informe también es "muy escéptico" sobre las afirmaciones de que el número de turistas podría haber como resultado de la construcción del aeropuerto.


Meg Hillier, quien presidió el comité, dijo: "El Gobierno tiene la obligación de apoyar a Santa Elena, pero un “elefante blanco” de £285 millones no sirve ni a su gente, ni a los contribuyentes que pagan la factura.


"La falta de diligencia debida en este proyecto es realmente espantosa”.


"También tengo serias preocupaciones sobre el caso de negocios del aeropuerto, que era marginal en el mejor de los casos”.


Un aeropuerto más modesto podría haber abordado las necesidades prácticas de the Saints.


Agregó que: "El resultado es un desastre: Un aeropuerto comercial que no es apto para el propósito, no tiene un plan creíble para rescatar la relación calidad-precio y no hay claridad sobre quién es responsable de todo este lío".


Y mientras que las personas aún no han sido identificadas por su participación en el proyecto, se afirma que el principal donante, el conservador Lord Ashcroft se reunió con el gobierno sólo semanas antes de que se tomara la decisión.


La diputada laborista Caroline Flint agregó: "Se informó que había cenado con el primer ministro sólo seis semanas antes de que el Gobierno prometiera £250 millones para este proyecto. ¿Eso influyó en la decisión? Se preguntó.