14 °C
Cultura

¡Navidad a la carta! El menú de Latinoamérica en las fiestas decembrinas

|


Arelys Goncalves


Cada región tiene su historia y sus tradiciones, peculiaridades que no escapan a la hora de hablar de la gastronomía y de los sabores que se reúnen en la mesa en esta época del año. En Latinoamérica, el menú es amplio y diverso y no escapa incluso de las influencias de otras culturas ajenas a las propias como, por ejemplo, la europea. Aquí presentamos una pequeña selección de algunas de las delicias que unen a nuestras la familias y amigos para celebrar las fiestas decembrinas y despedir el año viejo.



Argentina y su menú veraniego


En esta época del año, Argentina disfruta de un clima veraniego que hace indispensable la preparación de ensaladas y otros platos fríos a la hora de la cena navideña. Uno de los más consumidos en la noche de navidad es el lechón que puede ser asado o al horno y generalmente servido a temperatura ambiente. Las típicas empanadas también se unen a la mesa y, como acompañantes, las más populares son la ensalada de lechuga y la rusa (con papas, zanahorias, arvejas y mayonesa). También se suele comer el vitel toné, un clásico de origen italiano preparado con carne vacuna y con salsa preparada a base de huevo, atún, crema de leche, anchoas y alcaparras. Entre los postres destacan el pan dulce con frutos secos o panettone y una copa de sidra, o una ensalada de fruta fría, turrones y helado.



Bolivia, fiel a su picana


Después del acostumbrado brindis navideño, en Nochebuena y fin de año, la familia boliviana sirve generalmente su plato más popular, la picana, un caldo heredado de la época colonial, famoso por su sabor peculiar entre dulce y picante. La sopa está elaborada con varias carnes, y lleva también zanahorias, maíz, cebolla, tomate y papas. Además de la picana, es tradicional preparar para estas fiestas lechón y el pavo al horno, generalmente acompañados de un buen vino. Como postre, las familias ofrecen a sus invitados los populares buñuelos con miel y, algunas veces, una buena taza de chocolate caliente.



Brasil y su pavo de navidad


Como otros países en la región, es imposible agrupar un solo menú en la mesa brasilera. Su diversidad cultural y su gran extensión territorial lo hace un país rico en opciones para estas celebraciones. El peru de natal, pavo relleno de frutos secos, es uno de los platos servidos durante las fiestas. No puede faltar el lechón asado, el jamón y la farofa de natal, una harina muy típica de ese país que se usa para acompañar una gran gama de platos, especialmente los frijoles o caraotas negras y la carne. También se suele preparar el salpicão, un plato muy similar al salpicón de mariscos, aunque también puede ser a base de pollo. El popular arroz de natal, con pasas, es uno de los acompañantes predilectos para las carnes y el pescado. Al menú se suman las rabanadas, muy similares a las torrijas de España, los deliciosos sonhos o berlinesas y el tronco de navidad relleno con crema. Una selección de vinos o cervezas acompañan la tradicional noche navideña brasilera.




Colombia, un variado menú navideño


Así como Brasil, Colombia tiene un gran abanico de opciones para Nochebuena y lo que se sirve en la mesa depende de la región del país en la que se celebra la fecha. El pavo relleno, por ejemplo, es muy popular en la costa colombiana, mientras la lechona o cerdo relleno y horneado, el pernil de cerdo, el pavo asado y los tamales se comen más en el resto del país. Las bebidas son también muy variadas, desde el whisky, la chicha, elaborada a partir de maíz fermentado, y "canelazo" para calentar el cuerpo, son algunas de las opciones que encabezan la lista. Entre los postres es común servir natilla, buñuelos, galletas navideñas y uvas.



Ecuador y sus deliciosos pristiños

Uno de los platos más consumidos en las fiestas es el pavo asado. El chancho o cerdo "hornado" y pernil al horno, en un adobo de cerveza o chicha, ajo, comino y achiote, también están entre las opciones principales en la mesa de la familia ecuatoriana. Estas delicias son acompañadas con los típicos cocteles calientes elaborados con canela y aguardiente (canelazo) o a base de jugo de naranjilla o lulo (naranjillazo). Entre los postres, son tradicionales en todo el país los "pristiños", masitas fritas en forma de corona, similares a los buñuelos, servidos por lo general con miel de panela o papelón o con dulce de higos.



Honduras y su tradicional rompopo


En Centroamérica y particularmente en Honduras los platos típicos que abundan en la mesa durante las celebraciones son el pavo o el pollo relleno, preparados al horno, así como el pernil de cerdo. Los nacatamales, que también se sirven en Nicaragua y que están elaborados a base de maíz y rellenos de carne de cerdo o de pollo, también acompañan el plato navideño. La bebida más popular de la noche es el rompopo, un licor hecho a base de aguardiente, leche y huevos que se ha vuelto muy conocido dentro y fuera del país. Entre la variedad de postres destacan las deliciosas torrejas en almíbar de azúcar refinada.



Méxicoy su ensalada navideña


Para los mexicanos, la mesa está caracterizada por la infaltable ensalada navideña, una muy particular combinación de manzana, nuez y apio con crema. Las enchiladas, el pavo y los romeritos (guiso preparado con pan de hierba, mole, papa y camarones) no pueden quedar por fuera, así como los populares tamales. Entre los dulces preparados para la ocasión destacan las galletas de canela y los buñuelos con miel, acompañados con un ponche de frutas que se sirve caliente y generalmente está preparado con tamarindo, guayaba, azúcar, manzana, ciruela pasa y canela.



Venezuela y sus hallacas

Con un parecido a los tamales, las hallacas venezolanas no pueden faltar en la mesa navideña y de fin de año. Preparada con harina de maíz coloreada con onoto y rellena con un guiso de carne de res, cerdo y gallina, la hallaca se envuelve en hojas de plátano para su cocción. Se sirve caliente y acompañada del popular pan de jamón, el pernil al horno, la ensalada de gallina con papas y zanahorias y el jamón navideño. El postre más tradicional es el dulce de lechosa, sin embargo, el panettone y las tortas negras son parte del menú típico de navidad, además de las uvas que decoran la mesa. Además del vino, otra de las bebidas indispensables en estas celebraciones es el popular el ponche crema elaborado a base de leche, huevo y licor. Un pequeño sorbo de esta bebida endulzará la emotiva velada navideña.