21 °C
Londres

Cervantes, más vivo que nunca

|


Por Manuela Osorio, Instituto Cervantes Londres


Ciertamente, el 2016 marca una fecha clave en el mundo de las letras, el año en el que se cumplían cuatro siglos de las muertes de dos íconos de la literatura universal: William Shakespeare y Miguel de Cervantes. A estos dos personajes, cuyas obras reflejaron a la perfección el momento turbulento en el que vivieron, también se les achaca la genialidad de crear historias y personajes capaces de trascender en el tiempo y el espacio, empatizando con los lectores de ayer y de hoy, y probablemente con los de mañana. ¡La ocasión merecía una celebración a la misma altura!


Para el Instituto Cervantes de Londres, que se ubica en el país de uno y porta la bandera del otro, la conmemoración de los 400 años de las muertes de estos dioses del Olimpo literario supuso un reto que asumimos con entusiasmo. A través de nuestros eventos, personas de todas las edades se reunieron para leerlos, descubrirlos, verlos representados sobre las tablas y en forma de notas musicales… así como lo hicieron decenas de hispanistas, historiadores, traductores y artistas que inspiraron su obra en la de estos grandes de las letras. Esta es una retrospectiva de los principales eventos del Instituto Cervantes y sus entidades colaboradoras, que comenzó a principios de 2016 y se extenderá hasta febrero de 2017.


El Instituto Cervantes fue uno de los organizadores del simposio realizado este año en la Universidad de Oxford y que estuvo dedicado a Cervantes y Shakespeare, tras cumplirse 4 siglos del fallecimiento de ambos íconos de la literatura universal. Foto Instituto Cervantes.


La fiesta comenzó con un simposio anglo-español en la Universidad de Oxford, en el que seis estudiosos británicos de Cervantes y seis estudiosos españoles de Shakespeare exploraron los mundos literarios de los dos autores. Dichos mundos también tuvieron sus encuentros, como lo expresó el Prof. Barry Ife en sus conferencias En defensa de Don Quijote y La influencia de Cervantes en el teatro inglés, esta última celebrada en el Shakespeare Globe de Londres. Este emblemático lugar también fue escenario de tres lecturas dramatizadas de adaptaciones inglesas de textos de Cervantes por sus contemporáneos Fletcher y Beaumont, que hicieron parte del ciclo Dead not Read: Las dos doncellas, La señora Cornelia y El curioso impertinente.


La conmemoración del cuarto centenario de la muerte de Cervantes coincidió con la cuarta edición del Festival de Teatro Español de Londres, cuya programación contó con una amplia selección de temas cervantinos. Entre la inquisición y el aplauso fue una conferencia reveladora sobre el ingenio de Cervantes para burlar la censura en la España del Siglo de Oro, dando vida a los peculiares personajes de sus Entremeses. En la obra Quijote conocimos a un hidalgo y a un escudero mudos y, sin embargo, elocuentes, en un impresionante espectáculo de marionetas. Mientras, Los Espejos de Don Quijote escenificaba el imaginario encuentro de Cervantes y Shakespeare en la Cárcel Real de Sevilla.


Este hipotético encuentro de ambos autores también ha sido explorado por otros escritores contemporáneos que nos han visitado, en libros como…Y Shakespeare leyó el Quijote, de José Enrique Gil-Delgado, o Shakespeare’s Don Quixote, de Robin Chapman. En materia de lanzamiento de libros, una de las obras más sonadas del año fue la antología Lunáticos, amantes y poetas, una colaboración entre el Hay Festival y las editoriales And Other Stories y Galaxia Gutenberg,un tributo que recoge los textos originales de doce grandes de las letras contemporáneas, inspirados en los homenajeados autores.


La influencia universal de la obra de Cervantes se debe, sin duda, a su indiscutible genialidad y también a la labor de los traductores, quienes han acercado las aventuras de sus personajes y los valores cervantinos a los lectores de culturas diversas. Para rendir homenaje a quienes han hecho posible que El Quijote sea la obra más traducida después de la Biblia, realizamos dos eventos especiales: un duelo de traducción en vivo en la British Library y la exposición Quijotes por el mundo, que mostró la riqueza bibliográfica de la red de bibliotecas del Instituto Cervantes al exhibir adaptaciones literarias, iconográficas, cinematográficas, infantiles y juveniles en más de 30 lenguas.


Uno de los eventos destacados del Instituto Cervantes es la celebración anual del día "E", dedicado a festejar la riqueza del idioma con los estudiantes y los hablantes nativos residenciados en la capital británica.



Otro de los aspectos maravillosos de las obras universales es su capacidad de reflejar las tradiciones y los paisajes de los lugares donde se desarrollan y de relacionarse con materias que trascienden lo literario. En el taller Las plantas en el Quijote se expuso el papel de la botánica dentro de la novela, a través de la cual el lector descubre las costumbres y plantas de la España del siglo XVII. Además, en su conferencia El Quijote en la zarzuela, Prof. Begoña Lolo abrió una ventana de exploración a su papel en la música europea.


La nota final en esta materia la dieron los artistas. Dentro del ciclo Guitarrísimo, Alfred Fernández nos deleitó con una selección de música para vihuela del siglo XVI, instrumento al que se hace numerosas referencias en la obra de Cervantes. Finalmente, la mezzosoprano Elena Gragera y el pianista Antón Cardó ofrecieron un concierto en el marco del III Festival de Canción Española y Zarzuela de Londres, en el cual se celebraba el primer centenario de la muerte de otro gran artista español: Enrique Granados. El programa incluyó canciones de varios compositores sobre textos de Cervantes y otros ilustres coetáneos.


Obras que se reinventan, autores que no mueren. Después de este largo y ameno recorrido a través de las artes y las ciencias, nos es fácil concluir que Cervantes está más vivo que nunca. A modo de despedida, solo nos resta invitarlos a nuestro próximo evento inspirado en él, que se llevará a cabo el primero de febrero de 2017 y, curiosamente, ratifica lo anteriormente dicho: Don Quijote cabalga de nuevo.