8 °C
Perfiles

Julio Crespo MacLennan, Director del Instituto Cervantes

|

Julio Crespo MacLennan (Madrid, 1970) es doctor en Historia por la Universidad de Oxford y ha impartido Historia y Relaciones Internacionales en diversas universidades en el Reino Unido, España y Estados Unidos. Su trayectoria como historiador y escritor la ha centrado en el análisis de la Europa contemporánea. Entre sus obras cabe destacar España en Europa, o Auge y declive de Europa en el mundo. Fue director del Instituto Cervantes en Estambul y en Dublín antes de convertirse, en 2012, en el principal responsable del Instituto Cervantes en Londres, uno de los centros señeros de la institución.




¿Qué ha supuesto en su trayectoria su llegada al Instituto Cervantes de Londres?


Londres es una de las grandes capitales del mundo y la ciudad global por excelencia. Es un escaparate idóneo en el que mostrar y divulgar las virtudes de un país, una lengua y una cultura, y no sólo a británicos sino a ciudadanos de todo el planeta. Es también la capital del país donde nace la lengua más universal del mundo, que es el inglés, y por ello representar a la segunda lengua más internacional es un gran privilegio y un gran reto. Es un momento muy importante para difundir la lengua española y su cultura en Londres, ya que la relación entre España y el Reino Unido nunca ha sido mejor y más próxima, y el hecho de que Londres haya atraído tanto talento de inmigrantes españoles e hispanoamericanos ha contribuido a elevar la percepción exterior del mundo de habla española en este país.




¿Cuáles son los objetivos del Instituto Cervantes en Londres?


Nuestros objetivos son los que marca el ideario del Instituto, que pueden resumirse en la divulgación de la cultura hispana atendiendo a la más amplia acepción del término cultura. La lengua es importante, crucial, pero no podemos olvidar la literatura, la pintura, las artes plásticas, la música, el teatro, el cine, la historia, la gastronomía… Todo ello forma parte de nuestra cultura, y por lo tanto de nuestras prioridades. Y, obviamente, tenemos siempre presente que España representa en términos numéricos en torno a un 10 por ciento del número de hispanohablantes en el mundo, por ello nos gusta trabajar muy cerca con las Embajadas de Hispanoamérica con el fin de lograr representar el mundo de habla española en toda su diversidad.


¿Se encuentran ustedes con muchos obstáculos a la hora de ejercer su labor?


Partimos de un escenario evidentemente afortunado. El español es la segunda lengua en número de hablantes y su expansión internacional no cesa. Al mismo tiempo, el interés por la cultura hispana, por sus literatos, sus artistas, su historia, su gastronomía, permanece in crescendo. Esa realidad, junto con una oferta docente y cultural que tratamos que sea lo más atractiva posible, ha contribuido a hacer al Instituto Cervantes cada vez más conocido en Londres. Podemos decir que el mérito de que lo hispano interese a tantos londinenses no es nuestro, pero sí los logros de un trabajo en equipo, con profesionales sobresalientes y grandes figuras de nuestra cultura que nos ha situado en la primera línea del panorama cultural de la capital británica. En cualquier caso, lejos de autocomplacernos, luchamos por mejorar.



¿Han percibido ustedes un aumento del interés por aprender la lengua española?


Sin duda. Valga como ejemplo que nos hemos visto obligados a abrir nuestras aulas los siete días de la semana. Nuestras puertas se abren incluso los domingos para dar respuesta a un incesante crecimiento en el número de alumnos. Son tanto británicos como de otros países, de perfiles profesionales muy diversos desde ejecutivos de las City a académicos y también muchos estudiantes. Algunos aprenden español por necesidad profesional, otros porque les atrae la cultura hispana. En nuestra anterior sede nos vimos obligados a hacer malabares para hacer frente a dicho incremento, habilitando para ello espacios en principio ideados para otros menesteres. En la nueva sede, afortunadamente, contamos con mayor capacidad.



Ahora que menciona el cambio de sede, ¿de verdad cree que ha sido una buena idea?


Con el cambio de sede cerramos una etapa muy importante en la historia de la cultura española en el Reino Unido, ya que en el antiguo edificio de Eaton Square estuvimos setenta años y ha marcado toda una época. Sin embargo, a pesar de que era un edificio impresionante y que era muy cómodo estar cerca de tantas Embajadas, nosotros donde realmente debemos estar es en una zona donde haya actividad cultural y académica y por eso nuestra nueva sede en el Strand es ideal. Nos hemos situado en primera línea del escenario cultural y docente de la ciudad. Nos hallamos a tiro de piedra de museos y teatros, y de dos de las universidades más prestigiosas del mundo. También nos hallamos más cerca de la City, de donde provienen muchos de nuestros alumnos, y en pleno corazón del distrito jurídico. Y nuestra conectividad a través del transporte público se ha multiplicado. Sinceramente, creo que hemos salido ganando en cuanto a funcionalidad.



Pero probablemente tengan que celebrar algunas de las actividades fuera de la sede.


Eso lo consideramos una ventaja, porque nos permite formar parte, de una forma más intensa si cabe, de la oferta cultural londinense. En nuestro ánimo siempre ha estado la colaboración con las entidades docentes y culturales locales, desde auditorios hasta universidades o salas de arte. Es algo que llevamos años haciendo y en lo que pretendemos profundizar. El Instituto Cervantes nunca ha querido encerrarse en sí mismo sino todo lo contrario, abrirse a los londinenses y a los ciudadanos de todo el mundo que residen o visitan la ciudad. Nuestros alumnos disfrutan ahora de una aulas mejores, nuestra biblioteca tiene mejores perspectivas de darse a conocer. También tendremos un auditorio habilitado en la planta baja de nuestro edificio. El Instituto Cervantes se va haciendo cada vez más visible en todos los sentidos, y las perspectivas de proyección y de crecimiento son extraordinarias.


En abril del 2014, la Reina Sofía visitó la sede del Instituto Cervantes para inaugurar la biblioteca que lleva su nombre y que está considerada como una de las mejores fuera de España. Foto EFE


En abril del 2014, la Reina Sofía visitó la sede del Instituto Cervantes para inaugurar la biblioteca que lleva su nombre y que está considerada como una de las mejores fuera de España. Foto EFE




Debes saber sobre el Instituto Cervantes en Londres

El Instituto Cervantes es el centro oficial de la cultura y el idioma español. En su sede en la capital británica se desarrollan diversas actividades culturales y educativas relacionadas con la promoción de la lengua y la cultura española. Desde el mes de octubre, el instituto se encuentra ubicado en su nuevo edificio en el 15-19 en Devereux Court (London WC2R 3JJ).

Desde sus instalaciones, ofrece diversos cursos y talleres enfocados a la enseñanza del idioma a niños, estudiantes de secundaria y a adultos, así como a la preparación de profesores en el área de formación. El programa de actividades culturales complementa la jornada con eventos relacionados con la literatura, la música, el cine, el teatro y las exhibiciones organizadas conjuntamente con artistas de habla hispana.


Adicionalmente, el Cervantes cuenta con una biblioteca que agrupa una colección de cerca de 30 mil libros y material audiovisual a la que pueden tener acceso sus miembros a través de préstamos. Para mayor información sobre el Cervantes, pueden consultar la página web http://londres.cervantes.es/, llamar al número 0207 201 0750 o escribir al email cenlon@cervantes.es