14 °C
Especiales

Autoridades lanzan alertas Cuide lo que ingieren sus mascotas en Navidad

|


Colin Gordon

www.colindgordon.co.uk

Como todos sabemos, la temporada de fiestas tradicionalmente ofrece la oportunidad para compartir y divertirse - con su familia, amigos, colegas e invitados. Si usted tiene un perro o gato, es probable que desee igualmente incluirlo en las celebraciones. Lo cual puede ser un gran problema para usted como también para los animales.


La mayoría de nosotros, despreocupadamente tendemos a consumir más alimentos y bebidas en Navidad que durante el resto del año. Sin embargo, como ha señalado el PDSA (El Dispensario del Pueblo Para Animales Enfermos), lo que los seres humanos consideran como de una “Exquisitez especial " -tales como el pastel de Navidad, el chocolate (especialmente las marcas con un alto contenido de cacao), los tartaletas de frutas - pueden resultar extremadamente perjudiciales para nuestras mascotas. En particular, advierten que igualmente el relleno de la salvia y cebollas, los huesos de pavo, pasas, uvas, sultanas y ciertas nueces deben mantenerse alejados de nuestros animales.


Eso no es tan simple como parece: Mientras disfrutamos una corta siesta después de un sustancial almuerzo o cena navideña, nuestras mascotas tendrán fácil acceso a las sobras. Como Gudrun Ravetz, presidente de la Asociación Veterinaria Británica, dijo al periodista Patrick Sawer del Sunday Telegraph el 4 de diciembre: "Las mascotas son curiosas y 'cazarán' alimentos y bebidas humanas que pueden ser peligrosas para su salud. Los perros y otras mascotas son mucho más pequeños que nosotros, por lo que sus niveles tóxicos se alcanzan mucho más rápido - produciendo en ellos angustia y desorientación, sin lograr entender lo que les está sucediendo”.


El "Servicio Veterinario de Información sobre Venenos" (VPIS) ha advertido a los propietarios que "Los perros beberán cualquier clase de alcohol (por ejemplo, cerveza, vino, licores), pero parecen tener una debilidad por el Whisky Irlandés y licor a base de crema". De hecho, que casi el 20% de los "casos caninos de etanol” que tratan, implica estos tipos de bebidas alcohólicas. Al igual que los seres humanos, los perros pueden terminar con una resaca y estar deprimidos y letárgicos – pero con consecuencias aún más graves, dependiendo de la cantidad que han consumido.


Según Sawer, los veterinarios están preocupados de que la situación es cada vez peor, porque "ahora la gente bebe más en casa que en pubs" y también critican el "siniestro nuevo fenómeno" en el que los propietarios "deliberadamente dan bebidas alcohólicas a sus animales para que sus payasadas puede ser filmadas y transmitidas en plataformas de medios sociales como YouTube".


"El Informe 2016 Sobre La Población de Mascotas" publicado por la Asociación de Fabricantes de Alimentos para Animales Domésticos (PFMA) ha estimado que 11 millones (40%) de los hogares del Reino Unido tienen mascotas y hay alrededor de 57 millones de mascotas en todo el país. En el primer lugar en su lista se encuentran "peces en estanques externos" (20 millones), seguidos por peces en acuarios dentro la casa (16m), perros (8.5m), gatos (7.5m), conejos (0.8m), cobayos(0.7m) aves domésticas (0,6 m), hámsteres (0,4 m), lagartos, serpientes, tortugas (0,3 m cada una).


Las encuestas de la PFMA han indicado (informo The Guardian) que "los gatos tienen más probabilidades de ser propiedad de hogares con jardines pero menos de vivir donde hay un perro", a pesar de que alrededor del 7% de los domicilios británicos poseen a la vez un gato y perro. Además, parece que las personas con títulos universitarios optan más por un gato como mascota, posiblemente porque “pasan más horas en el trabajo y por lo tanto disponen de menos tiempo para cuidar a un perro".



En 1978, Clarissa Baldwin, la entonces Jefe Ejecutiva de la Liga Nacional de Defensa Canina, inventó el lema "Un perro es para la vida, no sólo para Navidad". La organización "Pets4Homes” considera que este mensaje hoy en día es todavía relevante y pregunta si es realmente una buena idea comprar un perro o gato durante la temporada festiva o dar uno como regalo. Natasha Ashton, del Huffington Post, ha aconsejado a cualquier potencial dueño de una mascota que reflexione acerca de si será capaz de satisfacer requerimientos, tales como: evaluar si el animal será "compatible con el estilo de vida de la familia", pensar que harán con él cuando viajen, llevarlo de inmediato a un veterinario para un chequeo y obtener una póliza de seguro de mascota que cubrirá sus enfermedades y lesiones".


En virtud de la Ley de Bienestar Animal de 2006, los propietarios de animales domésticos pueden ser procesados si no proveen "las cinco necesidades fundamentales de los animales bajo su cuidado: vivienda, dieta, comportamiento, interacciones sociales y salud". La ignorancia no es un factor atenuante –aun, como el columnista del Daily Telegraph, Pete Wedderburn, notó el 8 de noviembre el Informe PDSA Sobre El Bienestar Animal 2016 contiene una estadística deprimente: 65% de la población no es consciente de sus deberes legales hacia los animales a su cargo".


La periodista de Sunday Times, Melanie Wright, lamentó el 27 de noviembre que el costo de £20 al mes en febrero 2012, para asegurar a su "amado perro, Riley" ha aumentado hasta £34 al mes este año. No sólo, declaró, son las tarifas veterinarias frecuentemente exorbitantes (el precio para una radiografía de las patas traseras de un gato, bajo anestesia general, es alrededor de £778), sino también "como regla general, las compañías de seguros no cubren perros con más de nueve años de edad". Además, "los tratamientos de rutina tales como vacunas o contra las pulgas no están incluidos en una típica póliza de seguro para un animal doméstico". Así que si tienes una mascota, cuídala, especialmente de lo que ingiere en estas fiestas.