21 °C
Perfiles

LucaniJ se propone romper los esquemas de la música latina en Londres

|


Arelys Goncalves

Johnathan Lucani, mejor conocido como Lucani J, es un venezolano con seis años en Londres y un inagotable abanico de experiencias que van desde las más duras peripecias de un inmigrante latinoamericano en Europa, hasta las más grandes muestras de apoyo y respaldo de su propia gente. Su sonrisa y su espíritu positivo son parte de la energía que lo mantiene activo, así como la alegría de estar junto a su familia, luego de un periodo de separación que pudo remediar, no con poco esfuerzo, al lograr traerlos a vivir con él en la capital británica.


Cuando habla de sus primeros meses en Londres, no deja de emocionarse, pero mira el pasado como una gran prueba de superación y sacrificio. Nada lo hizo vacilar, asegura. Su meta era encontrar un país con más oportunidades y seguro para sus hijos y su esperanza estaba en el Reino Unido. De aquellos momentos, aprendió el poder de la disciplina y de la pasión, dos elementos que van de la mano con sus metas y con el proyecto musical con el que desde hace un par de años se ha dado a conocer en su país natal, en Madrid y aquí.


Una inquietud artística que le permitió papeles protagónicos en la escuela y, en la adolescencia, con sus amigos músicos en los clubes de Maturín, su ciudad, dejó de ser un pasatiempo para convertirse en una de sus prioridades: explorar su faceta como solista. Con una producción discográfica "Imparable", un paso breve por X Factor, presentaciones en pubs londinenses, en conciertos, festivales y como telonero de otros artistas, LucaniJ ahora intenta con mucha determinación marcar una pauta diferente en la música latina.


Con su propuesta de merengue electrónico, mambo y bachata, se presenta como un nuevo rostro con estilo propio pero con una marcada influencia de las tendencias bailables en Latinoamérica. Express News conversó con el músico venezolano para escuchar algunos detalles de su arriesgada pero motivadora experiencia.


¿Cómo defines tu estilo?

Lucani J es un artista venezolano que llegó a este país con una maleta de sueños hace más seis años y, como toda persona que emigra, quiere cambiar su vida. Mi estilo musical es diferente al merengue electrónicoque el público está acostumbrado porque líricamente muestra todo lo positivo que puedes sacar con la música, conenergía y buena vibra.


¿Qué te trajo hasta Londres?

Salí de Venezuela con mucho dolor, dejando a mi familia, para buscar una mejora y un lugar más seguro para ellos. Primero llegué a Ámsterdam y estuve allí como seis meses. De allí salió la oportunidad de Londres y desde ese momento empecé a emprender mi rumbo con una meta que desde que salí de mi país estaba muy clara, no había desvío: traérmelos. No estar con la familia deprime pero al mismo tiempo ese down me daba fuerzas para seguir adelante y confrontar las dificultades.



¿Pudiste trabajar en la música desde el primer momento?

Cuando llegué a Londres tenía muchas ganas de continuar con la música y vi que había una gran posibilidad pero era algo que no podía hacer porque lo primero era lograr la estabilidad y enfrentar mi prioridad personal que era mi familia. Yo veía que salían artistas nuevos y me preguntaba: “¿cuándo será que yo pueda hacerlotambién?”. Un día pasé con mi bicicleta frente al Brixton Splash, un festival de música inmenso -de recordarlo, se me salen las lágrimas- y me prometí que me iba a presentar allí. Luego de casi dos años, cuando mi familia se estabilizó aquí, fue cuando finalmente surgió el concepto Lucani J.


¿Cómo te diste a conocer en la música?

Mi primera presentación en vivo fue en el 2013 en el Festival de las Rosas, en Elephant and Castle. Luego de allí, se produjo un proceso de crecimiento con una mayor preparación en la música y las técnicas vocales. Con eso me di cuenta que la clave es la disciplina. Durante unos dos años estuve con Juan Rojas, profesor de música y vocalización chileno que me ayudó mucho y con el también chileno, el guitarrista Leo Salinas, que me orientó y me enseñó bastante. Otra persona que formó parte de esa formación fue el locutor colombiano, Misael Urrea. Todos ellos me ayudaron a sacar lo mejor de mí.


Después del festival comenzaron a salir pequeños eventos como Plaza Latina, y eso me ayudó a medirme. Con Leo recorrí Londres completo, presentándome en todos los bares en el centro y a las afueras de la ciudad para mi preparación en el X Factor. El promotor de eventos, Jorge Martínez,también ha sido una persona muy influyente para mí. Siempre me ha estado apoyando, él vio mi crecimiento y me ha abierto muchas puertas como el Bazar venezolano, el show Emilio Lovera, y con el dúo Chino y Nacho. Se lo agradeceré el resto de mi vida.



¿Qué te motivó a participar en X Factor?

Llegó como un reto. Había que hacer algo que me ayudara a darme a conocer. Pensaba que aunque era pronto porque estaba en la preparación con mis profesores y sin mucha experiencia, tenía las ganas de intentarlo. Eso fue en la edición 2014-2015. Pasé las dos primeras audiciones, pero no alcancé a superar la tercera ronda, que es previa a la audición televisada.


¿Cómo describes esa experiencia?

Fue muy bonita y bastante positiva porque te mide con muchos cantantes. Al final, pensé que algún día me gustaría intentarlo nuevamente más que todo para darle la oportunidad a la comunidad latina en Londres de demostrar que sí hay talento. Sin embargo,mi meta no es ganar el X Factor, es más bien ganarme el cariño de la gente en Europa y en mi país, ese sí es un objetivo que quiero lograr.


El Brixton Splash 2015, ¿un sueño hecho realidad?

Participar en ese festival al que siempre quise ir me dio un gran empuje. Fue mi primera presentación ante unas dos mil personas. Todos los cantantes que estaban allí eran jamaiquinos y yo era el único latino y fue increíble la reacción de la gente que bailó y se divirtió con mi música.


¿Qué significa lanzar tu primer disco y haberlo grabado en Venezuela?

Para mí fue una bendición trabajar con el productor Nelson Castañeda,de Niko La Fabrica Music, y poder estar con mi familia en Venezuela que tenía tiempo que no veía. “Imparable” se hizo con las uñas, con todas las ganas y a partir del aprendizaje y de todo lo que un inmigrante tiene que hacer fuera de su país para lograr sus objetivos. Estoy muy agradecido de poder tener en mis manos este trabajo que tanto me ha costado. Para la promoción, primero salimos con dos promocionales “Solo por ti”,una canción que escribí a esposa,y “Dímelo” y después estuvimos trabajando para lanzar el disco este año. Este álbum fue para mí un termómetro para medirme con lo actual y ofrecer al público que me sigue lo que les gusta de Lucani J.


¿Cómo ves tu carrera en este momento?

Para mí este es un punto de quiebre, es apenas el comienzo de lo que en realidad quiero dar. Todavía me falta mucho que aprender y tener más experiencias como las que he estado viviendo. Este año fue muy positivo y grato, especialmente por haber sido el cantante que abrióel concierto de Chino y Nicho. Ese espectáculo ayudó a que este año fuera especial.


¿Qué ideas tienes en mente para tu proyecto musical?

El próximo paso de Lucani J es afianzar el contacto con productores en Miami de mucho recorrido que tienen gran influencia en el concepto musical que estoy trabajando, así que venimos con muchas sorpresas para nuestros seguidores para el 2017. Por lo pronto, el 9 de diciembre abriré el concierto del merenguero Miguel Moly en Londres, en Clapham Road.


¿Cuál ha sido el sacrificio y el aprendizaje que te ha llevado convertirte en cantante?

Cuando hablo de esto siempre me emociono. Con toda certeza te puedo decir que esto lo había soñado, todo lo que está pasando ahora es algo que pude ver por el deseo y las ganas. En cuanto al sacrificio, llegué a trabajarde todo,lavando platos, de mecánico y en limpieza, un trabajo que, por cierto, todavía conservo. Me paraba a las tres de la mañana y llegaba a mi casa a las 11 de la noche con el único sueño de traer a mi familia y más adelante poder sacar lo musical que tenía reprimido. Es por eso que cuando subo a la tarima lo que quiero es gritar pero en el sentido de darle al público mi corazón, mi carisma, todo lo que tengo dentro.



¿Cómo te sientes con la nominación a los premios Lukas comoCantante urbano del año” y “Vocalista del año”?

Súper emocionado y contento. Es un gran honor poder representar a Venezuela en estas nominaciones y los invito a votar. Las votaciones son hasta el 15 de diciembre. Seria de gran satisfacción ganar porque yo sé que le traería mucha alegría a los venezolanos que están aquí y a los que están en nuestra tierra.


¿Qué recuerdas de tu etapa futbolística que es otra faceta de tu vida?

Eso marcó una gran parte de mi vida. Practicaba fútbol en la escuela Antonio Mejía Altamirano, en Monagas, y mis padres y mis amigos me apoyaron mucho. Llegué a jugar con“el maestrico” César González (una de las promesas del futbol venezolano), ycon (el jugador colombiano) Falcao, cuando su papá dirigió el Monagas Sport Club en Maturín. Jugamos dentro de la selección de mi estado. Después, cuando viví en Estados Unidos, pertenecí a la selección de Florida de menores de 15 años. Fueron momentos importantes para mí.


¿Qué te define como venezolano y cuál es el secreto para alcanzar tus metas?

Creo que me define la alegría, ser espontáneo, esa chispa natural de los venezolanos. El secreto es tener disciplina, creer en ti y siempre soñar en grande. Si dedicas todo el tiempo que puedas a lo que te gusta, estoy seguro que dará muy buenos resultados. Yo no me considero el mejor cantante pero sí un gran soñador y una personaque trabaja a base de disciplina, constancia y siempre con determinación. Para mí, soñar en grande es lo más bonito.