- °C
Miscelánea

Sí, las mujeres pueden hacer varias cosas a la vez

|


Redacción


Siempre se ha dicho que las mujeres pueden hacer más de una cosa a la vez, a diferencia de los hombres que solo pueden lidiar con una. Y aunque científicamente no se ha podido comprobar, la Universidad Nacional de Investigación de la Escuela Superior de Economía, en Moscú (Rusia), ha realizado un estudio que concluye que el cerebro de los hombres necesita más tiempo y esfuerzo para cambiar de tarea que el de las mujeres.



La publicación fue hecha en la revista “Human Physiology”, en el que citan el comunicado del trabajo que señala que el cerebro de los hombres necesita consumir más energía para cambiar su foco de atención que el de las mujeres y que los niveles de actividad del cerebro masculino son mayores en la corteza dorsolateral prefrontal.



“El estudio demuestra que las mujeres son capaces de hacer sus tareas más eficientemente que los hombres, sin activar algunos recursos adicionales del cerebro”, ha indicado Svetlana Kuptsova, una de las autoras del estudio. “Para pasar de una tarea a otra, los hombres necesitan involucrar canales cerebrales adicionales”.



La investigación fue realizada luego de hacer varios experimentos con 140 voluntarios (69 hombres y 71 mujeres entre 20 a 65 años). Durante las pruebas los participantes tenían que hacer varias tareas intelectuales, como poner figuras con base a su forma siguiendo patrones numéricos, al mismo tiempo que se hacían pruebas para evaluar su memoria visual y su actividad cerebral.



Kuptsova sostiene que la ciencia no puede explicar aún por qué se producen estas diferencias. El psicólogo Jerre Levy, se basa en la teoría popular que reza que los hombres tienen mejores habilidades espaciales y las mujeres mejores capacidades verbales a causa del reparto de tareas hecho en tiempos antiguos: ellos pasaban su tiempo cazando, lo que requiere buena visión espacial, mientras que ellas cuidaban del hogar y de los niños, lo que requeriría buenas capacidades de comunicación.



Podríamos usar esa misma lógica y concluir que cuidar del hogar y los niños requirió que las mujeres fueran más hábiles trabajando en muchas tareas a la vez, pero en realidad no hay pruebas sólidas en favor de esta hipótesis”, concluye Kuptsova.



Así las cosas el estudio demuestra que, en las condiciones en las que ha sido realizado, las mujeres de entre 20 a 50 años necesitan menos tiempo y esfuerzo para cambiar entre las tareas. Pero también que, a partir de 50 años, estas diferencias entre hombres y mujeres comienzan a disminuir.