20 °C
Londres

Los residentes de Battersea, en lucha por el futuro del "pocket park"

|

Por Ullysses Maldonado

Los constructores quieren erigir un bloque de cuatro pisos en una parcela, propiedad del consejo de Wandsworth, en un barrio residencial de Battersea.


Los lugareños han dicho que la pérdida del espacio, dominada por un árbol de sicómoro maduro, sería el "fin de todo" para los valiosos mini-parques de Londres.


Alrededor de 60 objeciones a la propuesta han sido presentadas en el departamento de planificación de Wandsworth, la gran mayoría en el último fin de semana, cuando la noticia de los planes se extendió por toda la comunidad.


Un residente, Karlar Hrabar, dijo en su carta de objeción que "estoy consternado de que el consejo consideraría perder este parque encantador para hacer un bloque de pisos".


Una segunda afectada, Fiona Lings, explicó que "la gente se encuentra y usa el parque con frecuencia durante todo el año".


Otro residente de la zona, Andrew Mullins, dijo que "parece que hay una tendencia creciente de los consejos para dar tierras públicas a los constructores. No es un espacio verde muy grande, pero es importante para un área que no es muy verde en absoluto. Lo importante es que no nos sentimos bien, ni fuimos consultados".


La tierra es parte de un sitio bombardeado de la guerra en la esquina de la Gowrie Road y de Taybridge Road que se ha llenado en gran parte por los bungalows de los años 60, dejando solamente el parque como espacio abierto y sitio superviviente.


Una declaración de planificación del consejo, antes de que el parque se pusiera a la venta, dice: "No hay restricciones de sitio relativas a esta parcela de tierra, que no está dentro de un área de conservación”.


Los planes muestran que la constructora propone tres dúplex de dos dormitorios y dos pisos de un dormitorio con tres pisos sobre el suelo y un sótano.


El espacio habitable total de alrededor de 3.500 pies cuadrados sugiere que las casas podrían tener un valor combinado de £3 millones a la tasa local de alrededor de £800 por pie cuadrado para las casas de la familia victoriana. Las nuevas construcciones generalmente tienen precios más altos que las propiedades existentes.


Los documentos revelan que tres árboles serán plantados "en lugar del sicómoro que necesita ser derribado" y que habrá una "pared" en el lado sur del bloque. El objetivo es "de una nueva construcción en línea con la política del consejo de producir un fuerte y limpio edificio contemporáneo que se sentará bien en su entorno inmediato y proporcionar alojamiento residencial muy deseable".


Los constructores no estaban disponibles para comentar. El ayuntamiento dijo que "este es un sitio muy pequeño, vacío y sin uso desde la Segunda Guerra Mundial, que en el pasado tenía casas temporales construidas sobre él y más recientemente ha sido un refugio en donde hay comportamiento antisocial como beber en la calle y también un imán para la basura. Es un pequeño espacio sin salida cubierto de cemento, no de hierba, y nadie podría razonablemente describirlo como un oasis verde", concluyeron.