18 °C
Especiales

Tres consejos para enfocar tu emprendimiento

|


Por Fabián González H.


En esta edición compartimos 3 claves prácticas para poner foco y tomar acción masiva, acción que produzca cambios, acción que realmente haga que las cosas pasen. Uno de los problemas frecuentes de los emprendedores sino en aquellos que desean iniciar un proyecto, es que pierden el foco por muchas distracciones, no saben por dónde empezar.


Estas recomendaciones te ayudarán a conseguir los resultados que quieres.


Establece un tiempo y toma una decisión:

Uno de los grandes problemas de la gente, tiene que ver con el hecho de que les cuesta mucho trabajo tomar decisiones. 

Se paralizan simplemente porque no saben por dónde empezar. Y hasta que no están seguros de lo que tienen que hacer, cómo lo tienen que hacer, dónde lo tienen que hacer y una cantidad de factores que en realidad no dependen de esa persona, no arrancan. Te diré algo, algunas veces en la vida no tenemos que tener todas las cosas que necesitamos para tomar una decisión, de hecho, te invito a que trates de documentarte con la mayor información posible, pero toma decisiones. Tomar decisiones tiene que ver con el hecho de elegir y eliminar al mismo tiempo. Cada vez que elegimos una opción, estamos eliminando el resto de ellas, así que, una vez decidido algo, tenemos que empezar a movernos y una de las claves que yo tengo para esto y que recomiendo hacer es, que cuando tengas que tomar una decisión importante en tu vida, maneja fechas, ponte plazos. Cuando te pones una fecha, sientes la necesidad de tener un resultado, una decisión tomada. Hay gente que recomienda tomar decisiones basado en la intuición, en lo que tu corazón dicta, lo cual está muy bien, si tienes buenos resultados con ello.


Evita la parálisis por análisis

Muchas veces las personas tienen claro lo que quieren, han tomado una decisión y empiezan a documentarse, a buscar información, a formarse, a entrenarse, lo que me parece genial, sin embargo, como ya lo decíamos en el primer punto, necesitas definir un tiempo para hacer cosas, porque de lo contrario nos quedaremos en una parálisis por análisis, que no es más que esa incapacidad para movernos porque estamos absortos en una cantidad de información, que al final termina confundiéndonos. Así que, por favor no te dejes paralizar, muchas veces tus proyectos no avanzan porque tienes un exceso en tu información y cuando esto sucede, va pasando el tiempo y ese proyecto se empieza a quedar relegado, no se mueve porque estamos posponiendo las cosas, esto pasa tanto a los emprendedores como a los intraemprendedores (empleados o personas que tengan trabajo por cuenta ajena), por cierto, para los últimos, hay que tener en cuenta que es una recomendación que te servirá también para entender cómo lograr mejores resultados en ese trabajo, cómo conseguir ese ascenso tan anhelado, así que esto va para todos. Tenemos que poner foco, tenemos que ser capaces de elegir y tenemos que estar en la capacidad de no dejarnos paralizar por el exceso de análisis. Por favor, el exceso de análisis no te lleva a ninguna parte, y te preguntarás ¿cómo eliminarlo?, una forma puede ser determinando el número de cosas de las que te debes informar, es decir, por ejemplo, cuando inicié con el tema de la marca profesional, definí 5 autores que hablaban del tema y solo a ellos 5 los seguía y escuchaba, porque era el tema que quería saber solo de esas fuentes, me podrás decir: oye, pero hay una cantidad más de fuentes, y es cierto, pero para mí era importante tener un criterio formado y esa forma me permitió no solo poner foco sino que con la información que obtuve, ya no tenía nada más qué analizar, así que pude arrancar. Cuando determinas esto, empiezas a trabajar y a forjar tus propias ideas, entonces, delimita el número de fuentes y recursos para hacer tu análisis.


Haz una inmersión

Los libros son una fuente de inspiración espectacular porque tenemos experiencias de otras personas que nos ayudan a cortar esa curva de experiencia. Entonces, enfócate en saber que, si pones tu mente en función de la misma información en un determinado periodo de tiempo, lo más probable es que haya un cambio en tu cabeza, que te dice que no volverás a pensar como antes. Lo que sea que hagas enfócate en buscar información acerca de ello. Lo importante es que entres en un proceso de inmersión profunda, por ejemplo, si quisieras aprender un nuevo idioma, antes que hacer un curso en tu país, te recomendaría vete por 6 meses o un año a un país donde se hable esa lengua y seguro que será más fácil para ti aprenderlo, de eso se trata la inmersión, de meterse en una piscina y dejarse cubrir por el agua, es sitiar tu mente con la misma información.