13 °C
Miscelánea

Descubre cómo ser realmente productivo

|

Imagen tomada de internet


Según el consejero de negocios y emprendedor, Murray Newlands, existen algunos consejos que siguen religiosamente las personas exitosas para ser productivas obteniendo resultados favorables, estos son algunos de los trucos que Newlands compartió en el portal Inc.



1. Levántate temprano. Si logras aprovechar la mañana una hora antes de lo que usualmente te despiertas, te sorprenderá cuantas cosas puedes lograr en una semana. Además este hábito te ayudará estar más alerta y con mayor energía, ya que levantarse a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana permite estabilizar tu ritmo circadiano.


2. Haz una lista. Al tachar de la lista alguna tarea, te permite tener una evidencia tangible de lo que logras todos los días, lo cual te ayudará a mantenerte motivado una vez que cumples con lo todo lo que te hayas propuesto hacer para el día.


3. Primero haz lo que más se te dificulte. Al cumplir primero con la tarea más complicada del día, podrás evitar estresarte y realizar el resto de tus tareas con mayor tranquilidad.


4. Elimina las tentaciones. Si bien parece inofensivo checar constantemente las alertas de Facebook o leer un mensaje de texto, ya que sólo toma unos segundos, hacer esto evita que te concentres en lo que necesitas hacer, así que evita cualquier distracción hasta que termines con tu tarea.


5. Vence al reloj. Destina cierto tiempo específico para hacer algún pendiente y una vez que lo termines en tiempo, regálate un descanso de diez minutos. Incluso puedes convertir esta dinámica en un juego y competir contra un cronómetro para motivarte más. Si realizas este ciclo de trabajo y descansos puedes terminar con tus tareas más rápido.


6. Pasos pequeños. Concéntrate en cada paso necesario para lograr un objetivo, eso te permitirá cumplir con una cosa a la vez y terminar incluso en menos tiempo de lo que considerabas.


7. Utiliza la regla de los cinco minutos.
Cuando necesites realizar alguna actividad, pregúntate si la puedes realizar en cinco minutos o menos. Si la respuesta es afirmativa, realiza la tarea inmediatamente. Esta regla es muy práctica sobretodo en caso de tareas como responder correos electrónicos o lavar los platos.