2 °C
Reino Unido

Theresa May acuerda debate en el Parlamento antes de invocar artículo 50

|

Imagen tomada de internet


Por Ulysses Maldonado

La primera ministra aceptó una moción del laborismo pidiendo a los parlamentarios para tener más voz en la estrategia Brexit.


Sin embargo, ella sigue negándose a dar al Parlamento una votación formal sobre desencadenar el artículo 50, o cualquier trato que maneje. Estas decisiones, dice, son prerrogativa del gobierno.


Los MP del laborismo habían llamado para que el Parlamento hiciera un amplio debate sobre el plan del gobierno para salir de la UE, y para que se haga control de este plan para salir de la UE antes de que el artículo 50 se invoque.


La señora May se enfrenta a la derrota de la moción de todos modos, informó el periódico The Guardian. Un número de conservadores había sugerido que votarían con los laboristas sobre la moción con el fin de exigir un mayor debate público sobre las negociaciones Brexit.


Emily Thornberry, el ministro de Exteriores a la sombra, dio la bienvenida sobre la decisión, en el programa de la BBC Radio 4.


Añadió que el laborismo no permitiría que los ministros sólo “entren en una habitación cerrada con llave y salir con un plan que quieren mantener en secreto”.


Thornberry y Keir Starmer, secretarios a la sombra para el Brexit, ahora tienen al menos 170 preguntas preparadas para el debate - sobre todos los aspectos de cómo salir de la UE, desde el NHS, hasta la adhesión al mercado único.


May y sus ministros, sin embargo, no darán a conocer los detalles de lo que esperan de las negociaciones con Bruselas.


Reino Unido tendría que pagar en la UE incluso después del Brexit

Se cree que Gran Bretaña tiene que hacer grandes pagos a la UE con el fin de obtener condiciones del mercado a partir de la votación para el Brexit.


En el periodo previo al referéndum de la UE, la campaña para “Salir” se comprometió a donar £350 millones declarados que estaban siendo enviados a la UE para el NHS en su lugar. Pero fue una promesa que más tarde fue etiquetada como un error por Nigel Farage, el antiguo líder del partido UKIP.


Ahora, los funcionarios de Whitehall creen que el Reino Unido va a ser obligado a pagar una cantidad considerable para asegurar condiciones comerciales después de salir de la UE.


Un ministro del gabinete no identificado dijo a la prensa que el Reino Unido puede terminar pagando 'mucho' para garantizar el acceso al mercado único.


Mientras tanto, la primera ministra, Theresa May, ha ofrecido dar a los legisladores un escrutinio del proceso para salir de la Unión Europea con la condición de que no se 'socaven' sus negociaciones con los otros 27 miembros del bloque.


Imagen tomada de internet 


La señora May ha dicho que dará lugar a que el divorcio formal con la UE sea a finales de marzo, pero que no va a comentar sobre el proceso.


También dijo que serán los ministros quienes decidan cuándo y cómo activar la salida de la UE en aplicación del artículo 50 del Tratado de Lisboa.


Los legisladores del Partido laborista, en la oposición propusieron una moción en el Parlamento que llama para un amplio debate sobre el plan del gobierno para salir de la UE y están exigiendo que el Parlamento pueda ser 'capaz de hacer control de este plan para salir de la UE antes de invocar el artículo 50.


En una enmienda propuesta a nombre de la señora May y publicada en la página web del Parlamento, el gobierno dijo que "el proceso debe llevarse a cabo de tal manera que se respete la decisión del pueblo del Reino Unido cuando votaron para salir de la UE".


A pesar de todo escrutinio, no se debe socavar la posición negociadora del Gobierno en la que se introducen en las negociaciones que tendrán lugar después de que el artículo 50 se haya disparado.