5 °C
Reino Unido

Caída de la libra podría incrementar el precio de la gasolina

|


Arelys Goncalves

Calificado como un nuevo record, la libra esterlina sigue en descenso sin que se conozca cuánto tiempo seguirá perdiendo valor en los mercados. Esta semana en 17 aeropuertos en el Reino Unido, el euro se impuso sobre la moneda y el valor promedio de la libra se ubicó en 99 céntimos de euro. La mayor sorpresa fue el desventajoso cambio que se registró en los aeropuertos de Southampton (con una tasa de 88 céntimos de euro) y Cardiff (89 céntimos por libra esterlina). Con una proyección más optimista, el aeropuerto Glasgow Prestwick tuvo un record más favorable, con un costo de 1,06 euros por cada la moneda inglesa.



Ante la crisis que ha experimentado la libra esterlina desde el pasado mes de junio, todo los dedos señalan el referendo sobre la permanencia o salida de la Unión Europea como posible responsable. Algunos analistas no han dudado en señalar las secuelas del Brexit como las principales causantes de esta depreciación. Para asombro de muchos, las casas de cambio aeroportuarias están ofreciendo precios a los turistas, por debajo de la tasa oficial empleada por las instituciones bancarias para realizar sus transacciones que se ubica por el orden de 1,11 euros por libra.




Al mismo tiempo, el dólar se perfila con un valor que oscila entre los 97 céntimos a 1,13 dólares por libra, pese a que el mercado lo ha fijado cerca de 1,24 dólares por unidad. Una de las consecuencias que se avizoran con la caída del precio de la moneda local es un posible incremento en la gasolina. La información fue suministrada por la Asociación de vendedores de gasolina del Reino Unido (Petrol Retailers' Association) que advirtió que a finales de octubre los conductores podrían tener que pagar de cuatro a cinco céntimos más por litro. La caída del precio de la libra frente al dólar se traduce en un incremento automático de la gasolina en las estaciones de servicio debido a que el precio de barril de petróleo se fija en dólares.