4 °C
Cultura

En el camino del auge de la propiedad El futuro incierto de las galerías de arte en el este de Londres

|


Colin Gordon

www.colindgordon.co.uk

¿Ha estado en Shoreditch, Whitechapel o Bethnal Green? Si no, es probable que piense que esta parte de la capital está llena de tiendas de kebab, ventas de pollos, casas de apuestas, bazares nocturnos, locales comerciales abandonados, aceras cubiertas con basura y que es mejor evitar. Sin embargo, si vive o trabaja en el área, o va allí de vez en cuando, sabrá que ya no es así.


A pocos minutos a pie de la estación de Shoreditch High Street, a lo largo de Bethnal Green Road, queda la sucursal del agente inmobiliario Marsh & Parsons. En la tarde del 26 de septiembre del año pasado, según informo el London Evening Standard, su vitrina de la fachada fue rota por manifestantes "anti-aburguesamiento" determinados a luchar contra "el ataque a la clase trabajadora forzada a abandonar sus hogares" y opuestos al desarrollo de "pisos de lujo inasequibles".


Doce meses después, la agencia sigue ahí, informando sobre propiedades actualmente disponibles en E2: Un "Esplendido apartamento de dos dormitorios en la calle Florida" para £825.000, una casa de propiedad vitalicia cerca de Victoria Park con una "impresionante zona de recepción / comedor y un jardín privado " para £785.000 y (en E1) una" elegante conversión de un almacén” para £900.000. Cerca de Marsh & Parsons, en Brick Lane, es el "Cereal Killer Café", que también fue atacado la misma noche y se vio "obligado a defender sus precios cuando fue entrevistado por TV Canal 4 y se le preguntó si para los residentes locales £3.20 para un único tazón no sería demasiado caro". La apertura de un Prêt-a-Manger en Brick Lane, unos meses antes había provocado una reacción hostil similar por activistas que temen que su comunidad esté siendo reemplazada por un " irreconocible erial infestado de yupis" donde no habrá sitio para la "gente normal".



Un estudio realizado por el agente inmobiliario Savills ha confirmado que "zonas cerca del centro de la ciudad, como Stratford, Bethnal Green y Canning Town", partes de los cuales fueron una vez "dominadas por barrios humildes", se han convertido en "novedosas entre los jóvenes profesionales de Londres". La revista The Economist ha observado que la tendencia según la cual lugares como Dalston (en Hackney) y Peckham (Southwark) se están transformando en "enclaves sofisticados" significa que "los suburbios exteriores son cada vez más pobres porque las personas que no pueden hacer frente a los alquileres en torno al centro de Londres están siendo empujadas más lejos".


El aburguesamiento es definido por el Diccionario Inglés de Oxford (OED) como "el proceso por el cual una zona urbana se convierte en clase media". La periodista del Daily Telegraph, Julia Hartley-Brewer, aunque reconociendo que "conduce a más altos precios de la vivienda", también se considera que trae un montón de beneficios económicos: "Recién llegados pudientes necesitan obreros, constructores, plomeros, electricistas, mecánicos, cuidado de niños y limpiadores. Además, poseen dinero a mano para gastar en las tiendas, cafeterías, bares y restaurantes locales ".



La opinión del sitio web "Debrief.co.uk" es un tanto diferente: "No importa cuantas ventajas el aburguesamiento podría proporcionar, siempre termina golpeando a los más vulnerables". Debrief cree que la liquidación de viviendas sociales está "erosionando las diversas comunidades de Londres" y cita la declaración del escritor Tim Wells que "La codicia está detrás del aburguesamiento: La gente de la clase trabajadora es desestimada como una obstrucción llenando espacio que podría ser vendido".


En el Guardian del 30 de septiembre, Oliver Wainwright, el crítico de arquitectura y diseño del periódico, retrató la secuencia que sigue invariablemente cuando “artistas indigentes” se mueven a un barrio en decadencia y "convierten un almacén agujereado en una galería": Son, lamentó Wainwright, "indirectamente responsables de catalizar las fuerzas que desean impedir. Dondequiera que van los creativos, los especuladores seguirán, los alquileres subirán, los artistas deben salir, y la comunidad preexistente será expulsada".


Este es precisamente el argumento que Carlos de Lins, el director brasileño-italiano de la Galería Espacio en Bethnal Green Road, elucido a Julie Caves de Jackson Arte. Cuando él, junto con 100 artistas procedentes de (entre otros), Colombia, Argentina, México, España, Brasil, Italia y Sudáfrica, se hizo cargo del lugar en 2012, "agregaron una dimensión positiva y agradable a la zona por lo que ahora es más atractiva para nuevos inquilinos "- que ha resultado en un potencial problema financiero para la galería. Cada miembro del grupo (actualmente 86) paga £350 por año para el mantenimiento del Espacio. Pero estos ingresos no cubren sus gastos de £65,000-£70,000 en alquiler, tasas y otros desembolsos generales, tales como electricidad - por lo que, para obtener fondos adicionales, a veces contratan el sitio a seleccionados artistas o proyectos externos.



Los costes crecientes presentan un desafío similar a las aproximadamente 150 galerías de arte en la zona de Whitechapel. Si éstas empiezan a cerrar, se podría señalar el fin del sistema "Primer Jueves", organizado por la Whitechapel Gallery, fundada en 1901 "para aportar gran arte a la gente del este de Londres". Como "Insolvente En Londres" ha notado, la Galería opera un “Recorrido de Arte” en un autobús desde 7pm hasta 9pm, visitando una selección de las ultimas exposiciones. En cada parada, un curador, escritor, académico o artista da una charla sobre las pinturas o artefactos en exhibición. También hay un recorrido a pie.


Carlos de Lins otra vez: "Las galerías participantes acuerdan permanecer abierta hasta al menos las 9 pm cada “Primer Jueves”. Esto permite que las personas que por lo general no pueden venir durante sus horas diurnas de trabajo lo hacen en la noche". Exposiciones recientes en "Espacio" han incluido "HackOff" (19 -25 de septiembre) con "géneros y técnicas en sincronía con la cultura contemporánea" y "Wide Open" (28 de septiembre - 2 Octubre) por dos artistas basados en Dalston, Tony Coombs y Elsie Philbeam. Toda su obra, explicaron, sale de dibujos y pinturas hechos “in situ” . Usan oleos, acuarelas, pastel, carboncillo, tinta y lápiz - pero nunca las fotografías: Contrastan la actividad de Dalston con "los paisajes salvajes de Gran Bretaña y viajes de primavera a Italia y Polonia". El show actual en el Espacio (4-16 de octubre) se titula "Human Nature" - mirando "el mundo natural y cómo moldea nuestra humanidad".