1 °C
Rincón Audiovisual

Actriz española Carmen Machi: "El cine español ahora goza de un momento creativo excelente"

|

Carmen Machi destacó el trabajo de la directora del filme, la argentina Marina Seresesky por su fabuloso trabajo y por el homenaje que rinde a las mujeres en muchos sentidos


Durante su visita a Londres, a propósito de la nueva edición del Festival de Cine Español, la premiada actriz visitó la capital británica para presentar la película "La Puerta abierta", el primer largometraje de la cineasta argentina Marina Seresesky. Famosa por su personaje de Aída García en la televisión española y por su estupenda participación en la comedia cinematográfica de 2014,"Ocho apellidos vascos, Carmen Machi fue una de las personalidades que asistió a la décimo segunda edición del London Spanish Film Festival que se extendió desde el 22 y hasta el 29 de septiembre con las mejores y más recientes producciones fílmicas del país.


A propósito de su participación en el festival, Carmen Machi conversó con Express News en una amena entrevista en la sede del Ciné Lumièreen la que habló de su rol protagónico en la película, sus nuevos proyectos y su experiencia junto a la actriz argentina que, ahora como directora, se ha convertido en una de las grandes promesas del cine en España.


¿Cómo te sientes al representar el trabajo cinematográfico de tu país en Londres?

Es agradable en el sentido de que te sientes mucho más libre y el hecho de que haya un festival de cine español aquí que te dé la oportunidad de comprobar cómo el público te recibe es súper emocionante. Primero porque el tipo de festival es de un apoyo impagable para un tipo de cine que, como el de "La puerta abierta", película por la que yo vengo, es de una financiación muy escasa, con todas las dificultades que conlleva levantarla con mucho empeño por gente como la directora, Marina Seresesky, que es argentina. Esta necesidad de hacer la película y que una ciudad como Londres te abra sus brazos, aunque parta de un festival español, es súper emocionante.


¿Cómo fue la experiencia de trabajar con Marina Seresesky en su primer largometraje?

Marina y yo nos conocimos haciendo teatro en Madrid, no sabía que escribía tan bien, no tenía ni idea de su faceta como guionista y directora. Me sorprendí muchísimo y me gustó. Creo que su temperatura argentina ha conseguido algo fabuloso en la película. La experiencia ha sido muy buena porque en la película ella hace un homenaje a las mujeres en muchos sentidos. Trata el tema de la maternidad de una manera tremendamente dura, de una madre y su hija que no se quieren. También, como mujer, ha planteado el tema de la inmigración, de la prostitución, aunque ese no es el tema central.



La famosa actriz española conversó con Express News sobre su rol protagónico en la película y sus nuevos proyectos


¿Cómo defines tu personaje en este filme?

Rosa es un personaje que se expresa con muy pocas palabras. Sus silencios me parecen terribles, ella me caía muy mal y eso me encantaba. Sobre todo cuando vi la película por primera vez, me fue muy difícil tener empatía con esa mujer porque no hace el más mínimo esfuerzo por ser feliz. Ella ha aceptado esa oscuridad y esa tristeza y te dan ganas de decirle “venga, por favor, que si te atreves a lo mejor la vida es más hermosa”. El nombre de la película tiene mucha metáfora, es la puerta abierta que ella se empeña en cerrar continuamente, también tiene que ver con cerrarse en su vida, incluso cuando empieza un rayo de luz que es una niña. Para que el personaje fuera completo, tenía que ir a ese ritmo, el de la amargura.


Entre el cine, la televisión y el teatro, ¿en cuál medio te sientes más cómoda?

Más que el medio es el proyecto. Mi trayectoria es teatral básicamente, pero el cine me resulta el más difícil. En el teatro yo me encuentro como pez en el agua. El cine, por mucho que haga, siempre tiene el vértigo que dependes de una sala de montaje, de la toma que escogen, hay muchos elementos externos. En cuanto a la televisión, formó una etapa de mi vida, hice un tipo de televisión diferente porque era Sitcom que es casi teatro y fue una experiencia de largos años. Me dio mucha popularidad que fue algo bueno y a la vez muy malo porque es un monstruo muy peligroso que te devora poco a poco.


¿Cómo lograste zafarte de ese grillo de popularidad que dio Aida en la tv?

Abandonando la comodidad. Una mañana me levanté, me llevaba el coche de producción al trabajo y me puse a llorar, pero no sabía que me iba a ocurrir eso y cuando llegué les dije a los productores que dejaba la serie, no era feliz. Estuve 10 años haciendo ese personaje en dos series diferentes. Aparte de que me gusta cambiar de personaje, para mí se había acabado y dejarlo me liberó. Ya le había dado todo lo que le tenía que dar.


¿Cuál es la situación del cine español?

Ahorita hay muchísimo talento y no sabemos si la crisis fomenta la creatividad pero tenemos un gobierno que no trata con nada de cariño al cine. La situación no nos la ponen fácil pero ahora goza de un momento creativo excelente.


¿En qué proyectos estás trabajando actualmente?

Me siento muy afortunada, este año he rodado cinco películas, estreno otras cinco que había rodado el año anterior, entre ellas " El tiempo de los monstruos", "Las furias" y "El bar", de Alex de la Iglesia y el año que viene tengo tres proyectos de cine, todos sin buscarlos, siempre me ha ido ocurriendo así. Ahora me voy a Vietnam a rodar una película maravillosa "Thi Mai" y estaré allí un par de meses con Patricia Ferreira, la directora.