16 °C
Eventos

El Día Internacional del Café rindió homenaje a Centroamérica

|


Arelys Goncalves

Una exclusiva selección de los mejores aromas y sabores de la región centroamericana fue la protagonista en las celebraciones organizadas por la Organización Internacional del Café el pasado primero de octubre. El evento, realizado conjuntamente con las embajadas de los países del Sistema Centroamericano de Integración, SICA, contó con la presencia de los máximos voceros del organismo, miembros de la Specialty Coffee Association of Europe, además de las diferentes representaciones diplomáticas de Nicaragua, Costa Rica, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Honduras y Belice.


La reunión, que se realizó de manera gratuita, fue una oportunidad única para que los amantes de esta deliciosa y popular bebida pudieran disfrutar de los mejores productos traídos directamente desde la región para la celebración del Día Internacional del Café en Londres. El embajador de Honduras, Iván Romero Martínez, en su condición de presidente de la OIC, destacó que es la primera vez que la organización realiza este encuentro para celebrar la riqueza de los mejores cafés del mundo.


En cuanto a su país de origen, destacó la importancia que representa su cultivo: “el café es el primer producto de exportación y somos el sexto exportador a nivel mundial, el tercero de América y el primero a nivel centroamericano”, recalcó. Tal como explicó, en su país el café cumple una función más que comercial, “es extraordinario, lo cultivan las familias, las mujeres y hombres humildes, no es patrimonio de empresas o de monopolios y este evento es una demostración de las cosas positivas que tiene nuestra región y Honduras está a la vanguardia del mejor café del mundo”.


Por su parte, la embajadora de Nicaragua, Guisell Morales-Echaverry, en su condición de presidenta pro témpore del SICA, manifestó que la celebración era un merecido homenaje “a los agricultores, el corazón de la industria del café, que generación tras generación, a pesar de los desafíos económicos, las amenazas del cambio climático y de las plagas y enfermedades naturales, continúan trabajando con orgullo en sus granjas, cuidando las plantas con amor y respetando su historia”. Expresó además que el café, una de las bebidas predilectas a nivel mundial, “es sabor, calidez humana, amistad, familia y tradición, pero también se refiere al comercio justo y a la sostenibilidad”.



Por su parte, Marcela Urueña Gómez, jefa de operaciones de la Organización Internacional del café comentó a Express News que este evento es parte de las iniciativas respaldadas por la entidad. Explicó que la institución que representa tiene un carácter multi gubernamental y busca unificar a los gobiernos de los países exportadores e importadores para que generen diálogos que procuren las mejores alternativas para solventar los desafíos y problemas del sector. Comentó que en la OIC están representados 77 países, incluidos los miembros de la Unión Europea y abarca las naciones exportadoras e importadoras. Resaltó que se trata de una entidad bastante completa, “representamos el 98 % de la producción cafetera y, más o menos, el 70 % del consumo internacional del café”.


Por su parte, el embajador de República Dominicana, Federico Alberto Cuello, se manifestó contento de poder presentar la calidad de los productos de su país. Comentó que tanto los productores nacionales como en otros países de Latinoamérica se han visto afectados por una plaga que ha generado importantes pérdidas en la producción. Sin embargo, explicó que algunas zonas han logrado escapar a este problema y allí han cultivado un café de muy buena calidad. 


“Nuestro país consume prácticamente todo el café que produce y exportamos el orgánico, de aroma, es decir, nos especializamos en el nicho más rentable, con son mercados muy exigentes como Japón, Italia y algunos estados de Estados Unidos”, informó.


Así como el resto de las representaciones diplomáticas presentes en el evento realizado en Berners Street, señaló que es de gran satisfacción no solo participar en esta organización, sino trabajar por su país desde la capital de la globalización, una ciudad en la que, a su juicio, hay que tener presencia y ser muy activo. “De lo que se trata es de posicionar a nuestros países en toda la extensión de su potencial. Hay que cambiar esa imagen que se tiene de nuestros países, somos pueblos de gente creativa, que da lo mejor de sí, que se esmera en hacer las cosas bien y por eso nuestros productos y servicios se aprecian cada vez más”, concluyó.