- °C
Especiales

Sobreviviendo el periodo de silencio de los niños multilingües

|


Por Lorena Trigos


Hasta el momento mis hijos han estado bajo mi cuidado durante sus 3 años de vida, desde el principio yo siempre les he hablado en español, esto significa que ellos lo hablan y lo entienden como su idioma nativo. Ahora, mi esposo les habla francés pero él trabaja, esto significa que su exposición al lenguaje es menor, ellos entienden y dicen ciertas palabras pero en su mayoría responden en español o crean nuevas palabras combinando ambos idiomas. Además, mi esposo y yo hablamos inglés entre nosotros, mis hijos ven televisión en inglés y están rodeados del idioma; sin embargo, hasta el momento, tienen muy pocas interacciones directas con el idioma.



Pero las cosas están a punto de cambiar: mis hijos empezaron a asistir a la guardería, donde por supuesto ¡solo hablan inglés! Como todo proceso de aprendizaje existen diferentes manifestaciones, una de estas es el “periodo de silencio” o “periodo silente” (silent period). Se manifiesta muy comúnmente en niños aprendiendo un segundo idioma; y aunque parece una etapa pasiva, por el contrario el niño está trabajando arduamente por escuchar, tratar de darle sentido a las palabras y comprender la estructura del nuevo lenguaje. De esta manera, en el “periodo de silencio” el niño se mostrará muy callado y parecerá tímido en el nuevo ámbito.



Durante este periodo el niño empezará a repetir en su cabeza ciertas palabras o las practicará en un entorno donde se sienta más cómodo: con familiares y en casa. La verdad es que no sé cuánto se estén comunicando mis hijos verbalmente en su clase, pero tengo la confianza de que, como cualquier otro niño, pueden utilizar otras maneras eficaces de comunicación que no son necesariamente hablando.



De acuerdo a Priscila Clarke (1992 - English as a 2nd Language in Early Childhood) algunas estrategias para ayudar a un niño en este periodo son:


1. Continúa hablando aunque el niño no responda

2. Ser persistente en incluir a los niños en grupos pequeños con otros niños

3. Utilizar una variedad de preguntas

4. Incluir a otros niños como el foco de la conversación

5. Continuar el uso de la lengua nativa

6. Aceptar respuestas no verbales

7. Elogiar los esfuerzos del niño

8. Estructurar un programa para animar a los niños a jugar con otros

9. Ofrecer actividades que refuercen la práctica de la lengua a través de juegos de rol.



Estas ideas funcionan en el salón de clase o si otra persona les está enseñando el lenguaje, pero ¿qué sucede cuando yo continúo hablando el lenguaje nativo (español) pero al mismo tiempo quiero ayudarlos en el aprendizaje de su nueva lengua (inglés)?. De acuerdo a padres que ya han pasado por esta etapa con sus hijos, lo difícil no es ellos pero nosotros mismos: el pensar que van a estar tristes, que no van a poder socializar, que no van a poder decir si quieren ir al baño o quieren un vaso de agua. Entonces, posiblemente la mejor manera de ayudarlos es dejar nuestros propios miedos y no imponerlos en ellos. Muchos padres se dejan llevar por estos temores y empiezan a hablar el segundo idioma en un atento por ayudarles a aprender el nuevo lenguaje, el problema es que este lenguaje (inglés) se convertirá en su lengua nativa y será más difícil imponer nuevamente el español.



Muchos factores pueden o no tener un efecto sobre la velocidad a la que un niño pasará por el periodo de silencio. Dependerá de cuán introvertidos/extrovertidos sean, de sus habilidades lingüísticas, de qué tan expuestos o no hayan estado anteriormente a este lenguaje y qué tan pequeños sean. Mi sobrino llegó a Estados Unidos a los 4 años, 0% de inglés, lengua nativa: español; hoy, 5 años más tarde su lengua nativa es el inglés y habla español fluidamente. Su periodo de silencio fue aproximadamente 6 meses; mi hermana, su esposo y toda la familia recordamos este periodo como un tiempo lleno de ansiedad. Ahora, si le preguntas a él qué recuerda sobre ese periodo: no tiene nada que ver con la adquisición del lenguaje o ningún tipo de ansiedad, en su memoria él siempre ha hablado inglés.



Para los padres que ya han pasado por estas: ¿cuánto tiempo duró este periodo? y ¿cómo fue el proceso? Comparte tu experiencia en www.criandoenelextranjero.com