0 °C
América Latina

Colombia apunta hacia una paz necesaria, aunque no sea la ideal

|


Por Carmen Chamorro García, Directiva Del CIP/ACPE


La canciller de Exteriores, María Angela Holguín dijo que Colombia deberá sufrir una importante transformación para hacer frente a los nuevos desafíos a los que el proceso de paz, -entre Gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC-, deberá enfrentar, sin obviar el inminente plebiscito en menos de un mes. Holguín, en el transcurso del XX Debate Anual CAF, celebrado durante estos días en Washington, elevó la cuestión de cómo poder transformar muchos aspectos del país para alcanzar el desarrollo rural integral, por poner un ejemplo, (superar el abandono del campo colombiano) o aportar mecanismos de seguridad jurídica en la incursión política y protesta social. “Estamos dando pasos hacia una Justicia con garantías, que es la que podemos tener para tener Paz”.


La XX Conference Annual CAF ha constituido uno de los eventos más esperados, y que ha cobrado especial relevancia, precisamente por la puesta a punto de dos acontecimientos esenciales en la coyuntura actual de la Región: la visita del Presidente norteamericano Barack Obama a Cuba y el Acuerdo de Paz en Colombia, que pone fin a 50 años de pesadilla para muchos colombianos en la obstaculización de su desarrollo. ¿Es la paz que Colombia puede tener, aunque no sea la ideal?


Los nuevos líderes, funcionarios, observadores-actores y oradores de gran nivel del panel “Desafíos de la paz en Colombia” han arrojado las últimas cifras registradas, en esta etapa del fin del conflicto, tales como 8 millones de víctimas, 50.000 desaparecidos, y 7 millones de desplazados, en una realidad que nos dice que Colombia no puede estar tranquila cuando las fuerzas públicas colombianas han sufrido la pérdida de más de 4000 funcionarios. La canciller María Ángela Holguín junto con el Ministro para el post conflicto, Rafael Pardo han defendido el Acuerdo de Paz, que para Pardo, “no es gratuito, pero siempre es más costoso no tener Paz”.


Por su parte, el Fiscal General de Colombia, Néstor Humberto Martínez ha asegurado que el modelo de justicia, en una sociedad que busca la reconciliación, se rige por los estándares internacionales donde no se contempla la impunidad. 


“Tenemos la responsabilidad de entregar más de 100.000 informes sobre criminalidad, para que el Tribunal especial de Paz haga justicia; más de 100.000 informes sobre criminalidad que sistematizamos, en una línea de investigación sobre conductas que han afectado socialmente, tales como los delitos de lesa humanidad, y que el Tribunal o Jurisdicción especial de Paz vaya admitiendo en una tarea ardua, aunque rápida”.


Tampoco se permitirá a la guerrilla utilizar el dinero de actividades ilícitas para financiar su incorporación en la Democracia colombiana. “Las FARC no llegarán a la política en Colombia con el patrimonio habido de forma ilícita”, dijo. “Pero Paz en la Democracia también significa que no permitiremos tampoco dinero de la corrupción”, agregó. Se van a entregar informes de los que cooperaron con agentes del estado, de tal suerte, que no haya impunidad de ninguna manera y permita el cierre jurídico del conflicto.


Otro de los paneles de la jornada giró en torno a los desafíos que enfrenta la Región para lograr un desarrollo pleno y sostenible, en momentos en que el fin del “super-ciclo” de las materias primas empieza a sentirse de lleno en las arcas públicas de varios países y se vive un escenario político decisivo en todo el hemisferio. La necesidad de impulsar un proceso de diversificación productiva a través de reformas estructurales para ganar dinamismo económico, así como adoptar una visión y agenda de largo plazo, por encima de las ideologías, fueron puntos de coincidencia entre los oradores.


El ex secretario general Iberoamericano, Enrique Iglesias hizo un balance acerca del escenario global actual, en el que conviven “una economía confusa, una sociedad enojada y una política internacional desorientada”, y se refirió a los “ajustes inteligentes y dolorosos” que la región tendrá que llevar a cabo ante este nuevo contexto. Destacó sin embargo que América Latina está mejor posicionada que en el pasado. “Hemos vivido momentos mucho más dramáticos”, sintetizó. Además, señaló la necesidad de que haya “un gran pacto fiscal que permita encontrar el equilibrio entre lo económico y social para enfrentar los retos del mundo actual desconcertado”.