8 °C
Turismo

Sol de verano en el mediterráneo

|

Imagen tomada de internet


Estratégicamente ubicada, Malta se sitúa en pleno corazón del Mediterráneo, entre Europa y África. Miembro de la Unión Europea desde hace aproximadamente una década, cada vez es más reclamada entre los turistas, ofreciendo una combinación irresistible: relax, playas e historia.


Las principales islas y las únicas habitadas de la Tierra de miel, como también es conocido el archipiélago maltés por la gran calidad de su miel son: la isla de Malta, la mayor de ellas y que también incluye la Veleta, capital del país. La isla Gozo, que como su nombre indica es gozo en estado puro y paraíso perfecto para buceadores por sus aguas cristalinas. Y la isla Comino, el lugar ideal para los que buscan huir de la rutina de la ciudad y el ruido y poder encontrar tranquilidad y relax, una isla que cuenta con una población permanente de 4 habitantes así como algunas de las playas más bonitas del país, Golden Bay y Blue Laggon.



La Valleta y sus lugares mágicos:

Y es que Malta no se entiende sin un paseo por las calles de su capital, la Valletta, una ciudad fortificada entre callejuelas estrechas, fachadas típicas y bellos coches de caballos que aportan ese encanto tan especial.


El casco antiguo de la ciudad, concentra los monumentos más importantes de la capital. La Republica, es la calle principal de la Veleta y su escaparate comercial por excelencia. Entre los imprescindibles de la ciudad se encuentran: la plaza de la Republica, llena de cafés y restaurantes, la Catedral de San Juan, una soberbia fortificación construida en el pasado por caballeros, así como el Palacio del Gran Maestre, hogar del presidente de Malta que se levanta como su nombre indica, en la plaza del Palacio y que acoge el Parlamento de la ciudad y el Museo Nacional de Bellas Artes.


Si algo que caracteriza la ciudad de la Valleta es la gran cantidad de hermosas iglesias que recorren la ciudad como por ejemplo la iglesia de San Francisco de Asís, la iglesia de San Agustín o la iglesia de Santa Bárbara.


Imagen tomada de internet


Estar en Valleta, es tener vistas a las preciosas bahías de la capital. Desde los Jardines bajos de Barrakka se consigue una imagen privilegiada de las bahías de Marsamxett y la del Gran Puerto, que bien también se merecen no solo echarles un vistazo, sino también visitarlas.


Imagen tomada de internet


Y es que Malta, cada vez más visitada por los de aquí y también los de allí, te muestra un mediterráneo que sin duda te encantará.


¡Buen viaje amigo!



Dónde comer:

En pleno corazón de la capital abre sus puertas Chez Cyrille Cordial, un acogedor restaurante de apenas unas cuantas mesas, donde poder disfrutar de una tranquila velada y saborear la maravillosa cocina mediterránea.


Imagen tomada de internet


Desde Londres:

Viaja al archipiélago maltés desde Londres en avión en un trayecto de poco más de 3 horas.