13 °C
Londres

De Putney a Barking Once nuevos puertos previstos en el Támesis

|

Imagen de www.visitgreenwich.org.uk


Por Ulysses Maldonado

Casi un millón de londinenses ahora se desplazan a sus trabajos en los Thames Clippers. Precisamente, para hacer frente a la creciente demanda se planifican 11 nuevos muelles y el servicio podría extenderse hasta Kent.


Según cifras oficiales, casi un millón de personas viaja a la oficina por esta vía, el mayor operador de River Buses en la capital, prevé que va a tener 4.2 millones de viajes realizados desde el centro al este en los servicios de Londres de este año, por encima de 3,3 millones hace tres años.


Para hacer frente a la creciente demanda, se han previsto no menos de 11 nuevos muelles, lo que abrirá el servicio a miles de personas en lugares tan distantes como Barking. También se están discutiendo planes para extenderlos a Kent.


Se están ampliando los muelles en Blackfriars y Embankment. El muelle de Westminster recientemente ampliado abrió este mes.


Sean Collins, Director ejecutivo y co-fundador de MBNA Thames Clippers, que se lanzó en 1999, dice que durante el próximo año, se abrirán los muelles en Battersea para servir a la nueva zona de desarrollo que se ha formado alrededor de la central eléctrica de Battersea.


En el este, los muelles de Londres en el embarcadero de Canary Wharf y Providence Wharf abrirá Isle of Dogs para el transporte fluvial.


También hay planes inminentes para un nuevo muelle en Enderby Wharf, cerca del O2 y la ubicación de un importante proyecto de viviendas. Se espera que este muelle esté en funcionamiento en 2018.


Otro nuevo muelle se propone en el Royal Wharf, un proyecto cerca de los Royal Docks y el London City Airport.

Transporte de Londres espera también que los muelles desarrollados a la parte trasera del hotel Savoy y en Wapping, Rotherhithe, Greenwich, cerca de Beckton y el nuevo de Barking Riverside.


Alrededor del 40 por ciento de los actuales desplazamientos de Thames Clipper son hechos por viajeros regulares. Otros 250.000 viajes se harán en la rama occidental del servicio, que opera desde Putney solamente durante las horas de la mañana y en las horas punta de la tarde.


El aumento de usuarios se produce a pesar del hecho de que un viaje por río puede ser más lento y un poco más caro que viajar por tierra. "Lo que ofrecemos es una forma muy singular de transporte a las personas que prefieren no viajar en tren", dice Collins. "Ellos están llegando al trabajo en un marco totalmente relajado.


"En Barking se están construyendo alrededor de 15.000 hogares por lo que tiene el potencial de convertirse en un centro muy importante para el transporte fluvial, y proporcionar acceso a Canary Wharf seria fenomenal".


Collins espera que el servicio también se ejecutará, un día no muy lejano, del centro de Londres hasta Ebbsfleet, en Kent, a través de Greenhithe, lugar del centro comercial Bluewater, y Swanscombe, donde se planea un parque temático al estilo de Disneyland por £2 mil millones.


No será posible extender el servicio de River Buses por el río más al oeste de Putney ya que las aguas son poco profundas, más un límite de velocidad estricto y la idea de los desplazamientos en barco desde Richmond Kew al centro de Londres es "imposible", añade Collins.


Un boleto anual no es barato. Por ejemplo, para viajar de Royal Arsenal hasta Bankside cuesta £1.200. El trayecto es de 46 minutos y los servicios del centro de Londres salen cada 20 minutos hasta las 11 pm. Sin embargo, este billete no permite viajar en tren o autobús, y Collins dice que el nivel de subvención pública requerida para desarrollar un abono totalmente integrado hace que el concepto sea inviable.


Se espera que los servicios sean más rápidos en el futuro para reducir los tiempos de viaje, y en 2017/18 agregará otros dos barcos a su flota actual de 15 botes.