17 °C
Londres

Oposición a plan de expansión del London City Airport

|

Foto wikimedia.org


Por Ulysses Maldonado

La expansión con financiación privada incluirá siete nuevos puestos de aeronaves, una calle paralela de rodaje para taxis y extensión del terminal de pasajeros. Se pretende añadir otros 35.000 vuelos al aeropuerto para el año 2025, y dar paso hasta 6,5 millones de pasajeros cada año. En 2015, el aeropuerto solo tenía un flujo de 4,3 millones de pasajeros.


London City Airport también afirma que el crecimiento podría crear 2.000 nuevos puestos de trabajo en el este de Londres, y potencialmente contribuir con £1.5 billones a la economía del Reino Unido en 10 años.


Sin embargo, los planes de expansión han tenido una férrea oposición y no son una buena noticia para aquellos que están preocupados por los niveles de contaminación de Londres, ni los miembros del Partido Verde, incluyendo a Sian Berry, quien quiere ver el aeropuerto transformado en un nuevo proyecto de vivienda y de negocios.


“El aeropuerto se encuentra actualmente en un estimado de £2 mil millones en el mercado y estoy apoyando una petición lanzada por la candidata de la Asamblea de Londres, Rachel Collinson instando a uno de los oferentes actuales, en Alemania, el gigante de seguros Allianz, a prestar atención al caso del negocio y convencerlo de cambiar el uso del sitio”.

La zona cubre medio millón de metros cuadrados, y se podría utilizar para crear al menos 16.000 puestos de trabajo más y añadir un adicional de £400 millones a la economía del Reino Unido si se destina para otros usos.


El aeropuerto será cada vez más irrelevante una vez que Crossrail se abra ya que ofrece una conexión rápida entre Canary Wharf y Heathrow. Y es que limita el potencial económico de Londres, lo que socava la zona existente de la empresas aquí en Newham, y ha causado incontables problemas de salud y ambientales a miles de residentes locales.

El sitio también se puede utilizar para crear miles de nuevas viviendas a poca distancia del centro de Londres, lo que facilita y da solución, tanto a la crisis de vivienda y a la presión en nuestro sistema de transporte.


Si esta pieza principal de las tierras se utiliza de forma sostenible por empresas innovadoras, zonas residenciales, de ocio, instalaciones culturales y tiendas, sería recorrer un largo camino hacia la solución de muchos de los problemas de Londres al mismo tiempo.


Las tasas de mortalidad relacionadas con la contaminación alrededor del aeropuerto se encuentran entre las más altas del país, y las reglas de zona 'crash' están impidiendo el desarrollo en el área local todo por el bien de un pequeño número de pasajeros.


“El cierre de aeropuerto de la City es sin duda una idea cuyo momento ha llegado”, dijeron los opositores a su ampliación.