16 °C
Londres

Este de Londres, el lugar más difícil para pruebas de conducción

|

Imagen iacpublishinglabs.com


Por Ulysses Maldonado

Cuatro de los cinco centros de prueba en los que es más difícil pasar se encuentran en la capital, según datos compilados por la Driving and Vehicle Standards Agency.


El tráfico pesado, calles estrechas y múltiples cambios de carril se han dado como posibles razones de la alta tasa de fracasos en los test.


Wanstead fue nombrado el "punto más caliente de fracaso" con un 67,2 por ciento de los conductores que han fallado.

El centro de pruebas de Belvedere fue el segundo con una tasa de fracaso similar.


Wood Green y Barking como rutas de prueba completaron la lista con una tasa de fracaso del 64 por ciento.

Barrow-in-Furness, en Cumbria, se reveló como el lugar más fácil para pasar con sólo uno de cada tres conductores que no pasaron el test.


Las cifras fueron recopiladas por Privilege Car Insurance en el periodo 2011-2015 utilizando los datos de DVSA.


Uno de los consultores, Neil Beeson, ha dicho que conductores en la ruta de prueba Wanstead tienen que navegar por las carreteras principales - incluyendo la concurrida rotunda de Redbridge.


“Wanstead es muy congestionado y un montón de sus caminos tienen estacionamiento en la calle. Esto causa problemas para los estudiantes cuando salen de los caminos laterales en las carreteras principales ya que su punto de vista puede verse seriamente restringido", agregó.