14 °C
Mundo

Pioneros resaltan potencial solar tras vuelta al mundo

|


Alex Fargier

El avión ‘Solar Impulse 2’ aterrizó en Abu Dhabi el martes 26 de julio, después de haber logrado una circunnavegación del globo únicamente impulsado con energía solar. Los pilotos Bertrand Piccard y André Borschberg se turnaron, los pioneros de la aviación solar usando técnicas de meditación para aguantar los días de vuelo arriba de los océanos. El periplo de más de 40,000 kilómetros les tomó unos 17 meses.


El reto fue "hacer lo imposible", mostrar lo que es posible hoy en día con la tecnología solar. La fuente de la propulsión del avión se destacó como paneles fotovoltaicos, convirtiendo la luz directamente en electricidad, alimentando así los cuatros motores de la máquina. Sin embargo, el esfuerzo pionero resaltó las dificultades y limitaciones de esa tecnología. Una razón de que el viaje no se pudo hacer de una vez fue que contaron con la suerte del tiempo.


Efectivamente, la propiedad intermitente de los paneles solar fotovoltaicos hace que debido a que requieren la luz del sol para funcionar, no son una fuente de energía de día y noche, a diferencia de otras fuentes, como el nuclear. Sin embargo, recientemente se está dando esfuerzos para buscar una solución a ese reto.


Una vía es de combinar la eficiencia de los paneles fotovoltaicos con formas de almacenamiento energético como baterías. Esa estrategia acaba de haberla tomada ElonMusk, dueño de la empresa Tesla Motors, fabricante de carros eléctricos y entonces de baterías, la cual está adquiriendo la empresa SolarCity, fabricante de paneles solar. Se supone que la unión de esas empresas complementarias provocara ahorros consecuentes.


Otra es de repensar completamente el problema de convertir la luz en energía y de concebir una forma totalmente nueva de producción y almacenamiento. En el desierto de Nevada, ya está funcionando una central eléctrica solar que usa diez mil espejos heliotrópicos para reflejar los rayos del sol en un punto central, así calentando una sal específica, fundida para que después impulse una turbina y genera electricidad. La ventaja de ese sistema es que hace posible proporcionar energía a cualquier hora, no solo durante el día, debido a la conservación del calor capturado por la sal que se hace muy eficazmente.


Más ambicioso aun es un proyecto de investigadores universitarios de convertir la luz como lo hacen las plantas. Han encontrado un método para imitar la fotosíntesis con una invención descrita como una hoja artificial, convirtiendo el CO2 del aire en un líquido que podría servir como combustible para carros. Aunque todavía se trata de los inicios del proyecto, la idea podría revolucionar la industria de los carburantes.


Esos esfuerzos se están dando mientras que el mercado de paneles fotovoltaicos ha visto los precios bajar hasta generar pérdidas para productores, dice un informe publicado esa semana por EnergyTrend. En el reino unido el gobierno está suprimiendo su apoyo del sector solar, que ya ha resultado con unos 12,000 empleos perdidos el año pasado. Pero los retos de la tecnología solar actual no parecen temer a las autoridades Chinas. El titán económico ha pasado primero en el mundo este ano como productor de electricidad solar, habiendo ya instalado un gigante 20GW de capacidad productiva, llevándose a 43GW en total, así superando a Alemania, que tiene 38GW.