16 °C
Turismo

Viaja a la ciudad marroquí de Marrakech y descubre un emocionante lugar lleno de color y tradición.

|


Por: Lorena Liquete Briffel


Hoy Destinos te lleva a Marrakech, una de las cuatro ciudades imperiales de Marruecos junto con Mequínez, Fez y Rabat y la ciudad turística del país por excelencia.


Conocida como “La Ciudad Roja”por el color de sus edificios, Marrakech se ubica al sur del país, entre el desierto del Sahara y el Macizo de Atlas. Con una herencia en su haber de casi 1000 años de historia y como si de un puente se tratara entre África y Europa, la ciudad de Marrakech - y en general todo el territorio Marroquí- ha sido a lo largo de los años punto de encuentro de muchas civilizaciones y culturas.


Marrakech, exótica y hospitalaria, es una ciudad vibrante, de espíritu fuerte, llena de matices y pequeños detalles que aportan ese encanto tan especial a la “Perla del Sur”. Además de ser un auténtico escaparate de exuberantes jardines, imponentes palacios y magníficos museos.




Puntos de interés

Un entramado de pintorescas callejuelas, con zocos y mezquitas a su paso, rodeadas de impresionantes murallas transportando al viajero a tiempos pasados, conforman la Medina o Ciudad Vieja, el mayor atractivo de Marrakech. Destaca en esta parte de la ciudad, siendo una visita imprescindible, la plaza de Jamma el Fna, corazón y emblema de la ciudad, un lugar lleno de diferentes puestos ambulantes donde poder comprar productos típicos o hacerte un tatuaje de henna... Así como escenario elegido por artistas callejeros en su afán por animar a propios y extraños.

De la misma forma, son muchos los importantes y representativos edificios que rodean la ciudad entre los que sobresalen la mezquita Koutoubia, la mezquita y madraza de Ben Youseff, el Palacio Bahía, las ruinas del Palacio Badi y las tumbas Saadies.



Fuera de las murallas que rodean la Ciudad Vieja, se desarrolla la Ciudad Nueva siendo Gueliz su barrio principal en el que se concentran la mayor parte de los comercios.


Más allá de estas dos zonas de la ciudad, la vieja y la nueva, los barrios Hivernage, Palmeraie y Méllah bien merecen una visita, así como los variados jardines y museos que recorren la ciudad, siendo el Jardín la Menara y el Museé de Marrakech dos buenos ejemplos de ello.


Dónde comer:

En plena Medina, zona vieja de Marrakech se sitúa el restaurante Dar Mimon un maravilloso lugar donde degustar los platos marroquís más típicos, desde un delicioso cuscús hasta los tajines.


Desde Londres:

Viaja a la exótica Marrakech, siendo la duración del trayecto en avión de algo más de 3 horas y media. Son numerosas las compañías que operan vuelos diarios y directos, pudiendo conseguir ofertas muy buenas adquiriendo los billetes con tiempo.