8 °C
Música

Los sonidos de Venezuela deleitaron a Londres en las cuerdas de C4 trío

|


Arelys Goncalves

Esta agrupación venezolana, integrada por tres magistrales cuatristas y un talentoso bajista, es la prueba de que la música es el lenguaje universal y puede llegar a cualquier parte y ser disfrutada hasta por los públicos más exigentes. Premiados en una decena de oportunidades en los Pepsi Music y merecedores de un Grammy Latino por su producción "De Repente", C4 trío celebra 10 años de vida artística con una gira en Europa que le ha permitido llevar su música a España y Portugal, además de deleitar al público británico con sus ritmos y fusiones con auténtico sabor venezolano.


Su paso por el Reino Unido les permitió seducir con su profesionalismo y especial estilo al público de Cambridge y presentarse en dos ocasiones en el Bolívar Hall, centro emblemático de la comunidad latina en Londres. Su apretada agenda involucró además un concierto en The Forge y su participación en el festival The Nest Collective, antes de regresar a España a continuar su gira.


El escenario del Bolívar Hall fue uno de los lugares más especiales para el grupo en esta visita, especialmente porque fue allí en donde se presentó en su primera gira europea en 2007.


Una cosecha musical

La agrupación C4 trío se cultivó en uno de los eventos de música tradicional más importantes de Venezuela, el Concurso Internacional La Siembra del Cuatro.


Hasta la fecha, la agrupación ha logrado producir cinco discos que les han permitido condensar sus inquietudes musicales y su particular estilo inspirados en un instrumento que tradicionalmente se ha reservado a la música tradicional. En 2009 apareció en las carteleras el segundo álbum titulado Entre Manos. En 2012 produjeron C4 + Gualberto que tal como lo resaltó el propio Jorge Glem, fue un gran trampolín para la agrupación porque el disco recibió varias nominaciones a los premios Pepsi Music y se llevó el galardón en tres categorías, Mejor canción folclórica con "La Carta", Mejor disco folclórico y Mejor colaboración del año. "Después recibimos la alegría de que estábamos nominados con ese disco a los premios Latin Grammy. Fue muy emocionante llegar a Las Vegas con el cuatro en la mano y con nuestra música folclórica y ver a todos esos músicos latinoamericanos", recordó Glem.


Tal como expresaron los cuatro miembros de la agrupación, el álbum De Repente de 2013 fue otro de los grandes logros, acompañados por el músico y cantante venezolano, conocido popularmente como el "Pollo" Brito. Según comentó Héctor Molina, esta producción ofreció al grupo uno de los momentos más emocionantes de la historia del conjunto. "Para nosotros fue un gran trampolín, en los premios Pepsi Music recibimos nueve nominaciones y ganamos en siete categorías, incluyendo las de artista del año. Por si fuera poco, ese mismo día de los premios se anunciaron las nominaciones de los Latin Grammy y recibimos la noticia que "De Repente" estaba nominado como Mejor disco de música folclórica y Mejor ingeniería de grabación, nominación en la que nuestro equipo resultó ganador".


Las nominaciones representaron para ellos una satisfacción enorme que se acrecentó tras ser invitados para participar en la ceremonia no televisada de los premios. Según describen, fue un momento inimaginable, "es sentir esa responsabilidad bonita de que estamos abriendo aún más las ventanas para nuestra música venezolana que es sabrosa y con la que la gente se puede conectar y disfrutar en cualquier parte", comentó Edward Ramírez.


Una década de éxitos

Para celebrar sus primeros diez años juntos, la agrupación lanzó en el 2015 el DVD Los 10 de C4 en el que participan diferentes representantes de la música popular y tradicional venezolana como Francisco Pacheco, Guaco, el Pollo Brito, Aquiles Báez, Horacio Blanco, de la agrupación Desorden Público, así como el reconocido genio de la salsa, Oscar D' León, entre otras figuras. Desde su fundación, la agrupación se ha mantenido activa con presentaciones fuera y dentro de Venezuela.


Imagen Felix Rios


Tal como lo describen sus integrantes, ha sido una década de trabajo constante y vertiginoso. En 2009 el trío de cuatristas decidió incorporar otro instrumento al grupo y contaron con la participación del bajista Rodner Padilla que estuvo 5 años en la agrupación. Posteriormente, en 2014 se incorporó Gustavo Márquez, vale decir, uno de los seguidores más fieles de C4 trío. "Los admiraba mucho y además escuchaba las mismas influencias que ellos y mucha gente de mi generación tenían. Como joven me veía reflejado en ellos y quería ser como ellos", comentó Márquez.


Coinciden en que uno de sus mayores logros ha sido llevar el cuatro a otros escenarios y estilos musicales, acercarse a las nuevas generaciones y, al mismo tiempo, a públicos que desconocen las raíces y la cultura venezolana.


"Nosotros somos una consecuencia de la música de nuestro país y nos gustaría despertar en otros jóvenes la idea de que la música venezolana sí se puede disfrutar, no es obligatorio pero si es importante escucharla y prestarle atención porque es muy fácil enamorarse de ella", afirmó Jorge Glem, quien agregó: "creemos que el cuatro es un instrumento universal, tan importante como cualquier otro y puede gustarle a todo el mundo".


Los últimos días de la gira europea llevarán a esta magnífica agrupación venezolana de regreso a España, para luego pasar por Alemania, Suecia y Austria, antes de regresar a Caracas a continuar con la producción de su próximo álbum que estará en el mercado a finales de este año o principios del 2017.