17 °C
Londres

Sadiq Khan venderá tres cañones de agua que costaron £200.000

|

Imagen thetimes.co.uk


Por Ulysses Maldonado

El alcalde dijo que existe "la creencia de mendigos" ya que el Ayuntamiento estaba pagando para almacenar los equipos y dispositivos que han sido prohibidos para ser usados en marachas y protestas.


Su predecesor, Boris Johnson, aprobó la compra de tres cañones de agua de segunda mano de Alemania por más de £200.000 hace dos años.


Los jefes de Scotland Yard habían dicho después de algunos desordenes y alborotos de Londres que querían estas herramientas policiales a su disposición en caso de una emergencia futura.


Pero 12 meses después, la secretaria de la Home Office, Theresa May, bloqueó un intento de permitir su uso en las calles de Londres por motivos de riesgo de seguridad y médico.


Desde entonces han sido almacenados en un sitio, que es un centro de formación de la Policía Metropolitana cerca de Gravesend, en Kent, donde se utilizan para fines de entrenamiento.


Durante su primer informe de gobierno de Londres, el Señor Khan dijo que "una de las ofertas que Boris Johnson logró hacer con los alemanes fue ir a comprar tres cañones de agua. Lo que voy a hacer es vender estos y utilizar el dinero para los servicios juveniles”.


"Esto demuestra la incapacidad de Boris Johnson para conseguir una buena oferta ya que pagó casi £250.000 por equipos de segunda mano, cuesta creer que estamos pagando por instalaciones para el almacenamiento de estos cañones de agua”.


El nuevo alcalde hizo varios chistes a expensas de su predecesor, quien se retiró de la carrera para intentar convertirse en primer ministro.


Preguntó que a quién le gustaría ver como el próximo líder conservador, dijo: "Quiero un elemento maduro, lo que es bueno y que no será Boris Johnson".


La decisión viene después de que el Señor Johnson era objeto de burlas por parte de la Señora May, por la propia puesta en marcha de liderazgo sobre el cañón de agua, y del que se prohibió su uso.


"La última vez que hizo un trato con los alemanes, regresó con tres cañones de agua casi nuevos," bromeó ella, hace algunos meses.