11 °C
Rincón Audiovisual

Diez años de la película El diablo viste a la moda

|

Foto tomada de internet



Redacción Express News

Tal vez ya todos hemos perdido la cuenta de las veces que hemos visto esta película. El diablo viste a la moda es una de las chick flicks más recordadas por las mujeres, incluso, por los hombres.


La fascinante Meryl Streep con su papel de jefe mala y Anne Hathaway con su personaje torpe y responsable que evoluciona de una manera sorprendente, le dieron el toque inolvidable a esta cinta.


El pasado miércoles 29 de junio se cumplieron diez años del estreno de la película, por eso hoy te dejamos estos datos que tal vez no conocías sobre la producción:


Inspirada en vivencias reales

Anna Wintour, autora del libro en el que se basó la película, fue por varios años asistente personal de la famosa editora de la revista Vogue.


Otra protagonista

Aunque no creemos que alguna otra actriz pudo haber hecho mejor el papel que hizo Hathaway, al principio los productores querían que Rachel McAdams interpretara a Andy Sachs. McAdams rechazó la oferta
puesto que quería enfocarse en otros proyectos independientes.


Meryl Streep casi dice que no

Una de las mejores actrices de la época estuvo a punto de rechazar el papel por el nivel de exigencia que este tenía. Un reto que asumió a la perfección y por el que reclamó un sueldo que valiera su actuación. Y sí que valió la pena todo el esfuerzo.


Producción barata para una vida cara

Aunque la película narra la lujosa vida de la moda, lo cierto era que el presupuesto de la producción era poco. Tanto, que no les alcanzó para rentar a uno de los íconos más representativos de la moda en Nueva York. Por esto Stanley Tucci fue el que finalmente interpretó al experto en moda, Nigel. 


El salto a la fama de Emily Blunt

Sin duda fue el salto a la fama de Emily Blunt, quien era poco conocido en el mundo del séptimo arte. Lo irónico fue que al inicio no quería interpretar el personaje, pero su agente comercial la convenció para hacer el casting y lo logró.