13 °C
Turismo

Un verano estupendo en Lisboa

|

Foto tomada de internet


Lorena Liquete Briffel

Se escucha de fondo un bello Fado, al paso del tranvía 28…el más «célebre» y turístico de todos ellos, recorriendo incansable las calles de la ciudad. El horizonte, dominado por el Tajo, se antoja interminable y acaricia con mimo a su bella Lisboa, capital de Portugal.


La cosmopolita y moderna ciudad lusa, siempre guiñando al pasado, conserva intacta esa esencia tan evocadora de otros tiempos y que tan bien le sienta.


Colorida y con carácter, Lisboa invita a perderse entre sus pintorescas y empedradas calles, capaz de provocar un sinfín de miradas.


No es de extrañar, oír referirse a la capital portuguesa como La Ciudad de la Luz, y es que el sol aquí, brilla de una forma distinta.



Lisboa y sus lugares mágicos

Foto tomada de internet


A tan solo unos pocos días del comienzo del verano y pensando ya en vacaciones, la capital portuguesa se convierte en ¡una opción perfecta a donde viajar!


Llena de alternativas, la ciudad de Lisboa ofrece una diversa gama de planes capaces de complacer los gustos del viajante, así como diversos y numerosos puntos de interés, siendo algunos de estos de imprescindible visita.

Además, sus agradables temperaturas en esta época del año, invita a propios y a extraños al paseo interminable.


Destacan en el camino, tres de sus plazas: la Plaza del Comercio, la Plaza del Margues de Pombal y la encantadora Plaza del Rossio. En todo su esplendor y siempre concurridas, acogen a todo aquel que se hace ver por allí, para hacer un alto en el trayecto o simplemente para ver la vida….ver la vida pasar.


Sobrevolando la ciudad, el Puente 25 de abril de más de dos kilómetros de largo lo que le otorga ser el puente colgante más largo de Europa y el puente Vasco de gama que se extiende a lo largo de más de 17 kilómetros. Ambos distinguidos, presumen de ser los puentes más celebres y simbólicos de la capital portuguesa.


A lo que monumentos y construcciones se refiere, Lisboa también puede presumir de albergar un gran patrimonio, tanto es que algunos se refieren a la ciudad como un museo al aire libre. De entre sus joyas arquitectónicas, sobresalen: la Catedral de Lisboa Santa María Maior y el bello Monasterio de los Jerónimos, así como la Torre de Belén, en el pasado lugar de defensa de la ciudad y formada por 5 pisos, el Castillo de San Jorge como su nombre indica situado en la cima de San Jorge desde donde poder conseguir vistas privilegiadas de la ciudad y el Monumento a los Descubrimientos, una meticulosa y detallada escultura que conmemora el 500 aniversario de la muerte de Enrique el Navegante, descubridor de Madeira, Las Azores y Cabo Verde.


Foto tomada de internet 


En los alrededores de la ciudad, la villa de Sintra, bien merece una parada así como y ahora que el sol aprieta, acercarse a algunas de las maravillosas playas que acarician la ciudad: Cascais, Carcavelos, Estoril o la Costa de Caparica son algunos de los lugares perfectos donde darse un buen chapuzón.


Gastronomía

Bien es cierto que la gastronomía portuguesa no deja indiferente a nadie y sus deliciosos platos siempre hacen repetir. De entre sus recetas más comunes se encuentra el Caldo verde o el Bacalao, pescado estrella de la cocina portuguesa. Saborea estos y muchos otros platos típicos en la Cervecería Trindade, un lugar tradicional y clásico ubicado en el Barrio Alto, zona perfecta de día y de moda de noche donde la diversión y el buen ambiente está garantizado.


Curiosidades de Lisboa

El Hippo Trip o lo que es lo mismo el autobús «pez» de Lisboa permite disfrutar de una excursión por la ciudad dando paso a un paseo por el Tajo desde este mismo autobús.