6 °C
Especiales

¿Cómo vencer el miedo a emprender?

|

Imagen de revistaadmire.com


Por Fabián González


Hoy quiero darte cuatro claves que personalmente me han servido mucho para enfrentarme a las situaciones que me generan un poco de miedo y vértigo, aquí van:



Actúa a pesar del miedo

Cada uno de nosotros tiene generalmente dos formas de reaccionar ante las situaciones que nos generan miedo, una es, quedarnos petrificados y no hacer nada, estar en la inacción, quedar quietos, quedar inmóviles; y la otra es movernos, ponernos en acción, aunque tengamos miedo, es decir, el miedo es una situación, que si lo miramos desde el punto de vista positivo, nos ayuda a protegernos, porque es una manera de alertarnos de que algo no va a ir bien, sin embargo, te invito a que cuando tengas una situación de miedo pienses en cómo podrías tú utilizar este miedo a tu favor, para ponerte en marcha. El miedo, es muy difícil eliminarlo, sobretodo, cuando estamos en situaciones de incertidumbre, pero lo que si podríamos hacer es gestionarlo para ponernos en acción y movernos. Así que lo primero es entender que el miedo no se va a ir porque sí, pero lo que si podemos hacer es reaccionar con acción, es decir actuar a pesar del miedo.


Cambia tu miedo por fe

El miedo generalmente se genera en momentos de incertidumbre, mi recomendación en este caso es que cuando estás en una situación de incertidumbre, tienes una certeza de alguna manera, de que eso que vas a hacer no va a salir bien, entonces mi invitación es, que cambies ese miedo, por una certeza de que algo bueno va a pasar, porque si el miedo es la certeza de que algo malo va a pasar, de que algo va a salir mal, de que crees que esto no va a ir como quieres, por qué no cambiarla por un sentimiento diferente en donde puedas pensar que algo bueno va a pasar. A eso llamamos fe, tener esa certeza de lo que se espera y esa convicción de lo que no se ve, estar seguros de que las cosas van a salir bien.


Contempla el peor escenario posible

¿Cuál es esa situación en la que me vería realmente mal?, Cuando empezamos con nuestro proyecto emprendedor, tuve la oportunidad de compartir con dos amigos que eran emprendedores y eran los dueños de la empresa en donde yo trabajaba, un día hablando con uno de ellos, le preguntaba cómo hacía él para gestionar el miedo, a lo que me respondía que siempre se ponía en una situación tétrica, difícil, complicada, él siempre se preguntaba, qué era lo peor que le podría pasar si estuviera en determinada situación. Esa respuesta me dio un poco de tranquilidad, porque pensaba yo, si al final voy a terminar viviendo debajo de un puente -por ser un poco exagerados, la verdad era que lo más probable era que terminaríamos viviendo en la casa de nuestros padres-, pues al final eso no era tan grave. Y ese tipo de escenarios nos genera tranquilidad, porque sabremos que, aunque todo vaya mal, siempre tendremos la opción de aprender. Y la verdad es que los fracasos nos generan más aprendizajes que incluso los éxitos, así que pregúntate hoy, ¿qué es lo peor que podría pasar?


Practica, practica, practica

Lo último que puedo recomendarte para reducir la incertidumbre y por lo tanto el miedo, es que hagas mucho de eso que quieres empezar a hacer así sea de manera gratuita, es decir, a manera de práctica; por ejemplo, cuando conocí el coaching, una de las cosas que hice fue comprar libros de coaching, documentarme, buscar herramientas, buscar cursos de coaching aún gratuitos y empezaba a tener una idea general de que era esto del mundo del coaching. Luego, con estas mismas herramientas con las personas que tenía alrededor, empecé prácticamente a entrenarme gratuitamente, me los llevaba a un Starbucks, y casi que les pagaba el café para que se dejaran hacer coaching. Eso me sirvió para reducir la incertidumbre y definir si en realidad era lo que a mí me gustaba y quería hacer. Así que mi recomendación es, haz mucho de eso que quieres hacer como emprendimiento así sea de manera gratuita, para que la incertidumbre se reduzca, para que cuando tengas un cliente en frente y quieras ofrecerle tus productos o servicios, ya tengas horas y horas de trabajo hechas. El punto es, no te quedes quieto, si todavía estás pensando en hacer determinado curso o no hacerlo, mi recomendación es, antes de hacer una inversión de miles de libras, piensa si eso es realmente para ti y entrénalo antes para que el miedo se reduzca.



Esas son mis cuatro claves hoy para reducir el miedo en cuestiones de cómo emprender y creo que es una de las cosas que todo emprendedor con marca debe empezar a llevar.


Vive con pasión, vive feliz.