15 °C
Reino Unido

Referendo: la credibilidad de las instituciones VS la credibilidad de los políticos

|

Foto uk.reuters.com


Por: Jaime Reina Zambrano

Coordinador MBA for Executives – LSC

Esta será la segunda ocasión en la que los británicos lleven a cabo un referendo de esta clase. Permanecer o dejar de ser miembro de la Unión Europea. El primer referéndum se llevó a cabo el 5 de junio 1975, con un resultado de 67 % de los votantes a favor de permanecer en la unión.


Con esta breve introducción, el panorama se repite en 2016. Estando casi en las puertas del referendo del 23 de junio, una cosa es clara, la mayoría de la población, en cabeza de las campañas a favor y en contra de permanecer en la Unión Europea, siguen en la pugna de quién tiene la razón acerca de cómo tomar la mejor decisión para un mejor futuro de los Británicos. Tomar esta decisión no es fácil, más cuando las campañas presentan un discurso lleno de hechos totalmente opuestos. En cabeza de estos discursos están, en su mayoría, tanto los curtidos como los nacientes políticos de estas islas, y peor aún, dichos políticos que batallaban por sus propios colores en orillas opuestas han cruzado puentes y ahora luchan de manera conjunta con brazos entrelazados por un SI o un NO final.


Fracciones de los partidos Conservador, Laboral, así como del Partido Liberal Demócrata han unido esfuerzos en un frente común. Por otro lado, las divisiones internas al interior de estos partidos es evidente, con el caso más claro dentro del partido Conservador, donde el primer ministro David Cameron y su colega de partido, el ex alcalde Boris Johnson han tomado posiciones opuestas frente al tema.


Entonces ¿a quién creerle?, ¿quién tiene la razón?, ¿cómo tomar la decisión correcta? Estas preguntas han hecho que ambos lados de la moneda se tomen la tarea de informar a la población de las posibles consecuencias de permanecer o dejar la unión con el continente europeo. La información verídica es fundamental, es la clave, y es como se debe hacer. Una población informada tomará una mejor decisión, basada en una respuesta no emocional, sino en un análisis racional.

Siendo cierto lo anterior, contradictoriamente también es el mayor problema que se tiene. Cada campaña está inundando a la población de información, de estadísticas y de proyecciones de lo que puede pasar en el caso de uno u otro escenario. El problema es que dicha información no es complementaria, por el contrario, ser opuesta es la norma. Entonces, ¿cómo saber qué información es correcta?, ¿cuál campaña tiene la verdad revelada?, ¿cómo saber qué proyecciones son acertadas? La respuesta es, ninguna de las anteriores, nadie puede saber el futuro con certeza. Este punto es el intríngulis del debate.


Políticos, empresarios e individuos manifiestan su punto de vista, muchos de los cuales son simplemente un discurso emocional, populista, un discurso basado en ideales para convencer masas, discursos que dicen lo que la gente quiere escuchar más que discursos basados en hechos concretos. Normalmente este es el modo en que operan los políticos.

Es en esta parte donde instituciones acreditadas, serias y creíbles deben hacer su aporte de manera objetiva. Este tipo de instituciones, normalmente de carácter técnico, académico o combinación de ambos, cuentan con la experiencia y los recursos para analizar, interpretar y hacer proyecciones de lo que puede resultar de la situación actual que enfrenta el Reino Unido con respecto a su futuro en el corto y largo plazo.


De nuevo, nadie puede saber el futuro, pero estudios serios y consideraciones técnicas tomando en cuenta variables económicas, sociales, comerciales, de crecimiento, de inmigración, y otras relevantes representan un panorama aproximado y mucho más real que posiciones de tipo exclusivamente político, o de estudios sin un soporte institucional y metodológico creíble.


La pregunta final es: con tanta información disponible tanto en internet, medios de comunicación, así como la información que distribuyen directamente las campañas en contienda, ¿cuál debe ser el criterio para seleccionar la información necesaria y creíble para tomar una decisión acertada?


Mi punto de vista es acudir a las instituciones que la misma humanidad se ha encargado de darle el derecho a expresar una opinión creíble por su carácter objetivo, técnico y metodológico. Algunas de las instituciones que presentan estudios acerca de los posibles resultados en diferentes escenarios después de la votación por permanecer o dejar de ser miembro de la Unión Europea, con resultados semejantes inclinados a favor de permanecer en la unión son:

Bank of England, Oxford University, Royal Economic Society, London School of Economics - LSE (Centre for Economic Performance); Price Waterhouse Coopers for the Confederation of British Industry's – CBI; Oxford Economics; The Economist Intelligence Unit; Parliament.uk; International Monetary Fund – IMF.


Vale la pena informarse bien y ser racional a la hora de tomar una decisión, pues a largo plazo, la decisión que se tome dependerá en gran parte del bienestar no solo de la presente, pero más importante, de las futuras generaciones. ¿Qué tipo de país, de relaciones y oportunidades con el mundo queremos dejar de legado a nuestra sociedad?