14 °C
Mundo

El libro electrónico que adapta sus historias al perfil de cada lector

|

Foto de EFE


Redacción Express News

Vía Fábula es una compañía francesa desarrolladora de una aplicación de libros digitales que ha creado una aplicación que se adapta a los gustos, la vida y la personalidad de cada lector e incluso al ambiente en el que lee.



La idea es que la historia varíe dependiendo del lector: si es un hombre una mujer, si está o no en una relación, si lee en la playa o en la sala de su casa o en un medio de transporte público.



«Nosotros no hacemos libros interactivos, sino adaptativos», dice el fundador del proyecto Bruno Marchesson. La diferencia, explica, es que las historias interactivas permiten que el lector escoja lo que quiere leer, y «en cambio, nuestras historias son adaptativas porque es el libro el que escoge la historia que le va a mostrar al lector y que se va a adaptar mejor a sus gustos e intereses», sostiene.



La aplicación ya cuenta con más de 1 100 usuarios desde que se lanzó a principios de este año. El primer paso que debe hacer el lector es adquirirla gratuitamente en la tienda virtual. Luego de eso, debe enlazarla con su perfil de Facebook o llenar un sencillo cuestionario y permitir que la aplicación acceda a su ubicación geográfica. Seguidamente, podrá empezar a leer la novela policiaca Chronique(s) d'abîme (Crónica(s) del abismo), que presenta su primer capítulo adaptado a la hora y la ciudad del lector, aunque por ahora solo se encuentra en versión francesa.



Para notar las adaptaciones que propone se requiere pagar, como cualquier libro digital o de papel, para continuar con la historia.



Tiene un costo de 4,99 dólares, de los cuales el 30 % es para la plataforma de descarga, otro 30 % para Vía Fábula y el 40 % restante va para el autor. «Es una verdadera ventaja para los escritores, pues habitualmente las editoriales les pagan solo un 10 % de las ventas", asegura Marchesson.



El escritor de terror Marc Jallier fue el elegido para llevar a cabo la prueba piloto de este proyecto. El empresasrio cuenta que el escritor decidió participar en Vía Fábula por el reto que implicaba escribir seis historias diferentes, que partieran de una misma base, con nueve finales alternativos y 150 variaciones en el desarrollo de la historia.



«Además, él escuchó alguna vez a uno de sus lectores diciendo que le había gustado la novela, pero no el final. Así que cuando empezamos a trabajar, recordó ese episodio y quiso intentar no un final diferente sino muchos más», indica.



A Marchesson y a Jallier, se unieron después sus dos socios actuales: Rémy Bauer, desarrollador, y Aurélie Chavanne, diseñadora web y directora general. Con el equipo completo, les tomó seis meses más de trabajo colectivo para que el proyecto estuviera listo.



«Todo funciona con un algoritmo que se encarga de introducir las variaciones de la historia, a partir de una plataforma informática que cambia dinámicamente para cada lector», señala Marchesson. Añade que el equipo de Vía Fábula fue el que «trabajó con los códigos y la programación», pero quien se divirtió fue el escritor, pues «salió de su zona de confort y pudo explorar verdaderamente su creatividad y desarrollar lo que podría ser una nueva forma de literatura».



Los planes a futuro son dos nuevos libros, en los que ya están trabajando: uno ilustrado e infantil. La idea es que antes del verano salgan a la luz para que «se pueda conquistar a los más chicos y animarlos a que lean desde los primeros años», comenta Marchesson.



El otro será de ciencia ficción y esperan esté listo a finales de este año. «Es un documental de ficción; es decir, va a estar basado en hechos reales, pero el punto de vista de cada personaje cambiará de acuerdo con los deseos de los lectores», finaliza Marchesson.