17 °C
Reino Unido

Consternación y dolor en el Reino Unido tras el asesinato de la laborista Jo Cox

|

Foto AP


Arelys Goncalves

La vida de la luchadora social y joven promesa del Partido Laborista británico fue truncada este jueves 16 de junio en horas de la tarde, luego que un hombre la atacara mortalmente en West Yorkshire, mientras ella realizaba su reunión semanal con los electores. Según las informaciones divulgadas por los medios nacionales, la policía detuvo como autor de los hechos a Tommy Mair, de 52 años, simpatizante de la extrema derecha y con un historial de problemas de salud mental.


En rueda de prensa, la jefe de policía del condado de West Yorkshire, Dee Collins, dijo que todavía las razones del ataque y las circunstancias están siendo investigadas, pero que no se involucraba a nadie más por este incidente. En el hecho también resultó con heridas leves un hombre de 77 años.


Según testigos, la parlamentaria estaba con un grupo de personas fuera de una biblioteca, en Birstall, cuando dos hombres empezaron a discutir de manera acalorada. En ese momento ella decidió intervenir para calmar la situación y fue atacada por Mair. Cox falleció a causa de las heridas producidas por un arma de fuego y varias puñaladas. Quienes presenciaron el crimen dijeron a los medios de comunicación que durante el ataque el hombre gritó "Pon al Reino Unido primero" (put Britain first).


Jo Cox era la esperanza para muchos desfavorecidos. La parlamentaria fue elegida por primera vez en las elecciones del 2015 y era copresidenta del Grupo Parlamentario "Amigos de Siria" y conocida ampliamente por su trabajo como activista social y en organizaciones no gubernamentales. Nacida el 22 de junio de 1974, representaba en el parlamento al área de Batley, lugar donde nació.


Foto BRENDAN COX


La laborista de 41 años fue parte del grupo parlamentario que propuso a Jeremy Corbyn como candidato a presidir el Partido Laborista. Ella, junto a su esposo, Brendan Cox, había participado en varios eventos de campaña contra el Brexit, y ese mismo día, antes del suceso, él había publicado en su cuenta de Twitter una foto de la pareja, junto a sus dos hijos, en una lancha con la bandera del IN, en apoyo a la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea.


Un duro golpe para el país

El hecho ha dejado impactado y consternado al Reino Unido que se prepara para ir a las urnas de votación el próximo 23 de junio. Tras la noticia, las campañas relacionadas con el referendo fueron canceladas y casi de forma inmediata los máximos representantes políticos enviaron sus mensajes de apoyo y solidaridad a la familia de Jo Cox.


Image copyright EUROPEAN PHOTOPRESS AGENCY


Por su parte, el líder laborista, Jeremy Corbyn se mostró conmocionado por lo sucedido y a través de su cuenta de Twitter expresó: "el partido Laborista y todo el país está en shock y adolorido por el terrible asesinato de Jo Cox". El líder político mostró su apoyo a la familia Cox y recalcó la labor social de la parlamentaria: "hemos perdido a un verdadero talento y a una activista por la justicia social y la paz", lamentó.


El primer ministro británico, David Cameron, calificó el hecho como trágico y lamentable y escribió en su cuenta un mensaje de solidaridad: "nuestros pensamientos y oraciones están con Jo y su familia". Cameron describió a Cox como "una estrella brillante" "con un gran corazón". El primer ministro canceló un evento que tenía en Gibraltar como parte de su campaña contra el Brexit.


Es la primera vez en 26 años que un legislador es asesinado durante sus funciones. En 1990, el país vivió momentos similares tras la muerte del conservador Ian Gow, adjudicada al grupo IRA. Cox deja huérfanos a dos hijos, de tres y cinco años. En un comunicado, su esposo, Brendan Cox, prometió que, junto a toda su familia, luchará cada momento de su vida contra el odio que la mató. "El odio no entiende de credo, raza o religión. Es venenoso", afirmó.


El equipo de Express News, consternado igualmente por la terrible noticia, se une a los mensajes de solidaridad y apoyo a la familia de la parlamentaria laborista, considerada por muchos como una sincera y dedicada amiga de todos los inmigrantes. Descanse en paz.