14 °C
Londres

Cierre temporal de Tower Bridge desde octubre

|

Foto toma de internet


Por Alex Fargier

El famoso puente Tower Bridge cerrará en octubre, haciendo que el paso sea restringido al tráfico durante 3 meses. El cierre temporal tendrá lugar desde el 1 octubre hasta el 30 de diciembre, reabriendo a tiempo para año nuevo.


El puente emblemático, construido y abierto al público en 1894, ya cuenta con 122 años de funcionamiento. Se trata de una conexión crítica para cruzar el Támesis y una pieza clave del patrimonio cultural londinense (es un edificio protegido por Grade 1 listing). Por eso, City of London Corporation, que es la entidad que se encarga de mantener el puente, decidió que ya era hora de realizar el mantenimiento necesario para que el puente siga funcionando adecuadamente.


De las 41 000 personas que cruzan Tower Bridge todos los días, son los automovilistas los más afectados, además porque el puente llega justo a la línea de separación donde empieza la zona de la Congestion Charge. Para aliviar la perturbación, habrá señales indicando la ruta a seguir sin entrar en la zona de mayor cobro, guiando a los automovilistas hacia los desvíos.


Como Londres no es conocida como la ciudad más fácil de navegar con GPS, incluso eficientes, a los conductores les ayudaría tener en cuenta la siguiente información: quienes viajen hacia el norte deberán pasar por Borough High Street para cruzar el puente London Bridge hasta llegar a Monument y seguir por East Cheap Street o Fenchurch Street. Quienes viajen hacia el sur deberán pasar por Upper Thames Street, usando el Southwark Bridge, siguiendo hacia Southwark Bridge Road y Marshalsea Road.


El bus 42 llegará hasta Tower of London debido al cierre. Por su parte, la ruta 78 seguirá el desvío por London Bridge, pero no seguirá más allá de la estación de Liverpool Street.


Ese mantenimiento ha sido planeado con 2 años de antelación, el trabajo que se realizará incluirá mejoramientos a las derivaciones, las cuales servirán para elevar las secciones centrales que dejan pasar embarcaciones. Se podrán observar los trabajos desde la plataforma de cristal presente en las zonas peatonales de las dos torres del puente. La exposición de Tower Bridge seguirá abierta con normalidad para el público que la desee visitar.


La voz de los automovilistas

Sobre el cierre de Tower Bridge, los taxistas calculan que hasta el cruce del río más corto, podría tardar hasta 30 minutos más en las horas pico.




Por Ulysses Maldonado

Además a los peatones también les será prohibido el paso por el puente en tres fines de semana durante las obras, con la posibilidad de tener servicio de un ferry gratuito que los pasaría a través del río.


Los taxistas cuestionaron el calendario de los trabajos. Pero City of London Corporation dijo que esto será debido a que es cuando el Támesis es más tranquilo para el tráfico fluvial.


El tráfico será desviado al Puente de Southwark y el London Bridge. Transporte de Londres dijo que la tasa de congestión diaria de £11.50 se aplicará a los conductores que utilizan los puentes alternativos.


Steve McNamara, secretario general de la Asociación de Conductores de Taxis con licencia, dijo: « ¿Por qué no podría hacerse esto en agosto, el momento más tranquilo del año? Va a ser caótico ya que Tower Bridge está en el borde de la zona de congestión y se puede cruzar sin pagar. Esto pone de relieve la farsa absoluta de que Londres no tiene otro cruce del río. Somos la ciudad más grande en el planeta y no podemos cruzar nuestro propio río».


Chris Hayward, presidente del Comité de Planificación y de Transporte de la City, dijo: «esta decisión de cerrar el puente no se ha tomado a la ligera. Vamos a utilizar este tiempo para reparar, renovar y actualizar el puente más emblemático de Londres, que ha estado sin obras de ingeniería importantes desde hace más de 35 años», concluyó.