17 °C
Londres

Grupo de limpiadores latinoamericanos en huelga indefinida tras ola de despidos

|

Arelys Goncalves

Un grupo de trabajadores de limpieza de la empresa Thames Cleaning and Support Services Ltd., localizada en 100 Wood Street, se declaró en huelga general indefinida desde el 8 de junio debido a una serie de despidos injustificados que ha realizado la compañía en una nueva política de reducción de personal. La manifestación, realizada en el centro financiero de Londres, está frente a una de las edificaciones más conocidas de la zona en la que operan grandes empresas como JP Morgan y Schroders.


Express News estuvo en la concentración y conversó con uno de los representantes de los obreros, Víctor Ramírez, ecuatoriano con más de 15 años de trabajo en las instalaciones del edificio. Ramírez explicó que desde abril se iniciaron los despidos sin explicaciones, incluso de trabajadores que tenían un largo periodo de servicio. Recientemente, la compañía informó a Ramírez que también quedaría desempleado desde julio, pero antes de ser informado ya había decidido organizar actividades de protesta en apoyo a sus compañeros, con el fin de difundir las injusticias que enfrentan.

«Si no trabajamos juntos, ellos van a continuar haciendo lo mismo y por eso pedí apoyo al sindicato Voces Unidas del Mundo. Somos un total de 8 trabajadores ecuatorianos y colombianos que estamos en peligro de quedar en la calle y perder nuestra fuente de ingreso», aseguró Ramírez.


Explicó que no buscan perjudicar a la empresa y que lo único que piden es justicia y que se detenga el recorte de personal. Adicionalmente, pidió ayuda de los organismos e instituciones de la comunidad. «Debemos frenar esto y pedir a nuestros representantes latinoamericanos que nos ayuden también, porque es algo que está pasando en todas partes del mundo», afirmó.


Ramírez comentó que como resultado de su llamado de apoyo, el cónsul de Ecuador en Londres, Jorge Vantroi Moreno Fierro, visitó el sitio de la manifestación y ofreció su respaldo a los trabajadores y su intención contribuir a la negociación.

En medio del desespero, Ramírez advirtió que si no reciben una respuesta positiva a sus peticiones, él y otro de sus compañeros iniciarán una huelga de hambre. «Yo sé que es arriesgado hacer esto pero creo que es una causa justa y tengo que luchar por esto, esta injusticia no la puedo dejar así, yo también soy latinoamericano y esto me afecta mucho. Somos personas que tenemos que pagar renta, comida, transporte», agregó.


Por su parte, Juan Cantos, otro ecuatoriano en peligro de perder su trabajo, y quien también está liderando las manifestaciones, explicó la razón de la protesta: «hemos optado por la huelga indefinida que no es muy común aquí, esperamos que se puedan cumplir nuestras peticiones, que son la incorporación de los que han sido despedidos y un sueldo digno de 9.40 libras la hora, nada más».


El colombiano Héctor Betancourt se mostró desesperado por la situación. «No es justo que yo con 15 años trabajando acá me vengan a sacar de un momento a otro como hicieron con los otros compañeros. Los que ya no están trabajando están desesperados porque tienen hijos y deben pagar la renta».


Entretanto, el secretario general del sindicato del sector servicios Voces Unidas del Mundo, Petros Elia, comentó a Express News que como miembros del sindicato, ellos están apoyando la huelga de los trabajadores y ofreciendo asesoría. «Ellos han llevado esta huelga con mucha valentía y que sea indefinida es un hecho histórico porque nunca había pasado en el corazón financiero de Londres». Detalló que continuarán respaldándolos y defendiendo sus demandas, «no queremos que los trabajadores se sientan solos, como Voces Unidas del Mundo, esta lucha es de todos».


Elia destacó que este tipo de casos es muy común entre los trabajadores en el área de limpieza y casi todos ellos han sufrido abusos, discriminación, irrespeto, maltratos, pago de bajos salarios, sueldos incompletos, pagos que nunca se realizaron y exceso de trabajo. La huelga seguirá hasta que se logre una respuesta por parte de los empleadores, entretanto, a la protesta se han unido en apoyo trabajadores del Museo Nacional de Gales que atraviesan por una situación similar y que luchan por un salario digno.