17 °C
Mundo

Orlando fue testigo de la peor masacre en la historia de Estados Unidos

|

¿Quién era Omar Mateen, el atacante de Orlando?

Omar Mateen, de 29 años, entró la noche del 12 de junio armado con un rifle y una pistola en el club nocturno gay Pulse de Orlando (Florida, EE.UU.) y abrió fuego contra quienes allí se encontraban. 49 personas murieron y más de 50 resultaron heridas, Mateen fue abatido por la policía. Entre los posibles motivos de su accionar están la homofobia, los vínculos con el Estado Islámico y hasta un trastorno mental. ¿Qué es lo que se sabe del autor de la masacre?


Su padre es Seddique Mateen, de origen afgano, quien mantiene desde hace tres años el programa Jirga Durand Show, en el canal Payam-e-Afghan con sede en Los Ángeles, donde habla en idioma dari sobre diversos tópicos políticos y se expresa en contra de las autoridades actuales de Afganistán. En varios videos Seddique Mateen manifiesta su gratitud hacia los talibanes afganos.


En 2013 el FBI entrevistó a Mateen dos veces por "comentarios incendiarios" sobre posibles vínculos con el terrorismo internacional que presuntamente realizó en una conversación con un colega. No se han podido "verificar" los comentarios, aunque en ambos casos el agresor cooperó con los investigadores, según el FBI.


En 2014, Mateen fue entrevistado por agentes del FBI sobre sus supuestos contactos con Moner Mohammad Abu-Salha, probablemente el primer atacante suicida norteamericano en Siria inspirado por el EI. Cuando se determinó que los contactos con el yihadista fueron "mínimos" se cerró el caso.



"Esas entrevistas resultaron ser no concluyentes, así que no había nada para mantener la investigación en marcha", aseguró el agente especial del FBI, Ronald Hopper. Mateen no era investigado en el momento de cometer el ataque en Orlando y tampoco estaba bajo vigilancia.


El atacante trabajaba desde 2007 en G4S Secure Solutions, una empresa de seguridad transnacional con sede en Londres y llevaba un arma como parte de sus funciones, según la empresa. Algunos de sus colegas afirmaron que el agresor nunca ocultaba su homofobia y realizaba comentarios despectivos al respecto, lo que condujo a una investigación por parte del FBI.


Según Seddique Mateen, pocos meses antes del ataque, Omar vio a dos hombres besándose y se puso furioso. "No éramos conscientes de todas las acciones que estaba haciendo. Estamos en estado de 'shock' al igual que todo el país. Esto no tiene nada que ver con la religión", afirmó su padre. A su vez el periódico 'East Orlando Post' sostiene que antes del ataque contra Pulse, Mateen exploró otros clubes gay en Orlando para cometer su ataque.


Sitora YuSufi, la exesposa de Omar Mateen, dijo que él abusó de ella en repetidas ocasiones; que era emocionalmente inestable y mostraba signos de trastorno bipolar. Su exmujer añadió que a veces expresaba su ira hacia los homosexuales. Se casaron en 2009 y se separaron después de cuatro meses, aunque se divorciaron oficialmente en 2011.



Según varios medios estadounidenses, Omar Mateen tenía un hijo con otra mujer en Florida. El agresor compró las armas figurando en la lista de sospechosos del FBI Aunque Mateen no estaba bajo investigación en el momento de cometer el ataque en Orlando debido a que los casos por los que el FBI lo investigó se cerraron, aún aparecía en la lista de personas que pueden estar vinculadas al terrorismo. Esto no le impidió comprar legalmente una pistola Glock y un rifle AR-15. Según la agencia de noticias BNO, el tirador había adquirido las armas la última semana, pocos días antes de la masacre.


¿Era un cliente habitual del club donde ejecutó la masacre?

Por otra parte, se indaga que Omar Mateen ya había sido visto en el local al menos una docena de veces antes de que perpetrar el sangriento tiroteo.


Los visitantes del club gay Pulse de Orlando (estado de Florida), donde la noche del domingo fueron asesinadas a tiros 49 personas, ya habían visto al atacante Omar Mateen allí antes, informa 'Orlando Sentinel'.


Al menos cuatro personas habituales del establecimiento informaron al medio de que a veces Mateen "se iba a un rincón y bebía solo", mientras que en otras ocasiones "se emborrachaba hasta tal punto que se ponía ruidoso y agresivo". Según los testigos, el atacante había sido detectado en el club al menos una docena de veces.



Por su parte, el diario británico 'The Telegraph' reporta que Mateen no solo era un habitual de Pulse, sino que también recurría a aplicaciones de citas para gays como Grindr. 

*Fuente RT