8 °C
Tendencias Express

¿Cuáles son las pinturas más famosas del mundo?

|

Redacción


Desde 1977 se celebra cada 18 de mayo el Día Internacional de los Museos, con el objetivo de concienciar al público en general sobre el papel de los museos en el desarrollo de la sociedad.


Según el Consejo Internacional de Museos, Icom por sus siglas en inglés, no se tiene el dato exacto de cuántos museos hay en el mundo. Sin embargo, en su 21ª edición publicada en 2014, el directorio más completo Museums of the World, publicado por De Gruyter, contiene más de 55 mil museos repartidos en 202 países.


En ellos reposa el patrimonio material e inmaterial de la humanidad. Obras de arte y esculturas conforman algunos de estos lugares que nos permiten viajar en el tiempo y conocer, en algunos, nuestro pasado.


Artistas de todos los tipos exponen allí sus trabajos. Algunos de épocas pasadas que quizá nunca imaginaron lo valioso que iba a ser su labor.


Algunos cuadros se popularizaron con el paso de los años hasta convertirse en íconos culturales. Elegir los más famosos no es una tarea fácil. Estos no son los más importantes de la historia del arte ni tampoco son los mejores. Sencillamente son aquellos que se ganaron el reconocimiento mundial.


Este es el listado de las 6 pinturas más famosas del mundo según el portal about.com:


  • La Gioconda / Mona Lisa


Es la principal atracción del Louvre, el museo más visitado del mundo y también la pintura más famosa del mundo, quizá porque reúne todas las condiciones para serlo. Esta obra de Leonardo da Vinci supuso una revolución en el campo de la pintura de amplia influencia en el Renacimiento. Plantea muchas dudas y enigmas que aún no ha sido posible resolver y a las que constantemente se le dedican nuevas investigaciones, fue la protagonista de un robo exitoso en 1911.


  • La última cena

Foto dalalba.com


Otra de da Vinci, reconocida por su calidad, innovación e influencia en la pintura del Renacimiento En la actualidad la imagen más difundida de La última cena es en realidad una copia porque se ha perdido gran parte de la pintura original. Pese a estar considerada la obra maestra de Leonardo da Vinci, lo que realmente ha disparado su fama en los últimos años es su rol en el bestseller “El código da Vinci”.


  • La creación de Adán


Es el fresco más conocido de las pinturas de arte realizadas por Miguel Ángel Buonarroti en la Capilla Sixtina. Otra obra de pintura tan reproducida y asimilada por la cultura popular que sorprende cuando se ve por primera vez en su contexto rodeada de otros tantos frescos que ilustran fragmentos de la Biblia.


El gesto de aproximación entre las manos de Dios y Adán es tan reconocible que existen multitud de referencias y parodias de esta pintura famosa.P7 La creación de Adán


  • Guernica

Foto wikipedia.org


Este famoso cuadro fue encargado a Pablo Picasso por el Gobierno de la República Española para ser exhibido en la Exposición Internacional de 1973 en París. Con la imposición del régimen del dictador Francisco Franco en los años cuarenta, Picasso cedió la pintura temporalmente al Museo de Arte Moderno de Nueva York con la condición de ser devuelto a España cuando se instaurase de nuevo la democracia.


Es una obra de arte tan famosa por haberse convertido en un símbolo de los horrores de la guerra en el siglo XX.


  • El grito


Edvard Munch pintó cuatro versiones similares de El grito, siendo la más reproducida y por lo tanto conocida la realizada con óleo, temple y pastel sobre cartón y expuesta en la Galería Nacional de Oslo.


Además de ser una de las obras de pintura más importantes del Expresionismo, ha obtenido una notable repercusión mediática en varias ocasiones. Una cuando dos de sus versionesfueron robadas de museos distintos y otra en mayo del 2012 cuando se convirtió en la obra más cara vendida de una subasta. P7 El grito


  • Jarrón con quince girasoles

Foto lavozdelmuro.net


Más que una obra en particular, que también, es muy popular la serie de obras de pintura de los girasoles de Vincent van Gogh: tres con quince girasoles y dos con doce.


El pico de su fama lo alcanzó a finales de los años ochenta, principios de los noventa, cuando un japonés compró una de las versiones de esta pintura famosa (Jarrón con quince girasoles) por el precio más alto pagado hasta entonces por pinturas de arte en una subasta. Tras la compra y durante un par de años fue fuente de varias controversias.