4 °C
Mundo

¿Alemania es el mayor problema de la eurozona?

|

Foto actualidad.rt.com


Por RT

Un problema de Alemania es que en los tiempos de crisis se ha convertido en el acreedor del resto de la Unión Europea. Las autoridades de Berlín aprovechan su condición especial para imponer a todo el continente las normas que rigen la economía alemana. Sin embargo, su sistema es inviable aplicado a otra envergadura de la economía, cree el coeditor del periódico Financial TimesMartin Wolf.


Las claves del bienestar alemán, que son un presupuesto equilibrado, la estabilidad y la flexibilidad de precios, pueden ser eficaces en economías relativamente pequeñas, abiertas y muy competitivas, pero no se puede generalizar a una economía continental, como la eurozona, dice el autor. lo que funciona para Alemania no puede funcionar en una economía tres veces mayor y mucho más cerrada al comercio exterior.


Imagen Getty


Por lo tanto, la voz dominante en asuntos de la eurozona, como parece que es Berlín, solo presenta un problema para otros países de este grupo y las entidades responsables de su recuperación económica, como el Banco Central Europeo (BCE). Ser acreedor es una cuestión de posibilidades, no de derecho, sostiene Wolf.


La demanda efectiva interna en la eurozona no se ha restablecido en los niveles que alcanzaba en el primer trimestre del año 2008 (el 2 % de menos), mientras que en Estados Unidos era a finales del 2015 un 10 % más alta que en el periodo previo al desencadenamiento de la crisis financiera mundial. En Alemania no se dan cuenta de este problema, no es suyo y no lo tienen en consideración en lo que proponen a otros.


“Las ideas y los intereses de Alemania son de gran importancia para la eurozona, pero no deben determinar todo, sugiere el periodista. Si los alemanes creen que esto debilita condenadamente la legitimidad del proyecto europeo –continúa-, deberían acudir a su opción de salida. En su opinión, mientras el país se mantenga en el euro, debería aceptar la influencia primordial del BCE.