6 °C
Londres

Descubren en la Vía Láctea más de 100 planetas parecidos a la Tierra

|

Foto de elnuevodiario.com.ni


Redacción

Este es el más reciente descubrimiento del telescopio Kepler de la NASA, quienes anunciaron que hay más de 100 exoplanetas que son del tamaño de la Tierra; y que además,nueve cuerpos celestes pequeños que giran alrededor de una estrella, tienen condiciones favorables para que haya agua líquida, y posiblemente vida.


En total, se añadió al catálogo otros 1.284 planetas de los que no se sabía hasta el momento. Pero que gracias a la sonda espacial Kepler se han podido conocer.


Los datos que suministra Kepler han permitido a los astrónomos entender cómo pueden ser los planetas que son parecidos al nuestro.


De acuerdo a los cálculos de los expertos de la NASA, en nuestra Vía Láctea podría haber más de 10.000 millones de planetas potencialmente habitables, así que cada vez se confirma más que no estamos solos.


“Aproximadamente el 24 % de las estrellas albergan planetas 1,6 veces más pequeños que la Tierra”, explicó la doctora Natalie Batalha, científica de la misión Kepler del Centro de Investigación Ames de la NASA en California, Estados Unidos.


“Esta es una cifra que nos gusta, porque estimamos que es por debajo de ese tamaño que los planetas pueden ser rocosos. Si te preguntas dónde podría estar el próximo planeta habitable, está a unos 11 años luz, lo que es bastante cerca", agregó.


A futuro se espera que telescopios como el James Webb, tenga la posibilidad de examinar la luz que se filtra a través de las atmósferas de los exoplanetas para así buscar marcadores biológicos.


“El objetivo último de nuestra investigación es detectar la luz de un exoplaneta habitable y analizarla para detectar gases como el vapor de agua, oxígeno, metano y dióxido de carbono; gases que pueden indicar la presencia de un ecosistema biológico”, señaló el director de astrofísica de la NASA, Paul Hertz.


De los descubrimientos que el telescopio ha hecho hasta ahora, los planetas Kepler-186f y Kepler-452b son los más parecidos a la Tierra en términos de tamaño, temperatura de su estrella (sol) y la energía que recibe de ella.