4 °C
Reino Unido

Anuncios y proyectos de ley claves que se esperan en el discurso de la Reina

|

Foto tomada popsugar.com


Por Ulysses Maldonado


El Servicio de Salud Nacional (NHS) informó que los migrantes tendrán que pagar nuevos cargos por accidentes y emergencias (A&E care) 


La medida se ha diseñado como una nueva ofensiva contra “el turismo de salud” para ahorrar a los contribuyentes £ 500 millones al año dentro de los próximos tres años, puso de manifiesto NHS la pasada semana.


Los planes se harán públicos en el discurso de la Reina al Parlamento a finales de este mes para asegurar que la nueva ola de llegadas se hace sobre el efectivo o dinero para pagar las pruebas de diagnóstico y exploraciones, prescripciones, viajes de ambulancia, servicios dentales del NHS, cuidado oftálmico y visitas a las salas de urgencias y emergencias.

De ello se desprende que crece la preocupación de que la llegada masiva de inmigrantes en la última década está ejerciendo una presión insostenible sobre el servicio de salud.


Pero a pesar de que las medidas se aplicarán a los extranjeros de fuera de la UE, es poco probable que se disipe las preocupaciones de que la migración europea se suma a la tensión y presión en el NHS.


Una fuente del gobierno dijo: “Los cambios significan que los visitantes extranjeros que no hacen ninguna contribución por atención del NHS a través de sus impuestos deben hacer una contribución justa para el NHS para que se pueda seguir invirtiendo en los servicios para los pacientes y as í ofrecer una atención de alta calidad”.


Los defensores celebraron la medida

Jonathan Isaby, Director Ejecutivo de Taxpayers Alliance, dijo: "Durante mucho tiempo ha sido demasiado fácil para los migrantes venir al país y usar los servicios del NHS sin contribuir a través de impuestos. Tenemos un servicio de salud nacional, no internacional y en momentos en que se necesita ahorrar, el Gobierno tiene toda la razón en incluir estos cargos para asegurarse de que los reales contribuyentes no queden defraudados".


El anuncio, que se hará cuando la Reina realice su visita anual al Parlamento el 18 de mayo para dar a conocer el programa legislativo del Gobierno, sigue en consulta pública.


Cuando la consulta se inició el año pasado, el Secretario de Salud, Jeremy Hunt, dijo: “Queremos asegurarnos de que todo el mundo contribuya de manera equitativa a los servicios, mediante la ampliación cargos nos aseguramos de que los visitantes paguen por la atención que reciben”.


“Este Gobierno fue el primero en introducir duras medidas para poner freno a los migrantes e n el acceso a NHS, con estos cambios se recuperarán hasta £ 500 millones por año para volver a poner en primera línea la atención al paciente”.

Los ministros han rechazado la propuesta de añadir gastos en consultas GP (médico general) y cuidados de enfermería debido a la preocupación de que los inmigrantes con enfermedades contagiosas no busquen ayuda médica en un intento por evitar pagos.


En la actualidad, los inmigrantes de fuera de la UE hacen el pago por servicios tales como operaciones que no se consideren urgentes y tratamientos cuando están ingresados en el hospital como pacientes internos.


Actualmente los hospitales tienen permiso para cobrar un 25 % adicional del costo de los procedimientos médicos a inmigrantes externos a la UE, costo utilizado para recaudar más fondos para el NHS.


A los visitantes de corto plazo no pertenecientes a la UE se les pueden imponer cargos hasta del 150 % del costo de cualquier tratamiento que reciben.


Por otra parte, se supone que otros gobiernos de la UE reembolsarán al NHS por el tratamiento llevado a cabo a los ciudadanos de sus países.


Los visitantes de la UE deben presentar una tarjeta sanitaria europea para que el NHS pueda enviar la factura a su gobierno.


La nueva medida extenderá los cargos para que los migrantes paguen por tratamientos tales como fisioterapia, análisis de sangre, prescripciones, tratamientos dentales, gastos de cuidado óptico, curación de heridas, re-establecimiento de huesos en A&E y cuidados intensivos.


La última decisión podría dejar a los pacientes con facturas de miles de libras para pagar.


Una consulta con el médico de A&E le cuesta al NHS un mínimo de £ 56 si no se necesita tratamiento, y £ 316 cuando el cuidado deber ser más extenso.


Los escáneres y pruebas pueden costar más de £ 200 por paciente.


La atención materna también estaría incluida en el nuevo sistema de cargos; anteriormente exenta.


A nadie se le negará la atención de emergencia o tratamientos que se consideren necesarios de forma inmediata. Se prestarán estos servicios sin solicitar pago o prueba de residencia, han dicho los funcionarios.


Otros anuncios clave que se esperan en el discurso de la Reina son las medidas en materia de educación y cárceles.


Una “educación para todos”, proyecto de ley para quienes cumplan 16 años de edad y decidan realizar una práctica o una formación “técnica profesional”, si no quieren continuar con la educación académica.


Los que quieran una práctica de este tipo tendrán supervisión por parte de empresas clave en el sector.


Un proyecto de ley de educación superior e investigación creará una nueva oficina de estudiantes para actuar como organismo de control y fomentar la creación de nuevas universidades.


También se espera que un proyecto de ley sea aprobado para permitir que autoridades educativas inspeccionen y vigilen colegios religiosos musulmanes con el fin cerrar aquellos que fomenten el fanatismo.


Y un proyecto de ley para prisiones y cárceles les permitirá a los gobernadores tener más libertad en la toma de decisiones para la rehabilitación de delincuentes.


Se espera que se lance una clasificación de cárceles con poderes para que las instituciones puedan ser controladas y transformadas.