6 °C
Mundo

175 países firmaron acuerdo climático de París en la ONU

|

Foto de who.int


Redacción

El pasado 22 de abril 175 países dieron el primer paso en el histórico acuerdo climático de París: firmar. Ahora el paso a seguir luego de adquirir el compromiso en un papel, es la ratificación en función de las reglas nacionales (votación por el Parlamento, decreto, etc.) Seguidamente, 55 países que representen el 55% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero deben ratificar el acuerdo, solo así entrará formalmente en vigencia.


Dos de los países con grandes emisiones de gases de efectos invernadero, Estados Unidos y China, se firmaron con la esperanza de mantener el impulso de la conferencia que se realizó en Parí en diciembre de 2015 y de esta forma combatir el calentamiento global.


La ceremonia que se llevó a cabo en Nueva York contó con la participación de más de 60 jefes de Estado y de gobierno. El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, ONU, Ban Ki-moon, aseguró que “nunca antes un número tan grande de países había firmado un acuerdo internacional en un sólo día".


La presidente de Brasil, Dilma Rousseff, fue una de las asistentes, y aprovechó la ocasión para denunciar el "grave momento" que vive su país y sostuvo que el pueblo "sabrá impedir cualquier retroceso" democrático, en referencia al proceso de destitución que está a punto de sacarla del poder.


El presidente francés François Hollande, el viceprimer ministro chino Zhang Gaoli, el primer ministro canadiense Justin Trudeau, el primer ministro italiano Matteo Renzi, y el secretario de Estado estadounidense John Kerry, quien llevó al podio a su nieta de dos años Isabelle, desatando una ovación, fueron algunos de los mandatarios que estuvieron presentes en la ceremonia.


EL primero en firma el documento fue Hollande. El anterior récord de países firmantes de un tratado internacional en un día databa de 1982, cuando 119 países suscribieron la Convención de la ONU sobre derecho marítimo.

Unos de los compromisos que adquirieron estos países son la limitación del aumento de la temperatura “bien por debajo de 2°C”y “continuar sus esfuerzos” para limitar esta alza a 1,5°C.


El presidente de Francia instó ese viernes a los miembros de la Unión Europa (UE) a ratificar este año el acuerdo. "La Unión Europea debe dar el ejemplo", señaló.


Y aunque el récord de países es admirable, aún faltan 20 países por firmar: Arabia Saudí, Armenia, Benin, Birmania, Cabo Verde, Chile, Ecuador, Gambia, Irak, Kazakhstan, Corea del Norte, Corea del Sud, Laos, Macedonia, Moldavia, Nicaragua, Nigeria, Siria, Yemen y Zambia.


Al histórico acuerdo se le unen otras buenas noticias. En 2015 las energías renovables registraron en 2015 un crecimiento récord de +8%, los precios bajos del petróleo frenan las inversiones costosas de los grupos petroleros (Ártico, offshore) y el sector del carbón no va bien.


En Estados Unidos, con la competencia del gas natural, cede terreno. Días atrás, Peabody, el mayor productor estadounidense, se declaró en cese de pagos, y unas 250 centrales cerraron, según la ONG Sierra Club.

En China, el consumo bajó en 2014 y 2015, a raíz, ciertamente, de la desaceleración de la economía, pero también de la voluntad del gobierno de luchar contra la contaminación del aire. Pekín anunció recientemente la suspensión de casi todos los proyectos de centrales a carbón.


Todo esto solo el comienzo para frenar el duro cambio climático que atraviesa todo el planeta, pues “la naturaleza nos está diciendo que el tiempo se está acabando de manera muy rápida. Son necesarias acciones urgentes de todo los países”, señala la directora ejecutiva de Greenpeace Internacional, Jennifer Morgan.