16 °C
Especiales

Consejos para reinventar tu carrera profesional

|


Por Fabián González

@fabiangonzalezh


Mi historia comienza hace 7 años en el año 2010, solía trabajar en una compañía siguiendo todo este proceso profesional en el que las personas solemos creer que se necesita para tener éxito en la vida. Llevaba muchos años trabajando en una empresa y en un momento de mi vida tuve la sensación de no saber si lo que hacía era realmente aquello que me iba a llevar a conseguir lo que quería [Lo cierto es que ni siquiera tenía claro que era lo que quería].

Recuerdo una vez leyendo un libro del gran autor Stephen Covey donde explicaba una metáfora y decía que en la escalera del éxito que todos tenemos apoyadas sobre una pared a veces no nos damos cuenta de si está apoyada en la pared equivocada. Fue mi primera revelación, me di cuenta que mi escalera como en la metáfora estaba apoyada en la pared equivocada.

La razón es que mi trabajo no explotaba al máximo mi potencial, no me exigía a nivel profesional [o por lo menos lo que yo pensaba que tenía] y esta situación generó un cambio radical que hizo remover todas mis estructuras mentales.

Este cambio empezó con un viaje a Londres, salir de mi país era una idea que jamás pensé que pudiera darse, salir literalmente de mi zona de confort o como prefiero verlo, expandir esa zona, fue realmente una de las primeras experiencias que nos marcaron para hacer aquello a lo que nos dedicamos hoy.

Varios retos…

El primer reto era aprender inglés en un país donde no conoces a nadie, tener que hacer trabajos muy básicos como limpiar, vender cerveza en eventos, trabajar en restaurantes, entre muchos otros. Recuerdo que trabajaba en un restaurante que básicamente se dedica a hacer sánduches y en la cual tuve un año de entrenamiento, hubo un momento en el que pensé y dije… bueno y toda esta experiencia todo este aprendizaje ¿para qué me sirve hoy?

Obviamente, el proceso se hacía difícil al no hablar el idioma, de estar en un trabajo al que no estaba acostumbrado y se le sumaba a la situación problemas financieros que al final pueden generarte un momento de confusión profesional. No tenía claro qué iba a hacer, no sabía para dónde iba, pero a pesar de todo, creo que fue ese momento de crisis lo que generó el click y decir… “espera un momento, tengo que pensar para dónde voy, si he llegado a esta situación que a veces deprime, molesta e incómoda yo creo que también puedo hacer una reinvención a nivel general [espiritual, profesional].

Después de ese cambio radical que dimos mi esposa y yo, cumplí uno de mis sueños que era escribir un libro, explotar ese talento, comunicar e influenciar a los demás, pero, sobre todo, tener la oportunidad de demostrar con mi propia experiencia que cualquier persona que se lo proponga puede reinventarse, darle un giro a su vida, de animarte y decirte que, si yo pude, tú también puedes.

El proceso podrá tomar un par de años, pero sabes algo, vale la pena… hoy te puedo decir que es posible vivir de aquello que te apasiona, de aquello que te gusta, se puede vivir pensando en que lo que haces realmente te mueve. A eso me dedico hoy, a inspirar y enseñar a la gente que cada cosa que nosotros hacemos en nuestra vida, si toca las fibras de nuestro corazón, esa experiencia puede ayudar a otra persona.

Quiero compartir esto contigo porque quizás pensarás y dirás “bueno, estoy en este trabajo que no me gusta, que no me mueve o estoy en este proceso de emprendimiento con este nuevo proyecto y no lo siento. Quiero invitarte a que sigas conectado, que digieras y compartas toda la información que he preparado especialmente para ti, para que veas que es posible, que se puede vivir una vida con sentido, una vida con propósito, una vida que puede tocar el corazón de muchas personas.

Yo creo que, si todas las personas pudieran enfocarse en desarrollar su talento, encontrar su pasión y empezar a trabajar fuertemente desarrollándolo, yo creo que pueden marcar la diferencia y hoy marcar la diferencia tiene que ver con eso, tiene que ver con crear tu marca, crear tu sello, dejar tu huella, sobre todo en el entorno laboral en el que vivimos, eso es a lo que llamamos crear tu marca profesional.