2 °C
Portada

​La sonrisa es nuestro mejor aliado

|



Por Luísa França

franca_luisa@yahoo.es


Cuando somos niños, siempre estamos sonriendo y nos sentimos felices, pero con el tiempo crecemos y la sonrisa comienza a desaparecer de nuestra cara, dando lugar a otras emociones como la ansiedad y el estrés, muy comunes en la edad adulta.


Un ejemplo de esta situación se observa en la vida diaria; por ejemplo en el autobús, cuando ves a un niño responde generalmente con una hermosa sonrisa, mientras que un adulto mira hacia otro lado. En este sentido, los adultos deben aprender de los niños, ya que se ha demostrado científicamente que la sonrisa genera emociones de bienestar, felicidad y puede hacer la diferencia entre tener un día bueno o malo.


Cuando sonreímos nuestro cuerpo libera endorfinas, neurotransmisores que bajan los niveles de cortisol, la hormona que nuestro cuerpo libera cuando está estresado, facilitando la relajación y la generación de emociones como la felicidad, autocontrol y tranquilidad. La risa expande los pulmones, relaja los músculos del cuerpo y repone el oxígeno en las células, lo que nos puede ayudar a ser más atractivos y saludables. Otros efectos positivos de la risa y la sonrisa en nuestro cuerpo incluyen beneficios para el corazón y el sistema circulatorio, apoya el sistema inmunológico y funciona como analgésico natural.



Además, la risa y la sonrisa tienen implicaciones sociales positivas. La interacción con otras personas se hace más fácil y más agradable cuando la risa y la sonrisa son compartidas, estos comportamientos son contagiosos. Nuestro entorno se siente más agradable con una percepción amigable y receptiva, solo el gesto tendrá un efecto positivo sobre nuestro bienestar.



La sonrisa y una expresión de felicidad serán de gran utilidad en nuestra vida. Esto es particularmente cierto en situaciones difíciles, como durante una entrevista de trabajo. Una persona sonriente y relajada transmite confianza y la capacidad de hacer frente a situaciones de estrés. Esto también será un beneficio en nuestras profesiones, en la construcción de relaciones saludables con nuestros colegas y empleadores.


La risa y la sonrisa también tienen efectos positivos psicológicos, ya que refuerzan nuestra autoestima, nos distrae de preocupaciones y pensamientos negativos, favorece las habilidades intelectuales, ayuda a evitar conflictos, bajos niveles de agresión, alivia los síntomas de la depresión y ayuda a lidiar positivamente con los problemas cotidianos. Está comprobado que una buena risa puede ayudar a liberar las emociones reprimidas dentro de nosotros y dar paso a la satisfacción.



Todo se ve mejor después de una buena carcajada, desde una perspectiva más positiva. Entonces recomendamos reír y sonreír más, ya que puede ser nuestro mejor aliado en la vida. Hoy vamos a regalar una sonrisa a cada persona que se cruza en nuestro camino y tendremos un mejor día, hagamos de esto en un hábito para que los días sean cada vez mejores.


*Luisa França es psicóloga, antropóloga y MA en Psicología de las Organizaciones y los Recursos Humanos. Asesora empresas en RRHH y se desempeña como reclutadora y Life Coach.