15 °C
Portada

Presupuesto 2016 afecta el bolsillo de los menos favorecidos

|

Gobierno británico presentó el presupuesto para 2016 - 2017



Por Isaac Bigio


El partido ‘tory’ que gobierna al Reino Unido desde el 2010 se encuentra en una fuerte crisis, la peor que haya experimentado desde que Cameron fuese reelecto en mayo contando con mayoría parlamentaria absoluta y conformando un gabinete 100% conservador sin tener que estar en alianza con los alicaídos liberal-demócratas.

La crisis se ha desatado con la renuncia de Ian Duncan Smith al gobierno. Él fue el anterior líder del partido en 2001-2003 y había venido siendo el único ministro de trabajo y pensiones de Cameron hasta el 18 de marzo.

Smith escribió una carta de renuncia denunciando los draconianos recortes a los subsidios a los discapacitados. Él había venido infringiendo los más severos ajustes a los desocupados o enfermos bajo el norte de exigirles que vayan a laborar, pero estos recortes afectan a gente que efectivamente nunca va a poder trabajar o de hacerlo requiere cuidados adicionales.


Presupuesto

El miércoles el ministro de economía y finanzas George Osborne presentó el presupuesto de Estado para el 2016-2017.

Inicialmente la prensa se centraba en su propuesta de incrementar impuestos a las bebidas no alcohólicas que contuviesen mucho azúcar, algo que era percibido como un intento de proteger a los diabéticos y, en especial a la niñez, de productos que afectasen su salud.

Sin embargo, hay un tema que al comienzo la BBC y los medios de comunicación no quisieron hablar tanto. Y este es el de los anuncios de los masivos recortes en el presupuesto para los discapacitados.

Según Osborne se plantea reducir en más de mil millones de libras el sistema Pago de Independencia Personal (PiP), mediante el cual cientos de miles de personas que usan sillas de ruedas o tienen discapacidades físicas o mentales reciben una ayuda para que puedan adquirir aditamentos necesarios, pagar a ayudantes o compensarles porque sus dificultades les impiden total o parcialmente el acceso a varios empleos.

Jeremy Corbyn, el líder de la oposición, ha pedido la dimisión de Osborne acusándole de atacar a los sectores más necesitados mientras a grandes capitales les pedirá menos impuestos.

Los mencionados recortes han hecho que, por primera vez en el tiempo que dura este gobierno y que Corbyn jefatura al laborismo, haya aparecido una encuesta en el cual los rojos superan a los azules en las intenciones de voto. Esto último es algo peligroso de cara a los comicios municipales de mayo 2016, los cuales pueden ser un test tanto para el primer ministro David Cameron como para su sombra Jeremy Corbyn.

Cameron se ha visto inmerso en duros ataques que le mencionan que estos recortes se dan mientras se benefician a grandes inversionistas y tienen como objetivo una agenda personal de buscar ahorrar.


Retrocesos

Cameron se ha visto obligado a recular y decir que dichos recortes no serán tan duros, algo que sus detractores han acusado de ser una clásica ‘maniobra tory’ de primero anunciar fuertes medidas para luego moderarlas causando alivios. No obstante, Osborne antes ha debido retroceder en varias propuestas suyas ante presiones de la opinión pública y las cámaras de los comunes o lores. Ejemplos de ello ha sido revertir los cortes en los créditos tributarios a los que ganan menos, la reforma en las jubilaciones y su reciente derrotado intento de ampliar las horas de trabajo dominicales.

Mientras Osborne trató de mostrar su nuevo presupuesto como parte de una estrategia para mantenerse en la Unión Europea, la renuncia de Smith fortalece al campo del alcalde londinense Boris Johnson quien lidera el bloque nacional que pide el No en el referendo de Junio, el cual de ganarlo le catapultaría para pedir que su partido conservador le nombre nuevo líder y primer ministro.


Disputa europea

Muchos parlamentarios conservadores mantienen simpatías por Smith. Su retiro del gobierno da fuerza al bloque euro-escéptico.

Hoy una gran parte del conservadurismo se alinea con el UKIP y tras Boris en pedir la salida de la UE, un pedido que cuenta con el aval de la mitad de la opinión pública.

El plebiscito a darse en junio sobre si mantenerse o separarse de la UE fue inicialmente adelantado por Cameron pensando que alinearía a su partido y al país en su favor tras haber logrado varias concesiones a la UE. Su meta era ganarlo ampliamente para aislar al UKIP y a los euro-escépticos, pero el tiro le salió por la culata.

Pronto Boris Johnson viendo que la oposición de un amplio sector popular a la UE se mantenía decidió encabezar el campo anti-EU para evitar que el UKIP lo lidere y buscar así perfilarse como el futuro jefe de gobierno.

Para Smith, Johnson y otros euro-escépticos Osborne es percibido como el delfín de Cameron, quien quiere ponerlo en la jefatura del partido de cara a los comicios del 2020.

Logrando que Osborne recule en su presupuesto y en sus recortes a los discapacitados es algo que debilita al sector cameronista del partido.


Auge laborista

El gobierno está por anunciar un retroceso total en los ajustes contra los discapacitados, pero su movida no puede detener el ascenso del laborismo.

Jeremy Corbyn, que era muy cuestionado por muchos parlamentarios laboristas debido a su supuesto radicalismo, ahora ha llevado a su partido a encabezar sondeos.

Lo más probable es que la crisis conservadora, el auge laborista y el desgaste del gobierno municipal de Boris logre que en Londres ganen ampliamente los ‘rojos’.

La crisis conservadora también viene catapultando al Partido Nacionalista de Escocia. Esto por dos razones: 1) oposición popular a los recortes; 2) en caso que Inglaterra vote a favor de salirse de la UE y Escocia masivamente en contra se daría pie a un nuevo referendo escocés.

En Escocia se percibe que si el Reino Unido se sale de la UE, Escocia se saldría de UK.

Los recortes a los discapacitados van a ampliar el descontento social y los planes de Osborne van a seguir radicalizando a los sindicatos y a la izquierda.